El saque en el pádel

Comentarios 0 5 -/-
FacebookTwitterEmail

El saque en el pádel es una de las fases del juego más importantes puesto que puede determinar la evolución y desenlace de un punto durante el juego. Si bien no es tan determinante como puede resultar en tenis, en el cuál es servicio juega un papel vital, el conocer la técnica de su correcta ejecución nos puede permitir llevar la delantera en los juegos en los que nos toque servir. A continuación os dejamos unos consejos para mejorar vuestros servicios:  

  • Dirección: Conviene variar la dirección de saque y alternarla entre pegada al cristal, al medio y cerca de la línea para que el contrario no se acostumbre a recibir con comodidad o pueda predecir el lugar donde va a restar.
  • Profundidad: De la misma forma, debemos alternar entre saques cortos y largos, pegados a la línea para obligar a nuestro rival a realizar un buen resto. Lógicamente, el tirar un saque más largo o corto nos exigirá golpear a la bola de una forma u otra.
  • Posición: La posición del cuerpo a la hora del saque es vital. Se recomienda que los pies estén alineados con la pala, la cara de la pala debe estar un poco abierta y la mano que sostiene la pelota debe comenzar a la altura del hombro.
  • Botar la bola: El reglamento nos exige que la bola bote en el suelo antes de golpearla. En este sentido, es muy importante dejar caer la bola, no impulsarla para que bote, puesto que su impulso podría complicarnos la realización de un impacto correcto, en el momento del impacto, el jugador deberá golpear la pelota a la altura o por debajo de su cintura, considerando aquella en el momento del golpeo, y tener al menos un pie en contacto con el suelo.
  • Sacar con efecto: Es un saque cortado, como una dejada, que obliga al rival a acercarse rápidamente para responder la bola antes de que esta bote y se quede “como muerta”.
  • Estudiar al rival: Realizar distintos tipos de saque, variando la dirección, profundidad e impacto nos permite analizar cuales son los que nuestro rival responde peor. Conviene prestar mucha atención a este aspecto puesto que nos puede hacer ganar muchos puntos directos.
  • Tiempo: No tener prisa por poner la bola en juego rápidamente y tomarnos nuestro tiempo nos permitirá realizar el saque correctamente y no adquirir vicios perjudiciales a la hora de su ejecución.

Es muy importante variar con nuestros saque, a pesar de que no es del todo determinante nos puede permitir encaminar y coger la iniciativa del punto. ¡Suerte en vuestros partidos! 

Jaime Rueda 

Apasionado de los deportes de raqueta

Decathlon Rivas 

: