Menú

Un producto con una historia real: MP3 ACUÁTICO

5 218
5/5

Llevo 28 años años al lado del agua, esta es la primera frase que representa mis vivencias. Me llamo Marta y a los 6 años empece a nadar y desde entonces no me separado de la natación. Mis entrenamientos eran diarios de lunes a sábado, más de dos sesiones con el objetivo de ganar un campeonato de natación. 

El sacrificio era constante, nadando a contracorriente y con todos los obstáculos que se ponían por delante entre ellos: la desmotivación y el cansancio. Recuerdo el cantar canciones con mis compañeros para hacerlo todo más divertido, eso es lo que más me levantaba el ánimo en momentos débiles, la música.  

Todos sabemos que la música nos acelera las pulsaciones, nos hace vibrar, nos hace emocionar y nos hace pensar en aquello que queremos.  

A los 22 años me retire de la natación de élite, con 21 medallas conseguidas en mi carrera deportiva,  eso significaba muchas horas dentro del agua, y pensé que nunca me separaría de mi deporte más querido, por eso me apunte al gimnasio e iba a entrenar haciendo sesiones  de entrenamiento pensadas por mi experiencia, sin tener un entrenador  o compañeros con quien CANTAR.

En ese momento, yo no conocía la existencia de un producto  tan motivador como el MP3v2 NABAIJI  y este accesorio de Decathlon fue mi fuente de motivación,  mi gran compañero y se volvió mi gran amigo en el agua. Al ver el producto pensé que la música era lo que me faltaba para no separarme de la natación, ya que mi retirada de la competición estaba siendo muy compleja, y el MP3 podría ser la solución. El producto era muy económico y era accesible a mi presupuesto, así que me lance a comprarlo.

Me dirigí a mi casa y me puse a investigar su función, todo era muy sencillo, muy fácil y en menos de una hora tenía el MP3 preparado para  acompañarme en mis entrenamientos.

Al día siguiente fui al gimnasio, con mi sesión de natación pensada, pero con la diferencia que llevaba la música como compañero. Me puse el gorro, las gafas, el mp3 y mi cabeza se sumergió en el agua, mi corazón empezó a palpitar de emoción, mis brazos se movían solos y mis piernas iban a una velocidad que parecía que quisieran bailar. Ese mp3v2 impulso un giro a mis entrenamientos en solitario,  un giro a la natación, ya no me desmotivaba en mis sesiones  y volvía a disfrutar con el agua. El mp3  se ha convertido en mi gran compañero dentro del agua.

Esta es mi historia  real con el MP3.

Actualmente en tienda tenemos el mp3 V3 con una mejoría en su capacidad, estanqueidad y mejor sonido por el mismo precio accesible a su compra.

Hasta el próximo post nadadores!

2019-10-01 (1)
2019-10-01
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
#5 MARTA SAEZ
Hola Mari Carmen! Muchas gracias por los ánimos y la confianza, nos vemos en el próximo escrito.
#4 MARTA SAEZ
[ Este comentario ha sido eliminado por su autor ]
#3 MARTA SAEZ
Hola Jordi, me alegra que la historia te gustase. Es una vivencia y una experiencia muy buena y positiva, nadar con música. En tienda ahora tienes MP3 V3 por el mismo precio que el V2 y con garantía. Si tienes cualquier duda me puedes escribir, estaré encantada de ayudarte. Un saludo y hasta el próximo POST! Muchas gracias por seguir mis publicaciones.

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.