Porqué debemos limpiar nuestra esterilla de yoga y cómo hacerlo

0
4.4/5
La esterilla es uno de los materiales de yoga que más utilizamos, tocamos y pisamos. Caminamos por casa descalz@s, por el jardín, terrazas, baños y después pisamos nuestra Mat dejándola toda llena de bacterias. El sudor mezclado con las bacterias es la combinación perfecta para dar paso a erupciones en la piel; así que cualquier persona puede acabar con un problema de salud debido al uso de una esterilla sucia (especialmente si la has compartido)


¿Cómo y con qué frecuencia tengo que limpiar la esterilla?


Teniendo en cuenta que durante el día cambiamos entre unas 30.000 y 40.000 células de nuestra piel, producimos aceites en el cuerpo y segregamos sudor, es crucial establecer una rutina de limpieza consciente con una limpieza general desinfectante utilizando el limpiador de esterillas Kimjali después de cada uso y una limpieza más profunda de vez en cuando dependiendo del tipo de esterilla y el yoga que practiques  

Pasos para limpiar tu esterilla después de cada uso


1- Rocía tu Esterilla con el spray 

2- Pásale el trapo o bayeta por toda ella de arriba a abajo para distribuir el líquido.

3- Limpia la esterilla por ambos lados cada vez que la uses.

4- Déjala secar antes de guardarla


Éste método nos servirá tanto para desinfectar tu esterilla como para defenderse de las patologías como el pie de atleta, verrugas plantares,infecciones...


Limpiar tu esterilla en profundidad


Cuando la esterilla empieza a estar olorosa y su superficie sucia, es necesario hacer una limpieza profunda. 

Para limpiar nuestra Mat con profundidad utilizaremos jabón y agua. Para que se limpie bien una esterilla es necesario que el líquido usado tenga una base de alcohol o desinfectantes que són comunes en los jabones de lavavajillas

Pasos para una limpieza profunda de tu esterilla


1- Mezclar en una botella spray agua templada y jabón lavavajillas

2- Aplicar la mezcla sobre la esterilla y frotar con una bayeta.

3- Aclarar bien con agua templada.

4- Dejar secar antes de guardar

Ahora ya tienes toda la información para un mantenimiento óptimo de la esterilla.

¿Recuerdas la última vez que limpiaste la tuya?

 Si no es así, quizás sea el momento de hacerlo...

Namasté.

Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!