Menú

Claves para planificar una pretemporada de Pádel

0 11
-/5

Una buena pretemporada

Año nuevo, nuevos propósitos y nueva e ilusionante temporada de pádel. Después de las vacaciones, toca recargar pilas para una nueva temporada, y para ello, lo más importante, será una buena pretemporada, que nos hará llegar en el mejor estado físico posible, comprendiendo ésta, desde el inicio de los entrenamientos, hasta el inicio de la competición.

En primer lugar, antes de empezar debemos rodearnos del mejor equipo, puesto que será fundamental para ayudarnos a lo largo de toda la temporada. Por ello necesitaremos un entrenador para trabajar los aspectos técnicos y tácticos del juego, marcarnos unos objetivos y ayudarnos a cumplirlos. Y también un preparador físico, que nos ayude a estar a tono para competir en las mejores condiciones en el momento preciso.

La labor de un preparador en la pretemporada, será la de evaluar nuestro estado físico en el inicio, elaborando un plan de entrenamiento para mejorar nuestra condición física. Junto a él y al entrenador marcaremos los objetivos de dicha temporada, y de ellos dependerá esta preparación. El éxito de una buena pretemporada no solo dependerá del entrenamiento en si, sino además, de la intensidad y la constancia para cumplir con lo marcado.

Claves para la pretemporada

Centrándonos en cómo planificar la pretemporada, comenzaremos con los bloques de entrenamientos, yendo de menos a más intensidad, con sesiones suaves los primeros días, hasta que vayamos realizando sesiones más largas y duras. En cuanto a la carga de trabajo comenzaremos con muchas repeticiones a baja intensidad para luego, conforme vayamos avanzando, reduzcamos el volumen y aumentando la intensidad.

Claves para la pretemporada

Trabajo de flexibilidad

El objetivo de este programa busca fundamentalmente mantener una movilidad articular de trabajo que nos permita realizar bien los gestos técnicos del pádel. Realizaremos un calentamiento adecuado,  que nos asegure una correcta temperatura corporal, reduzca su viscosidad y favorezca su extensibilidad.

Trabajo de la velocidad

Es la capacidad de realizar acciones con la máxima intensidad en el menor tiempo posible. Para mejorar la velocidad es importante fortalecer la musculatura del tren inferior.Tenemos diferentes tipos de velocidad, la de desplazamiento y la de reacción, y cada una  de ellas se trabaja de manera específica.

  • Velocidad de desplazamiento: Es la que permite desplazarse de un lugar a otro, es decir, recorrer una distancia, en el menor tiempo posible.

  • Velocidad de reacción: Es la capacidad de responder lo más rápidamente posible a un estímulo.

Trabajo de la Potencia

Se refiere a la fuerza que puede aplicar una persona con un movimiento y a la velocidad con que dicha aplicación se concreta, por lo q se trata, de la capacidad de un individuo para ejercer fuerza de manera rápida. En determinados partidos o entrenos tenemos la sensación de que las piernas no van, esa sensación de agobio y de impotencia es la que nos hace ver la importancia que tiene trabajar bien la potencia en el tren inferior para nuestro deporte, y más teniendo en cuenta que hoy en día la gente cada vez está mejor preparada físicamente, y es por ello, que la falta de potencia en momentos puntuales de un partido, pueda quitarnos algo que estaba en nuestras manos.

Trabajo de la Resistencia

Es la capacidad física que permite realizar una actividad o esfuerzo durante el mayor tiempo posible, siendo también la capacidad de un deportista para hacer frente a la fatiga. Debemos trabajar la resistencia adaptándola a nuestro deporte, dónde sacaremos el mayor rendimiento de esta.

Existen dos tipos principales de resistencia:

  • Resistencia aeróbica: Se trata de la capacidad de una persona para realizar un esfuerzo de baja o media intensidad durante un tiempo prolongado con el suficiente aporte de oxígeno a las células. Cuando se posee una buena resistencia aeróbica se puede hacer frente a la fatiga que produce el ejercicio consiguiendo mantener el ritmo y la intensidad durante un tiempo considerable. Sin sufrir una caída importante del rendimiento físico con el paso de los minutos.

  • Resistencia anaeróbica: Consiste en soportar esfuerzos de alta intensidad en los que el organismo demanda más oxígeno del que es capaz de aportar el sistema cardiocirculatorio. Por este motivo, la duración del esfuerzo es menor (alrededor de 3 minutos) y se podrá ir aumentando y prolongando en el tiempo en función de la preparación del deportista. El pádel es un deporte eminentemente aeróbico donde las fases anaeróbicas son determinantes por la alta intensidad que supone el juego de algunos puntos. Entender esto nos ayuda a saber cómo entrenar la resistencia enfocada a lo que necesitamos para jugar al pádel.

Dos de los factores que más influyen en un entrenamiento, y lo largo de una temporada, que a veces no tenemos muy en cuenta, son  una buena hidratación, y una buena alimentación, por lo que  no debemos descuidarlo en ningún momento. Recuerda, es importante ponerse en manos de profesionales para sacar el máximo partido a tu entrenamiento, y afrontar una temporada de competición con garantías. Si esto lo unimos a un esfuerzo individual y de trabajo con nuestra pareja seguro que conseguiremos los resultados esperados.

¡Gracias por leer mi artículo! Si te apasiona el pádel y todo lo relacionado con este deporte  te invito a dejarme un comentario y a conocer nuestro catálogo.

Domi Muñoz Pavón 

Apasionado de Pádel  

Decathlon Huelva

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!
Este contenido te puede interesar

Completa tu experiencia con este contenido



¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.