Menú

Consejos para combatir el frío

0 16
-/5

Ahora que sabemos qué prendas escoger, nos queda tener en cuenta algunos consejos para aprovechar al máximo los entrenos:

Ten en cuenta que cuanto más fría y húmeda está la piel, más fácil es que aparezcan las rozaduras, combátelo con mallas en vez de pantalones, ropa interior ajustada o vaselina en las zonas más típicas.

Intenta calentar un poco antes del entreno en una zona interior o más caliente; el calentamiento es más importante si la temperatura exterior es menor, porque el cuerpo parte de estar más frío, agarrotado, y es conveniente aumentar el tiempo para calentar.

Inicia el entreno en contra del viento y finalízalo a favor. A medida que pasa el tiempo, el frío entra en tu cuerpo y como la sensación térmica del viento, si viene por la espalda es menor, es aconsejable hacerlo al final. De igual forma, entrenar una vez sudado con el viento en contra puede producir una mayor sequedad en la cara o manos y producir cortes superficiales.

Algo más lógico es evitar salir en las horas más frías, siempre que puedas aprovecha el medio día y discurre por zonas con menor viento y más soleadas, que serán las más cálidas.

Da más importancia al entreno específico de fondo  que al de velocidad, intenta que el crono pase a un segundo plano en estos días tan fríos.

Inspira por la nariz, expira por la boca, no solo en días con fuerte viento, en los que la boca puede tener una mayor sequedad, sino todos los días, especialmente en los más fríos, ya que a través de la nariz el aire aspirado aumenta su temperatura, de manera que al llegar a la garganta minimiza una posible irritación de ésta.

No es un factor tan importante como en verano pero no olvides hidratarte, aunque la sensación de sed es menor, tu cuerpo está perdiendo líquido y necesitará un aporte superior de glucógeno, por lo que aumenta la ingesta de gel o isotónicos.

Un buen truco para mantener el cuerpo caliente es ingerir alimento (frutos secos, chocolate, gel). Comer genera muchos procesos en el  interior del cuerpo que permiten que aumente su temperatura. Este proceso tenemos que insertarlo poco a poco en nuestros entrenos, ya que hay gente con una mayor sensibilidad estomacal a la que puede resultar molesto comer corriendo. No obstante, es bueno acostumbrar al cuerpo a este hábito, sobre todo para afrontar los días en los que el entreno será más largo.

Una vez terminado el entreno, cámbiate rápido de ropa, de arriba a abajo para no enfriar la que llevas húmeda, e intenta tomar alguna bebida caliente para que tu cuerpo entre en calor.

Por último, no olvides estirar antes de enfriarte y durante un tiempo prolongado para dar una mayor transición a los músculos.

Ahora que ya no hay excusas, ¡nos vemos por las calles! No dejes que nada te pare.


David Vallverdú 

Apasionado de Running  

Decathlon Tarragona

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.