Menú

Planos y ejes del movimiento en el patinaje

29/04/2021
1
-/5

Aunque para el estudio de los movimientos del ser humano la descomposición en tres planos y ejes es útil, y en la mayoría de las actividades uno de ellos es predominante, toda actividad funcional implica la variación de los tres. Incluso caminar ya implica la flexión y extensión de la cadera en el plano sagital, aducción y abducción en el plano frontal, y rotaciones externas y externas en el plano transversal.

Todos los movimientos funcionales son tridimensionales aunque desde el análisis biomecánico se descompongan en tres planos o ejes. Incluso en ejercicios típicos de gimnasio con máquinas o pesas orientados a un único plano intervienen los otros dos a la hora de aplicar compensaciones o rectificaciones. 

Si consideramos que el plano sagital puede desplazarse lateralmente como cuando caminamos estamos a la pata coja o sobre un patín, el punto de intersección de los tres planos o ejes cambiará de lugar hacia una cadera y necesitaremos modificar los otros dos para asegurar el equilibrio. Dicha estabilidad puede obtenerse de distintas maneras atendiendo al propósito y la actividad que estemos desarrollando. De hecho, cada disciplina del patinaje adopta distintas soluciones óptimas, con el segmento superior del cuerpo, posición o movimiento de los brazos, ciclos de la pierna contraria, hombros, etc.

Ese punto de intersección de los tres planos que atiende a un criterio geométrico no coincidirá exactamente con el que podríamos considerar el centro de masas y sobre el que el cuerpo trabaja para mantener la estabilidad y el equilibrio. Sin embargo, nos orientará para entender que la Postura básica del patinaje es un movimiento en el plano sagital desplazado sobre una pierna, fruto de movimientos en el plano frontal y que, tanto para el empuje como la estabilidad, requiere también movimientos en el plano transversal.

El patinaje se considera excepcional por ser un modo de locomoción humano que obtiene el desplazamiento mediante empujes laterales. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Si el empuje fuese únicamente lateral se trataría de movimientos en el plano frontal (flexiones y extensiones laterales) que no generarían vectores de fuerza en el plano sagital. Es la combinación de movimientos con las rotaciones en el plano transversal la que genera sumas de vectores de dirección paralelos al eje anteroposterior.

Ante la imposibilidad de obtener un empuje con las ruedas paralelas a la dirección de desplazamiento como ocurre con los pies al caminar o correr, la fricción se obtiene con giros en el plano transversal de los tobillos. En este caso la postura teórica ideal sería la perpendicularidad de ambos patines. Pero en la práctica es inviable por flexibilidad, capacidad de fuerza a ejercer para el empuje y estabilidad. Por lo que la optimización del movimiento estable en el patinaje se obtiene mediante desplazamientos diagonales en zig-zag sobre la línea de dirección como te explicamos en Física básica del patinaje.

Como consecuencia, ya en sus movimientos más básicos como es el desplazamiento en línea recta, el patinaje implica el trabajo simultáneo y coordinado sobre los tres ejes y planos del movimiento además de añadir el desplazamiento y giros de los mismos. Esta complejidad en los movimientos y la necesidad de ejecutarlos compensando la fuerza de la gravedad con la coordinación intersegmentaria aumenta mucho más cuando fruto de un desplazamiento no lineal los planos y ejes también se inclinan debiendo compensar otras fuerzas como la centrífuga.

Puedes ver más artículos como éste en nuestra Escuela de Patinaje

RND Patinaje Planos y ejes del movimiento en el patinaje
Comentarios

excelente estudio sobre los planos y ejes, lo al nos facilita aun mas el entender la técnica del patinaje felicitaciones por el trabajo realizado 


¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.