Menú

Smash o remate en pádel 2: Tipos de remates

0 13
-/5

El post de hoy supone una continuación al visto anteriormente donde conocíamos el remate en el pádel. Por tanto, sin más rodeo, vamos a pasar por tanto a conocer los dos principales smash o remates que podemos ejecutar con nuestra pala de pádel:

  1. Smashplano o de potencia: Suele ser el remate más fácil de los dos, ya que no implica ningún gesto técnico complejo a la hora de agarrar la pala de pádel. Normalmente tendemos a realizar este golpeo cuando buscamos:
  • Sacar la pelota x4: Es recomendable optar por este tipo de remate cuando nos encontremos “excesivamente cerca de la red”, ya que este tipo de golpeo requiere “picar” la pelota para que bote y se alce por encima de la pared de fondo. Deberemos tener cuidado a la hora de golpear, ya que en algunas ocasiones, queremos picar tanto la pelota que termina por quedarse en la red. El gesto técnico de este golpeo no conlleva una excesiva dificultad. Tan solo debemos tratar de impactar a la bola arriba y ligeramente delante de nuestro cuerpo, golpeando a la pelota como si aplastáramos su cabeza, es decir, por su parte superior, logrando un ángulo cerrado y con ello picando el bote sin dar opción a los rivales para contrarrestar.
  • Traer la pelota hacia tu campo: Este golpeo requiere mayor dificultad, ya que al volver la bola a tu campo esta deberá pasar como mínimo a dos metros de altura, para aseguranos que el rival no pueda golpearla, en caso de que este haya corrido hacia la red. Generalmente, cuando utilizamos este tipo de golpeo, solemos utilizar un remate paralelo, ya que nos permitirá generar una mayor fuerza, logrando picar mejor la bola y que esta adquiera una mayor altura. El gesto técnico de este golpeo es algo más complejo, no obstante no conlleva una “excesiva dificultad”.  Para utilizar este tipo de golpeo plano, deberemos girar un poco la muñeca, (como si quisiéramos acelerar una moto), para posteriormente golpear a la bola absolutamente plana, imprimiéndole el peso de nuestro cuerpo.

jugando-a-padel

  1.  Smash liftado: Este remate es más complicado que el anterior, puesto que implica una mayor técnica a la hora de golpear a la pelota con la pala. Suele ser el smash por excelencia de los profesionales, ya que nos permite dar una gran altura a la bola y alejar esta de nuestros contrincantes cuando queremos sacarla por tres. De igual modo, y bajo mi opinión, este golpeo es menos fatigante para nuestra musculatura si lo comparamos con el golpeo plano. Normalmente, utilizaremos este tipo de golpeo cuando buscamos:
  • Sacar la pelota x3: Suele ser el smash por excelencia que utilizan todos los jugadores para sacar la pelota fuera de la pista por los laterales. Este golpeo permite que la bola alcance una gran altura para que salga por el lateral, además de alejarla de la pista, logrando con ello que aunque el jugador pueda salir por la pista, sea difícil que pueda devolver la pelota.
  • El gesto técnico es más complicado, puesto que físicamente implica a todo el cuerpo, (musculatura inferior, abdomen, bíceps, tríceps, flexión de espalda, etc.). Para darle efecto golpearemos a la bola a través de un movimiento ascendente, impactando en la parte alta de la bola y terminando hacia arriba. La sensación es como si se quisiera “peinar” la pelota. Dicho de otro modo, trataremos de realizar un golpeo liftado, peinando a la bola por arriba de tal manera que la pelota al chocar con el cristal trepe y alcance una gran altura. Es decir, buscaremos generar unas vueltas en la pelota.

A modo de conclusión, debemos de tener en cuenta una serie de aspectos técnicos a la hora de colocar nuestro cuerpo para un posterior remate, bien sea liftado o plano. Dichos aspectos técnicos son:

  • Posición del cuerpo: Este deberá estar de costado, con las piernas abiertas, no excesivamente, más o menos a la altura de los hombros y en dirección hacia la pelota.
  • Las piernas: Continuando con el punto anterior, estas deberán estar ligeramente flexionadas para buscar la bola arriba.
  • La pelota: Deberá estar situada delante de nosotros y por encima.
  • Los brazos: El brazo que sujete la pala, deberá subir ligeramente con el codo flexionado, por encima de nuestra cabeza. Mientras que el brazo que queda libre, lo extenderemos hacia arriba, señalando la pelota y por tanto el lugar donde debemos impactar. De igual modo este brazo extendido nos ayudara a mantener el equilibrio.
  • Impacto de la bola: Esta tendrá que ser en su parte superior, imprimiéndole la mayor cantidad de fuerza a través de la velocidad de nuestro brazo y peso del cuerpo, el cual automáticamente una vez golpeada la bola, te llevara hacia delante y abajo.

En los siguientes post, para finalizar con los post dedicados al remate en pádel,  hablaremos sobre la influencia que ejercen ciertos factores a la hora de realizar nuestros smash, mientras tanto, os invito a que practiquéis estos golpeos y me contéis vuestras sensaciones.

¡¡Nos vemos en el próximo!!

Saludos.


Contenido elaborado junto a apasionados del pádel de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.