¿Cómo coges tu pala de pádel? Sentando las bases.

Comentarios 0 31 -/-
FacebookTwitterEmail

En el post de hoy vamos a descubrir las distintas empuñaduras que podemos utilizar para la práctica de pádel. Pero antes de nada comenzaremos diciendo que entendemos por empuñadura como la forma en que el jugador sujeta la pala para realizar golpes. Y la catalogaremos como uno de los fundamentos técnicos más importantes en la práctica del pádel, ya que representa la base para poder realizar el golpe.

Una vez dicho esto, es hora de pasar a analizar las que considero como tres empuñaduras básicas en pádel. Y para ello lo vamos a realizar todo de una manera muy gráfica.

Comenzaremos teniendo en cuenta esta mano, en la que se distinguen una serie de letras.

puntos palma mano

Y ahora es cuando empezaremos a analizar la forma de agarrar la pala teniendo en cuenta cada una de las empuñaduras:

1) Empuñadura Continental.

La zona hipotenar de la plama de la mano (F) y la base palmar del índice (A) deben ir alojadas entre la zona 1 y la zona 2 del puño de la pala. La zona de apoyo de la pulpa del dedo pulgar (P) debe colocarse en la parte inferior de la zona 4.

planos

Esta es una empuñadura prácticamente utilizada en la totalidad de los golpes, ya que la muñeca tiene una mayor movilidad y de esta manera conseguimos más facilidad para situar la pala en distintas posiciones. Ahora bien, existe un inconveniente ya que se necesita una fuerza considerable en la muñeca para realizar los movimientos y golpes.

2) Empuñadura este de derecha.

La zona hipotenar de la palma de la mano (F) y la base palmar del índice (A) deben colocarse en la zona 2. La zona de apoyo del dedo pulgar debe colocarse en la zona 4.

derecha

3) Empuñadura este de revés.

La zona hipotenar de la palma de la mano (F) y la base palmar del índice (A) deben colocarse en la zona 1. La zona de apoyo de la pulpa del dedo pulgar debe colocarse en la zona 3.

este

Estas dos últimas empuñaduras favorecen a la transferencia de la fuerza y el impacto, al haber más apoyo de la mano en la pala. Se suelen utilizar mucho en niveles de iniciación, en niños y adultos con fuerza reducida en la muñeca. Una vez se haya adquirido el golpe con esta empuñadura hay que realizar una transición a la empuñadura continental.

Esto es todo por hoy padeleros. Espero que os sirva esta info para corregir aquellos defectos que encontréis a la hora de agarrar vuestra pala. Y me gustaría que de todo lo dicho os quedarais con una cosa: “Nuestra mejor amiga es la empuñadura continental”.

¡Un saludo!


Contenido elaborado junto a apasionados del pádel de Decathlon. 

 

: