Menú

Cómo adaptar tu pádel a las condiciones de la pista

0
5/5

Cuando juegas un partido de pádel existen varios factores que determinan la forma en que desarrollamos no solo los golpes más específicos sino también la estrategia que debes seguir para sacar el mejor rendimiento en cada situación.

Y es que no es lo mismo jugar en una pista cubierta con paredes de cristal, verja uniforme y rígida en un clima seco que en una pista de muro con verja alambrada menos uniforme en un clima húmedo y con viento. Las decisiones que tomarás respecto a tus golpes serán diferentes, la forma de reaccionar a los del rival también y el planteamiento del partido cambiará.

Vamos a ver las diferentes cuestiones que debes tener en cuenta atendiendo a cada factor esencial y profundizaremos en qué se debe evitar y qué se debe potenciar.

El viento


Solo afecta en pistas descubiertas, ya sean techadas o no. Si hay viento el juego aéreo se vuelve muy incómodo y los globos muy altos serán muy complicados de devolver. Por lo que un globo bien alto nos puede dar más que un respiro, incluso puedes hacernos ganar un punto.

Para devolverlos, si es posible (cuando el globo no sea demasiado profundo) dejarlo botar será preferible y si vamos a hacer bandeja o víbora en lugar de dejar la distancia de contacto justa, debemos acercarnos algo más a la bola porque quizá nos toque corregir la posición en cuestión de milésimas.

La humedad


La humedad juega un papel fundamental y afecta no solo a las pistas descubiertas sino a las indoor también. Si juegas al pádel con una humedad relativa demasiado alta la bola no va a volver a no ser que le pegues como Silingo o Tello. Por lo que será más efectivo tratar de cortar los remates en la red o buscar la sacada por cuatro según sea más conveniente.

En una pista de metacrilato descubierta, si ha llovido horas antes de jugar y las paredes siguen mojadas debemos tener especial cuidado al dejar botar la bola en el cristal de fondo, porque la bola caerá muy rápidamente después del bote y hará muy difícil la devolución.

En estas condiciones, es conveniente buscar bolas profundas, y tratar de ganar la red a los rivales constantemente.

Con humedad alta o incluso con pista mojada, las bolas pesarán más, debemos marcar más los globos, desarrollar más fuerza en los planos y no valdrá solo con dejar la pala para volear en la red bolas que vengan con gran velocidad.

La superficie


Lo más común, si no competimos o entrenamos para hacerlo, es que juguemos en pistas outdoor de clubes o comunidades de vecinos. Estas pistas incluso a veces no cuentan con moqueta y tienen verjas de alambrado irregulares y no rígidas, por lo que adaptarse al medio es fundamental.

Si jugamos en una pista sin moqueta, es decir con suelo y paredes 100% muro, la bola va a volver mucho si le pegamos fuerte. Así que si tenemos esta técnica perfeccionada, no hay que cortarse en absoluto. Hay que tener en cuenta que se cargarán las piernas, rodillas, tobillos por lo que el desgaste físico será superior y debemos ser conscientes de ello a la hora de plantear el partido. También tendremos que estirar muy bien después del partido. 

También existe la posibilidad de que la pista se haya enmoquetado sobre una superficie rígida de forma irregular, así que si observamos botes extraños lo mejor que podemos hacer es siempre preparar el golpe con más antelación y colocando la pala lo más baja posible para estar listos ante cualquier bote raro. 

La luz


Si el sol deslumbra a tus rivales significa que te deslumbrará a ti en los próximos juegos. Así que es totalmente legítimo que aproveches esta circunstancia  tirando globos en zonas donde la visibilidad se complique, ten en cuenta que cambiáis de pista y que los rivales pueden hacértelo a ti.

Tres consejos si te deslumbra el sol o un foco en la pista:

  1. No te quejes, ni siquiera lo comentes. No des información valiosa.

  2. Recuérdalo para explotarlo al cambiar de pista y díselo a tu compañer@

  3. Ya conoces el sitio. Así que si se repite la situación, cancela la idea de remate agresivo y juega más seguro.

Con estos simples consejos, puedes ganar algo de ventaja con respecto a tus rivales, e incluso tenerlos en cuanta a la hora de buscar pista de pádel. Para terminar, incluimos algunas normas de buena etiqueta durante el juego:

Recuerda que el buen jugador de pádel no se excusa por el clima o el bote irregular de la pista, el buen jugador de pádel se adapta mejor que su rival a las circunstancias.

Esta muy feo hacer comentarios sobre la calidad de los materiales, de la verja o del bote de la bola si juegas como invitado en la pista de amigos, compañeros de trabajo o de ranking... En el pádel, se mete en la nevera a los impertinentes y no se les saca en todo el partido.

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.