Menú

Iniciación a la pesca de cefalópodos en espigones y muelles

0 373
5/5

La pesca de cefalópodos tales como calamares y sepias, denominada eging, está ganando cada vez más adeptos. Esto se debe en parte a la facilidad para iniciarse, si bien otro factor es su valor gastronómico.

Consejos básicos para pescar a eging

Elige el equipo adecuado

Para comenzar, puede ser de gran utilidad un equipo de spinning o lance ligero, compuesto de una caña de entre 2,10 y 2,40 metros, con una acción que nos permita lanzar los señuelos elegidos (3-15 ó 10-30 gramos). Si nos hacemos con una caña específica para la pesca de cefalópodos, ganaremos en sensibilidad a la hora de detectar las picadas más sutiles, lo cual será un factor determinante para una jornada exitosa.

Una carrete de talla 2000, 2500 ó 3000, conformarán el tándem perfecto para gozar de un equilibrio, que nos permita afrontar largas jornadas, sin fatigar nuestros brazos. Es preferible optar por bobinas que tengan un diámetro generoso, ya que evita en parte el efecto memoria sobre el sedal, aunque tenemos la alternativa de usar un trenzado fino, junto con un bajo de línea.

Como toma de contacto, la opción del monofilamento será la adecuada, y elegiremos el diámetro más fino que nos permita el escenario. En fondos de arena o fango, con escasas posibilidades de enganche, podemos utilizar diámetros desde un 0,14 hasta un 0,18 mm por ejemplo. El diámetro más fino lo podemos destinar a los chipirones, y los siguientes para calamares o sepias (chocos).

Si el escenario elegido cuenta con un fondo de roca o tapizado de algas, es preferible aumentar el diámetro hasta un 0,22 mm. El nylon es el que nos mantiene en contacto con la captura, por lo que será preferible optar por uno de calidad, con buena resistencia en el nudo y a la abrasión, junto con una baja elasticidad, lo cual ayuda a la detección y posterior clavada.

La elección del señuelo y su montaje

egi

Por último tenemos los señuelos, conocidos como egis, jibioneras, pajaritos, poteras, etc (los nombres varían a lo largo de nuestra geografía). Aquí nos encontramos con dos grupos bien diferenciados. Los que están lastrados en su interior y los que llevan el lastre en el exterior.

En Galicia, los primeros se suelen destinar a la pesca de la sepia, junto con un plomo (cuyo peso elegiremos en función de la corriente que pueda haber en la zona de pesca. 5-20 gramos suele ser suficiente) en el extremo de la línea, ya que la sepia o choco, suele acechar pegada al fondo.

Las jibioneras con el lastre exterior, se destinan principalmente a la pesca del chipirón o calamar, en función de la talla.

IMGP0394

Los montajes que adjunto están destinados a la pesca nocturna, si bien basta quitar la luz química para utilizarlos durante el día.

sepia

Para la sepia o choco, debemos tener en consideración que el trozo de línea que sujeta el plomo, debe ser algo más larga que la que cuenta con el señuelo, de manera que este no se enganche con el plomo. El quitavueltas paternoster o emerillón triple nos ayuda a que no se produzcan molestos enredos, por lo que es un elemento aconsejable. Y recomiendo colocar una pequeña grapa para que el cambio de señuelo sea más fácil.

calamar

Para el chipirón o calamar el montaje es muy similar. La diferencia es que en este caso prescindiremos del plomo, ya que este cefalópodo puede estar en toda la capa de agua.

Si utilizamos las jibioneras más pequeñas (1.5/1.8), debemos tener en cuenta el tamaño de la grapa, ya que una grapa sobredimensionada, puede hacer que el señuelo no trabaje de manera óptima. Si vamos tras los calamares o tubos (cuando son de buen porte), utilizaremos los señuelos de tallas superiores (2.0-3.5).

En ambos casos, la luz química nos permite saber el recorrido del señuelo, si bien hay quien prescinde de este elemento. Si optamos por añadirlo a nuestro montaje, es una buena idea cortar el tubo plástico (que acompaña a la luz química) a la mitad, ya que de esta manera es más fácil introducir la luz química en ambas partes y además evita que esta se enganche en algún obstáculo.

Estas son unas pautas básicas que valen para iniciarse. Ahora ya solo quedará ponerlas en práctica según la situación.


!!Un saludo y que la pesca os acompañe¡¡

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.