Llega el calor, adapta tu juego a las bolas de pádel en verano

Comentarios 0 6 -/-
FacebookTwitterEmail

Uno de los aspectos fundamentales que tenemos que tener en cuenta con la llegada del calor, es la mayor viveza de las bolas de padel. Deberemos adaptar nuestro estilo de juego a la temporada que se avecina, ya que serán aspectos a mejorar en nuestros entrenamientos. 

A continuación veremos algunos consejos para que puedas disfrutar de tu deporte favorito en verano.

Existen tres situaciones de juego que siempre están presentes en nuestro deporte, y que debemos variar en función de las condiciones que nos encontremos. Son las siguientes:

Situación de Defensa

Cuando nos encontramos en el fondo de la pista, uno de los aspectos más importantes es el rebote de pared. La pelota sale despedida con mayor velocidad y altura, por lo que tendremos que observar nuestra terminación y acompañamiento de la misma. Debemos tener en cuenta estos dos conceptos: velocidad a la que me llega la pelota; altura después de producirse el rebote de las bolas de padel en la pared Siempre procura estar bien apoyado y mantener tu centro de gravedad bajo.

Bolas de padel en verano

Situación de Ataque

Nos situamos en red. Todos los armados de nuestros golpes deberán ser más cortos. Nos concentraremos en impactar la pelota delante de nuestro cuerpo y evitar el rebote excesivo de la pared de fondo. Uno de los aspectos que más podemos aprovechar con la llegada del calor es el smash. Con cualquier pelota corta, ya sea en forma de globo y una altura razonable, podemos aprovechar para imprimir velocidad a la ejecución de nuestro golpe e intentar realizar un punto ganador.

En la imagen podemos observar una preparación corta y delante del cuerpo de la volea de revés.

Bolas de padel en verano

Transiciones hacia delante y atrás

Estamos en movimiento, tenemos que realizar la mejor decisión para que nos facilite la recepción de la  bola de pádel: bolas de padel-pelotas de padel artengo

Cuando nos desplazamos del fondo hacia la red (Transición hacia delante), el principal aspecto sería la altura de las bolas de padel, ya sea porque hemos sobrepasado a los rivales o porque hemos jugado una pelota por debajo de la altura de la red. 

En situación contraria, desde la red hacia el fondo (Transición hacia atrás), debemos decidir si dejar botar o no la pelota. Generalmente, si vemos que la pelota no va a sobrepasar la línea de saque y llegamos con buen apoyo, realizaremos una bandeja o smash (dependiendo de la distancia con la red); y si el bote de la pelota es profundo, la dejaríamos botar y comenzaríamos el punto desde la situación de defensa. 

En caso de duda siempre la dejaríamos botar.

Una vez que nos hemos detenido a observar nuestros consejos en cada una de las áreas vistas anteriormente, solo nos quedaría ponerlas en práctica. Os aconsejamos que tengáis unas semanas de adaptación en vuestros entrenamientos para que obtengáis el mayor rendimiento.

Os animamos a que nos transmitáis vuestras sensaciones, opiniones y resultados. Disfrutemos de la llegada del calor y de nuestro deporte favorito: PADEL

David Morgaz 

Apasionado de las raqueta 

Decathlon Alcalá de Guadaira

: