Menú

¿Cuándo debo renovar el material de pádel?

0 30
-/5

Claves para saber cuando renovar el material de pádel

Una pregunta muy común es: ¿Cada cuanto debo renovar el material? ¿Al año? ¿A los 2 años? ¿Cuando se rompa?... Pues la respuesta no es tan sencilla como cabría esperar, ya que depende de muchos factores. No es lo mismo una persona que juega 2 o 3 veces por semana, a otra que juega 2 o 3 veces al mes, por ejemplo.

Para intentar poner algo de luz sobre el asunto, veremos ciertos indicadores que nos pueden ayudar a decidir el momento idóneo de esa renovación, principalmente en 4 materiales: calzado, pala y grip u overgrip, y pelotas.

Calzado

Es cierto que un indicador muy fiable de que debemos cambiar el calzado, es que nos resbalamos de manera involuntaria en la pista, y que el calzado no se agarra bien a la superficie. Personalmente no aconsejo llegar hasta este extremo, porque jugamos con el riesgo de lesionarnos tobillo o rodilla principalmente.

Comúnmente el calzado de pádel tiene la suela de espiga, que nos ayuda en el agarre. Ese dibujo “zigzagueante” debe ser visible para que sea efectivo. Cuando empezamos a ver zonas en las que el desgaste hace que ese dibujo ya casi no sea visible, tendremos que cambiar de calzado.

Renovar el material

Como siempre suelo decir:

Si no dejamos que los neumáticos de nuestro coche se queden lisos por miedo a no controlar el coche, tampoco debemos dejar que la suela de nuestro calzado pierda ese dibujo… porque perderíamos el control de nuestro cuerpo.

Pero no debemos quedarnos solo con esa zona para decidir cambiar nuestro calzado o no. También debemos tener en cuenta la parte superior que cubre nuestro pie, y la zona interior que es la que se ajusta al pie y nos da confort, ya que puede hacer que el pie se nos mueva en exceso dentro del calzado y provoque rozaduras o molestias.

Pala

Renovar el material

Aunque visualmente nuestra pala parezca en perfecto estado, debemos tener en cuenta 2 factores muy importantes:

  • Frecuencia de juego → Una pala que es utilizada más veces por semana, tiende a deteriorarse más que otra que no se utilice tanto.
  • Tiempo que tenga nuestra pala → Esto es muy importante porque aunque juguemos más o juguemos menos veces a la semana, nuestra pala va a ir perdiendo las propiedades de sus materiales. La goma EVA y el FOAM se pudrirán poco a poco, la fibra de vidrio o la fibra de carbono se irá agrietando, los cambios de temperatura modificarán sus propiedades, etc...

La mejor manera de cuidar nuestra pala es guardarla en su funda o paletero (si es termo mucho mejor), no mojarla o jugar con lluvia y obviamente no golpearla contra el suelo o la pared. Pero aún con todo esto, se va a ir deteriorando poco a poco.

Ciertos indicadores para renovar nuestra pala, pueden ser:

  • Grietas en la fibra → si la grieta se produce en la cara de la pala, inevitablemente debemos cambiarla, ya que el golpeo afecta a nuestro juego (perdemos mucho control sobre la pelota, la pala vibra mucho más, se pierde potencia en el golpeo). Cuando la grieta se produce en la parte externa, en el marco, irá “caminando” poco a poco hacia el interior de forma inevitable causando los mismos problemas mencionados anteriormente.

  • Se hincha → si notamos que la cara de la pala está hinchada o inflada con respecto al marco, es sintomático de que la goma interior no está en las mejores condiciones para su uso. También pudiera ser, que la sujeción entre la goma y la fibra se haya perdido, o que la resina que se utiliza en la fabricación de la pala, para unir las capas de fibra, se ha desprendido por cualquier motivo.

  • Cuando golpeo, suena como una “maraca” → esto sucede cuando se desprenden fibras hacia el interior del marco de la pala. A veces es simplemente molesto por su sonido, pero tendríamos que pensar en renovarla.

  • Pierde potencia en el golpeo → como bien comentamos anteriormente, la goma pierde propiedades, y con el tiempo se vuelve menos flexible y más dura… lo que hace que tengamos la sensación de que la pelota no sale de nuestra pala, y el golpeo se hace más traumático.

  • Mucho tiempo sin cambiarla → si llevamos con una pala más de un año y aún así notamos que sigue en perfectas condiciones, cosa que a priori ya les digo que es muy muy difícil, debemos tener en cuenta que cada año la tecnología avanza y los materiales también. Se crean tecnologías para evitar más la vibraciones, mejorar el control de nuestro juego, aumentar la potencia en los golpes definitivos, etc. Estar al día en estas nuevas tecnologías nos hará poder competir en plenitud de facultades.

Es importantísimo jugar con una pala en buen estado, porque no solo influye en nuestro juego, sino en nuestro cuerpo, evitando posibles lesiones de muñeca, codo, hombro y espalda. Es básico, entonces, renovar el material de la pala.

Grip y overgrip

El agarre de nuestra pala es fundamental. Los colores de los grips no son tan importantes como las prestaciones que ofrezca, es decir, una persona que jugando suele sudar bastante, siempre deberá utilizar un grip y overgrip de absorción y agarre, ya que es lo que su mano demanda en este caso. Mientras, otra persona que apenas sude y busque algo de comodidad en el agarre, deberá utilizar un grip y overgrip de confort.

Deberemos renovar el material de agarre cuando pierdan su función, o lo que es lo mismo, cuando veamos que ya no nos agarra igual que antes, cuando se desgaste por la fricción con nuestra mano o dedos, cuando se deteriore por el uso… pero nunca debemos esperar a que se “desintegre” y empiece a soltar polvo, porque significa que hace mucho debió ser cambiado.

Pelotas

Normalmente es uno de los materiales que se tienen muy en cuenta a la hora de renovarlo, ya que a nadie nos gusta jugar con una bola en malas condiciones. Cuando notamos que la pelota pierde presión, que la golpeamos y se “aplasta” en exceso contra nuestra pala, o que ha perdido ya demasiado “pelo”, debemos renovar el material, cambiar esas bolas por unas nuevas.

Hay que tener en cuenta que las bolas presurizadas, que son aquellas que vienen en tubos, una vez las abrimos van a ir perdiendo presión juguemos o no juguemos, pero si además de eso las utilizamos en unas condiciones de humedad, lluvia, o simplemente se mojan por algún motivo, restará vida útil de las mismas.

Renovar el material

Espero haberos ayudado a reconocer el momento exacto en el que renovar el material de pádel, o por lo menos reconocer cuando empieza a perder su rendimiento óptimo. Ya sabeis que un buen material no hace que ganemos partidos por sí solo, pero nos ayuda mucho a ello.

¡Gracias por leer mi artículo sobre la renovación del material de pádel! Recuerda que siempre puedes dejar tu opinión en los comentarios y no olvides echar un vistazo a nuestro Catálogo de Pádel.


David Suárez Rubio 

Apasionado técnico Pádel 

Decathlon Tamaraceite

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.