La media maratón de la Giralda

Comentarios 0 85 -/-
FacebookTwitterEmail

Por segundo año consecutivo no podía faltar a esta cita de la que dicen que es “la mejor ciudad del mundo para correr”

Muy conocida por su terreno llano, Sevilla, se encuentra al nivel de mar, protegida del viento, y este año, con un recorrido mucho más céntrico.

En este 2019, la ciudad ha recibido a 10.000 apasionados del running. Un 80,76% de la participación ha sido masculina, mientras que las mujeres han representado al 19,24% del total.

Poco después de inscribirme, mi hermano, compañero que me acompaña en cada uno de mis retos, me comentó que en esta edición número XXIV, el estadio de la Cartuja permanecería cerrado por obras, motivo por el que cambiarían la zona de meta. Para mí, uno de los momentos más emocionantes de mi anterior experiencia en Sevilla, fue la rápida entrada cuesta abajo por el pasadizo que conducía al interior del estadio. Te daba un empujón de energía para darle una vuelta completa al campo mientras el público gritaba y aplaudía en las gradas y tú hacías un sprint final hasta pasar el arco de meta. Sin lugar a duda, uno de los momentos más emocionantes que guardo en mi memoria.

Nada más poner un pie en Sevilla, y tras un viaje cómodo, pues nos desplazamos desde Mérida, visitamos la feria del corredor, ubicada en el Polideportivo San Pablo. Allí pudimos recoger nuestros dorsales y la bolsa del corredor.

190108-recorrido-edp-medio-maraton-de-sevilla-2019
IMG-20190126-WA0012

Al siguiente día, me enfrenté a mi reto equipada con mi marca pasión: Kalenji.

Pantalones cortos transpirables, camiseta ancha para mayor libertad de movimientos y medias de compresión para reducir la fatiga muscular. Llevo algunos meses sufriendo molestias en mi rodilla derecha, y tras visitar de forma constante a un especialista, decidí utilizar en algunos entrenamientos y carreras de distancia larga, un strap de sujeción para el tendón rotuliano. Gracias al mismo, durante mis entrenamientos los impactos son menores y mis dolencias se han reducido considerablemente.

IMG_20190127_230857

La noche anterior comenzaron esos pequeños nervios y miedos que te indican que la carrera ya ha comenzado. Pero, a los nervios y miedos siempre les pueden las ganas y la pasión por aquello que amas hacer.

A las 9:00 de la mañana estábamos dentro del tercer cajón, pues el objetivo era bajar de las 2:00 horas. Últimos estiramientos y pistoletazo de salida. La carrera fue rápida, cómoda y emocionante en cada tramo, especialmente en los últimos 6 kilómetros. A los lados de la Torre del Oro, la Giralda, Torre Pelli y la Macarena, aceras repletas del animo y el calor de la gente. Pocas cosas me emocionan tanto como los que esperan a sus corredores con carteles grandes de ánimo. Bueno, sí, hay algo que me emociona algo más: los carros de fuego. Esos valientes: padres, madres o amigos corredores, que combinan su pasión con la mayor de las fuerzas para superar cada kilómetro al lado de los pequeños más especiales, menores con alguna discapacidad que afrontan la carrera montados en carros adaptados.

Con avituallamientos repletos de voluntarios y bien organizados, cuando quieres mirar el crono estas en el kilómetro diez.  

Cuando las piernas empezaban a flaquear, a partir del kilómetro 18, comenzaba la recta final que pondría la guinda al pastel, pues, aunque nos quedamos sin entrada al estadio, el cambio no ha defraudado, con una vuelta completa a la Plaza de España. Y anteriormente hago mención a los carros de fuego, porque fue con uno de ellos con los que los fotógrafos de la carrera captaron la mejor de mis instantáneas: mientras entro en el último kilómetro aplaudiendo a uno de ellos, sonriendo y gritando un: ¡vamos, podemos! 

Pasé el arco de meta con 2:03 horas en el marcador: objetivo no logrado.

Pero, no por ello disgustada. Muy satisfecha de cruzar nuevamente el arco tras 9 meses desde la Rock and roll de Madrid 2018. Es la primera carrera de distancia larga que afronto esta temporada, por lo quedan muchos meses para ir marcando retos y objetivos en el calendario.

Esto del color especial de Sevilla tiene gran parte de verdad, quien prueba esta media maratón, la repite.


IMG-20190127-WA0057

Empieza siempre cada una de tus distancias largas con cabeza, cuando te sientas cómodo deja todas tus fuerzas sobre el asfalto y termina dejándote llevar por el corazón.

: