Objetivo: ¡Necesito entrar en ese bikini!

Comentarios 0 7 -/-
FacebookTwitterEmail

Oficialmente, el verano empieza el 21 de junio. Eso nos da tiempo para empezar a preparar nuestra silueta, pero ¡ojo!, queda poco para empezar a llevar menos ropa. Esto significa dejar en evidencia esa zonas no reafirmadas de nuestros cuerpos y está claro que no lo vamos a conseguir sin esfuerzo, así que, 3, 2, 1... ¡pistoletazo de salida al gran objetivo: necesito entrar en ese bikini!

Debemos tener hábitos saludables para que nuestro cuerpo empiece a notar los efectos del deporte y que además refleje salud, para ello, muy importante comer de manera una dieta variada pero lo más sana posible, beber mucha agua, descansar entre 7 y 8 horas cada día y lo más importante: estar muy motivados.

Llevo años luchando contra la operación biquini, intentando mil tipos de cremas anti celulíticas, quema grasas, etc.; pero algo que he aprendido durante todo este tiempo es que hay algo que yo misma puedo hacer sin tener que gastarme el dineral que llevaba hasta ahora: la natación

Seguro que has escuchado muchas veces que la natación es uno de los deportes más recomendados para mantener la línea. ¿Y por qué? Porque la resistencia del agua es 12 veces mayor que la del aire.  Además el agua también tiene un efecto drenante al agitar las piernas: crol, estilo espalda, ejercicios con tabla, etc.

La natación sin accesorios concretos es un deporte que afina la silueta. A fuerza de bateos y de ejercicios acompañados de accesorios, el efecto drenante del agua actúa sobre la silueta. De modo que, con un entrenamiento tradicional de natación durante un mínimo de 45 minutos dos veces por semana, ya lograrás la eficacia que buscas. 

Entrenar dos veces a la semana es lo mínimo que puedes hacer para que el cuerpo se acostumbre al esfuerzo y lograr una cierta regularidad. Evidentemente, progresarás más y poco a poco aumentando la intensidad de tus entrenamientos podrás proponerte objetivos cada vez más ambiciosos.

En paralelo a las sesiones de natación tradicionales, los ejercicios con accesorios pueden ayudarte a adelgazar progresivamente. Por un lado, la aleta corta garantiza una buena frecuencia de bateo y exige un mayor ritmo cardíaco. El movimiento es muy parecido al movimiento "natural" y permite concentrar el esfuerzo en el refuerzo muscular y hacer trabajar los abdominales-glúteos.

Por otro lado, la aleta larga, garantiza un esfuerzo mayor y una sensación de deslizamiento más intensa durante la práctica. Estas aletas requieren un esfuerzo muscular y hacen trabajar toda la pierna.

Necesito entrar en el biquini | Blog Natación Decathlon El entrenamiento con aletas suponen un refuerzo muscular.

Si lo que buscas es reforzar totalmente la musculatura de brazos y piernas te recomienda un accesorio tan completo como el pull-buoy. Un pull buoy es una especie de flotador utilizado natación para hacer trabajar exclusivamente los brazos en el crol y los brazos y la ondulación en el estilo braza y mariposa. 

La palabra pull buoy se traduce literalmente como boya para tirar porque sirve para trabajar la primera parte del movimiento del brazo, en el momento en que el nadador tira, a lo largo de la parte superior del cuerpo, antes del impulso, a lo largo de los muslos. Hay dos tipos de pull buoy, contamos con el tradicional y el pull kick, el cual sirve de flotador y de tabla de natación. Con este accesorio trabajamos la parte superior e inferior del cuerpo durante un mismo entrenamiento.

Por último, decirte que en los entrenamientos puede resultar muy útil usar una tabla de bateo. Con este accesorio solo tendrás que concentrarte en la parte inferior del cuerpo y en los abdominales. Para ello, podrás realizar distintos tipos de ejercicios que harán trabajar a la vez diferentes partes del cuerpo (abdominales, muslos, nalgas...) y evitarán que te aburras.

Ahora no hay excusas para empezar a poner el cuerpo a tono, ¿a qué esperas para empezar con tu entrenamiento?


Contenido elaborado junto a apasionados de la natación de Decathlon. 

: