Menú
0 5
-/5

¿Pero qué es el drop?

Cuando hablamos de drop en una zapatilla de running, hablamos de la diferencia de altura existente en la zona del talón y la zona de la parte delantera de la zapatilla, donde se encuentran los metatarsos.

¿Existe uno ideal?

Ahora mismo el mercado cuenta con muchos modelos de zapatillas y diferentes drops, y el drop que a unos nos puede ir bien, a otros no tanto, por la manera de correr o la técnica de cada uno.

¿Y por qué la diferencia de drop?

Generalizando mucho en zapatillas más clásicas, con drop desde 8 hasta 12 mm podríamos decir que la zapatilla provoca un aterrizaje más en la zona del talón, mientras que las zapatillas con drop inferior a 8 mm hasta 0 mm favorecen una pisada más en la zona de los metatarsos requiriendo una mayor técnica por parte del atleta.

Existen drop de 0 mm en zapatillas minimalistas, y llegando a drop de 12 mm en las zapatillas más clásicas, que ahora mismo os detallamos.

Entre 0 y 4 mm

Este tipo de zapatillas con muy poco o escaso drop las consideramos zapatillas minimalista en el caso de drop 0, y de transición o iniciación al minimalismo con drop 4 mm.

Su principal característica es su prácticamente nula amortiguación, ya que son zapatillas muy ligeras y que como hemos dicho anteriormente necesita de una muy buena técnica por parte del atleta.

El drop de cada uno depende de su forma de correr.

Entre 4 y 8 mm

En este tipo de zapatilla, a diferencia de las anteriores, la zapatilla sí que nos aporta amortiguación en la carrera, pero debido a su drop reducido, la zapatilla provoca una pisada más natural aterrizando en la zona intermedia del pie.

Su principal característica, es que al tener un drop reducido en terrenos irregulares podemos tener una mejor respuesta en terrenos accidentados.

Entre 8 y 12 mm

En estas características se encuentran la mayoría de las zapatillas que se comercializan.

En este tipo de zapatilla destaca la gran amortiguación que nos aporta y la buena estabilidad de la pisada.

Su principal característica es su uso para distancias largas y a ritmos menos rápidos, ya que al tener una mayor cantidad de material la zapatilla es algo más pesada favoreciendo así la entra de talón en la pisada.

¿Cuál es el más adecuado?

Como hemos dicho anteriormente, no existe el drop ideal, y ahora de elegirlo debemos tener en cuenta diversos factores como:

  • La técnica de carrera: podemos correr con un drop mejor cuanto mayor técnica tengamos, ya que somos más eficientes corriendo.
  • El terreno: en asfalto debido a la dureza del terreno y a la menor irregularidad de éste, un drop alto nos puede ir mejor, ya que necesitamos mayor amortiguación y en Trail un drop reducido puede hacer que tengamos una mayor respuesta sobre el terreno.
  • Y por supuesto, el hecho de ser propenso o no a lesionarnos y también depende de donde seamos más, ya la forma de pisar y el trabajo de cierto músculos es diferente pisando en la zona media del pie que pisando de talón.

Y vosotros, ¿Cuál utilizáis?

Contenido elaborado junto a apasionados del running de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.