Marcha deportiva, deporte completo y accesible

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

Caminar es uno de los movimientos más simples y naturales que realizamos de forma inconsciente casi que seguro de forma diaria. Pero cuando hablamos de marcha deportiva, rápida o activa la cosa cambia, podemos decir que este es uno de los hábitos saludables que más suele practicar la población y que en los últimos años ha sufrido un aumento considerable del número de practicantes.

Marcha deportiva: Sus beneficios

  • Comparándolo con otros deportes, la marcha deportiva no es tan exigente para las articulaciones ya que nuestro cuerpo siempre está en contacto con el suelo y se limita el riesgo de sufrir lesiones.
  • Aumentamos nuestro ritmo cardíaco por lo cual esto nos ayuda a mantener y mejorar nuestra salud cardíaca, mejorando la circulación sanguínea y reduciendo futuros problemas cardíacos.
  • El consumo energético aumenta, por lo tanto nos puede ayudar a controlar nuestro peso deseado, se pueden consumir entre 300-500 Kcal/h, todo ello siempre en relación al los factores físicos del usuario y al ritmo que llevemos durante la actividad.
  • Hacemos trabajar a un gran número de músculos, no solo reforzamos los músculos inferiores,  además de muslos y nalgas, tonificamos toda la parte superior, especialmente brazos y abdominales.
  • Como cualquier otro deporte, este nos sirve para relajarnos, aliviar el estrés que todas nuestras obligaciones nos causan, tener nuestro momento de desconexión, aumentar las endorfinas y por tanto nuestra felicidad.
  • Para la práctica de esta actividad no requerimos de una gran inversión, en principio solo necesitaríamos  unas zapatillas adecuadas y ropa deportiva.

Como debe ser una zapatilla para la marcha deportiva

  • Amortiguación menos contundente que en la práctica de running, la suela tiene que amortiguar de 1 a 1,5 veces el peso del cuerpo.
  • Sujeción y estabilidad para mantener la alineación del pie durante la marcha.
  • Flexibilidad para ofrecer un buen desarrollo en todo el proceso de apoyo y despegue del pie.
  • Transpirabilidad, para evitar el recalentamiento del pie que provocaría, rozaduras, ampollas, molestias en general y malos olores.
  • Reforzada, sobretodo en la parte delantera donde el dedo gordo apoya para generar el despegue.
  • Adherencia para ofrecer mayor resistencia a la abrasión de la suela y sobretodo agarre al suelo para evitar caídas y generar un buen impulso.

Si tenéis más curiosidad o podéis acceder a este enlace en el cual encontrareis un amplio abanico de información sobre esta práctica deportiva.


Contenido elaborado junto a apasionados del running de Decathlon. 


: