Menú

La teoría de la cuerda en el pádel

0 14
-/5

No, la teoría de la cuerda no tiene nada que ver con la física. Os explico. Como sabemos, el pádel es un deporte de pareja; pero la compenetración debería ser tal que pareciera que ambos jugadores son conducidos por una misma mente. Con esto quiero decir que se mueven de forma armónica y siguiendo la misma dinámica de movimientos, cada uno en su perímetro de influencia.

Pero bueno, esto es algo bastante difícil y por ello se ideó una teoría para intentar mejorar y explicar de manera más fácil como deben desplazarse los jugadores por la pista. Esta teoría es la conocida Teoría de la Cuerda, que nos viene a decir que cuando un jugador se desplaza en la pista, al tirar de una “cuerda (imaginaria)” desplazaría con él a su compañero y este ocuparía el lugar idóneo en la pista para evitar errores. 

También podría simular el movimiento de una barra de futbolín. Lo que se quiere poner de manifiesto con este tipo de teorías en pádel, es que los jugadores deben construir el punto en pareja y estar tan compenetrados que pareciera que están unidos por una “cuerda”.

¿Qué queremos conseguir al aplicar la teoría de la cuerda?

  • Compenetración. No juego yo solo, mi pareja es mi apoyo y es tan importante como yo.
  • Cubrir mejor nuestros huecos. Está demostrado que si esta teoría se realiza de manera adecuada cubriremos mejor nuestros espacios y perderemos menos puntos.

 No me gustaría aburriros con mucha teoría, asi que vamos a analizar la teoría de la cuerda desde un punto de vista totalmente práctico, a partir de una serie de supuestos que se pueden dar en tus partidos de pádel.

CASO 1. Se da un supuesto bastante normal, una pareja está en la red y la pareja que está defendiendo debe de realizar un globo para intentar quitar de la red a esa pareja. El J1 realiza un globo que va a la zona de golpeo del J3, por lo tanto el J3 deberá bajar a golpear, y es aquí donde entra la Teoría de la Cuerda ya que al bajar va a tirar con la “cuerda” del J4 y este deberá de bajar, acompañando a su compañero.

Además los jugadores J1 y J2 deberán subir juntos a la red como si estuvieran unidos por la “cuerda”. Cuando estos suban, si el J4 se hubiera mantenido inmóvil, aumentarían sus posibilidades de ganar el punto ya que tendrían más huecos sin una defensa efectiva.

CASO 2. Imaginemos esta situación en la que el J4 realiza una volea a la zona de golpeo del J1. En este momento el J3 va a tener que desplazarse para cubrir la posibilidad de que el J1 pueda realizar un golpe paralelo. Pero el J4 no va a poder quedarse de brazos cruzados ya que la cuerda ejercerá una presión sobre él y tendrá que desplazarse hacia el mismo sentido que su compañero para cubrir la zona que quede entre ambos.

Si el J4 no se desplazara aumentarían las posibilidades de que el J1 ganara el punto si lanza una bola hacia la zona central de los jugadores que están atacando.

¿Qué sacamos en claro?

“Aunque la bola vaya a la zona de golpeo de mi compañero yo no me puedo quedar de brazos cruzados, debo estar siempre en movimiento y acompañarlo ya que la “cuerda” no va a dejar quedarme parado. Además esto mejorará nuestra defensa, ya que cubriremos mejor los espacios”.

¡Espero que lo apliquéis en vuestros próximos partidos!

¡¡Un saludo!!


Contenido elaborado junto a apasionados del pádel de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.