¿Carretera o camino? pros y contras

Comentarios 0 6 -/-
FacebookTwitterEmail

A todos nos encanta correr y si puede ser casi todos los días mejor, estamos esperando nuestro ratito diario para escaparnos a correr un rato para encontrarnos mejor.
 Tenemos ya los circuitos predeterminados, algunos de asfalto, otros de tierra, unos más cortos, una tirada larga… a veces encontramos nuevos recorridos donde disfrutamos muchísimo.

Entonces un día elegimos correr por carretera. Correr por asfalto castiga mucho más las articulaciones y la musculatura, pero la sensación de rapidez es mucho mayor. Pienso que es ideal para hacer series rápidas o pequeños Tests pre-competición. 
Existen zapatillas específicas para el asfalto, suelen ser bastante ligeras y tienen la suela prácticamente lisa. ¿Carretera o camino? Pros y contras Correr por asfalto castiga mucho más las articulaciones y la musculatura.

Entonces otro día elegimos correr por caminos. Correr por caminos castiga mucho menos la musculatura que correr por asfalto. Las sensaciones son de correr más lento que por el asfalto y encima tienes que ir atento porque el terreno es irregular. Estos entrenamientos pueden ser las tiradas más largas, ya que para la mente nos van a venir mucho mejor. 

Al correr por caminos puedes disfrutar de la naturaleza y los paisajes.
 Para esta disciplina también hay zapatillas especificas, son zapatillas algo más pesadas pero con más protecciones en el pie y tacos más pronunciados en la suela para cogerse mejor al terreno. Puedes utilizar las de asfalto siempre que el terreno no sea muy técnico, pero tienes que tener en cuenta que la vida útil de la zapatilla bajará considerablemente.

Lo ideal en los entrenamientos semanales es poder combinarlos tanto en carretera como por los caminos. Sufrir haciendo series por el asfalto y distraerse por los caminos en la naturaleza.

¡Ahora te toca elegir a ti por dónde va a ser tu próximo entrenamiento!


Contenido elaborado junto a apasionados del running de Decathlon. 


: