Menú

Aprende a patinar en 5 fáciles lecciones

0 42
-/5

Patinar no sólo es una forma de pasar buenos ratos, sino que te ofrece la posibilidad de hacer un ejercicio muy completo, ya que aparte de hacer un trabajo aeróbico (pérdida de peso), fortalecerás los músculos de todo el cuerpo y mejorarás tu equilibrio, ¿Qué más se puede pedir? Con cinco sencillas lecciones te convertirás en un patinador experto.

Lección 1: Después de abrocharnos bien los patines, el primer objetivo es ponernos en pie. En la posición de caballero, la pierna que tenemos en el suelo es la que nos va a servir de apoyo principal al levantarnos, sólo tenemos que juntar los pies.

       

Lección 2: Casi tan importante como patinar es saber caerse, ya que podemos evitar hacernos mucho daño. Es muy importante llevar las protecciones correspondientes y una buena posición a la hora de patinar, ya que siempre orientaremos la caída hacia delante, apoyando primero las rodillas y seguido las manos. Hay que evitar patinar con el cuerpo erguido ya que corremos el riesgo de caernos hacia detrás y son las caídas más peligrosas.

       

Lección 3: Para empezar a patinar debemos poner una correcta posición del cuerpo, y eso lo conseguimos flexionando las rodillas y alineándolas con los hombros. Una vez tenemos una correcta posición del cuerpo, colocaremos los pies en “uve”. De esta forma, conseguimos que un patín nos sirva de impulso y el otro se deslice. Es importante antes del impulso juntar lo máximo posible los pies, ya que de esta forma el impulso será mayor. Podemos practicar el slalom sin levantar los pies del suelo, esto nos dará un mayor control de giro.

       

Lección 4: Para poder frenar con el taco simplemente deberemos flexionar un poco más las rodillas, adelantar el pie derecho, y una vez adelantado levantar la punta del patín adelantado hasta que el taco de goma haga contacto con el suelo. Es muy importante descargar el peso en la pierna izquierda para no perder el equilibrio.

El frenado con el patín Diábolo es muy parecido al frenado con taco pero más sencillo, ya que en el momento que adelantamos la pierna derecha frenaremos sin la necesidad de levantar las ruedas del suelo

El frenado en modo “T” es un poco más complicado ya que hay que tener un poco más de equilibrio. Simplemente pondremos el peso en la pierna que se nos queda delante, manteniendo los hombros mirando hacia delante para evitar girar sobre sí mismos y el patín de detrás a 90º respecto del patín delantero.

       

Lección 5: Ha llegado la hora de girar, y la forma más fácil para conseguirlo es dar pasos cortos orientando el patín que hemos levantado hacia la dirección a la que queremos dirigirnos.

Una vez que dominamos giros simples, podemos intentar girar cruzando las piernas, ya que nos posibilitará realizar un giro más cerrado y a su vez poder impulsarnos mientras patinamos. Para poder realizar correctamente este giro deberemos tener en cuenta que el taco nos puede suponer un obstáculo ya que nos puede tocar en el otro patín.

       

Con estos cinco pasos básicos ya podremos empezar a patinar. Ahora solo es cuestión de práctica, de caerse, de volver a levantarse… y así hasta conseguir un movimiento fluido y lleno de confianza y seguridad.

Es hora de unirse a una comunidad formada por millones de rollers. ¿Te animas?

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!
Este contenido te puede interesar

Completa tu experiencia con este contenido



¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.