Menú

"CONFINAMIENTO: el infinito viaje de la acción a la reflexión"

42 329
5/5

Quiero comenzar estas líneas con lo que ha supuesto para mi esta pandemia.

Durante varios años hemos gastado las pilas de los relojes, del ritmo que hemos llevado en nuestras vidas diarias. La sociedad se ha convertido en un viaje con vidas rápidas, sin frenos, acelerando cada vez más de prisa sin opción del stop.

Entregamos diariamente una gran parte de nuestras energías en una vida cada vez más acelerada, sin tiempo para plantearnos que hacer para mejorar nuestro proyecto vital.    

Desde que el móvil nos da el disparo de salida, iniciamos una carrera a la que entregamos todo lo que somos de forma autómata: nos ponemos en pie, nos duchamos, y, mientras desayunamos, nos vestimos, cogemos las llaves, el bolso y salimos  a toda prisa para coger el coche, llevar a los hijos al colegio en su caso, y  seguir hasta nuestro puesto de trabajo (primera “meta volante”). Una vez allí, damos todo los que somos para cumplir con lo que la empresa espera de nosotros y con nuestras aspiraciones laborales. Cumplida esta segunda etapa, iniciamos la vuelta a casa con la ilusión de poder volver a ver y disfrutar de la compañía de nuestros seres más queridos (el premio fin de etapa). Y, todo ello, aderezado con una mayor o menor dosis del estrés que nos produce pensar que no llegaremos a cumplir con todo.

“NO PARAMOS, PERO SÍ NOS HAN OBLIGADO A PARAR”.

Debemos intentar entrenar la resistencia y manejar la incertidumbre en medida de lo posible. Con esto, conseguiremos un mayor control de los sentimientos, un desarrollo en la capacidad de adaptación y seremos capaces de asimilar que todo es temporal.

¿Qué nos aporta el deporte en estos difíciles momentos?

El ejercicio puede ayudar a gestionar el estrés, a estimular el sistema inmunitario y a mejorar los niveles energéticos.  

Debido a las restricciones de cada etapa del confinamiento, hemos tenido que adaptar nuestros entrenamientos, desarrollando la imaginación para crear nuevas rutinas deportivas en espacios mucho más limitados, a los que estábamos acostumbrados. Pero, aun así, cada deportista ha conseguido esas metas propuestas.

Todos tenemos alrededor a personas que has hecho una “etapa puente”, con su deporte habitual. Como, por ejemplo: los futbolistas. Deportistas con sus instalaciones cerradas y estrictas restricciones para no poder practicarlo, aun así, han buscado alternativas con otros deportes, como, por ejemplo: el pádel.

Al ser un deporte tan divertido, social y sin necesidad de tener un buen nivel para poder disfrutarlo, se ha convertido en el deporte post covid.

banner_seguros_deportistas

Para finalizar, quería recordaros que “el distanciamiento que estamos sintiendo es físico, pero no emocional”.  Soy consciente de que la gran mayoría de las emociones van ligadas a la práctica física y expresiva, pero sigamos aprendiendo y no dejemos de demostrar lo que sentimos, de una forma distinta, pero busquemos la manera de hacerlo. Con una bonita sonrisa, una nota de cariño, un pequeño detalle, una canción con llena de recuerdos… lo que ahora mismo si que tenemos es “tiempo”, utilicémoslo en intentar ser feliz mientras esta época pasa por nuestras vidas.

Espero que os haya gustado y sobre todo que os aporte un poquito de positividad en este camino por el que estamos atravesando, llegando a la conclusión: “ vivir el momento, sacándole la mejor parte para disfrutarla, pero sin olvidarnos de  aprender de la otra que no nos agrada siempre.

Comentarios

Buena reflexión Maria. Visto y comprobado que el Padel ha sido una de las actividades que ha salido ganando tras el confinamiento, una pena que haya tenido que pasar algo así para que muchos jóvenes se acerquen a nuestro deporte. Ojalá y sigan jugando porque el Padel es un deporte muy agradecido. ¡Felicidades por el artículo Maria!

Buena reflexión en estos tiempos de Pandemia, que nos invitan a bajar el ritmo y reducir el estrés, valorar lo verdaderamente importante, sacar una lectura positiva de todo lo que está sucediendo, en un intento de mejorar nuestra vida física y emocionalmente, a través del deporte y de las muestras de afecto y cariño hacia los demás con el objeto de ser felices a pesar de la adversidad.

Preciosa reflexión en este texto que nos anima a continuar el viaje. Me he sentido identificada en muchas de sus líneas. Gracias a su autora por aportarnos positividad en estos tiempos 💞


¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.