Menú

¿Por qué es bueno correr lento?

0 16
-/5

Como corredora este año por fín empiezo a entender la importancia de los rodajes suaves, ya que muchas veces nos empeñamos en correr siempre lo más rápido posible olvidando que con ello no conseguimos mejorar pudiendo llegar a un sobreentrenamiento e incluso lesión.

Hay que buscar un equilibrio entre los entrenamientos de calidad, entrenamientos duros ( cambios de ritmo, series, fartlek, cuestas ) y los rodajes lentos que nos recuperan muscularmente a la vez que hacen que mejoremos nuestra capacidad aeróbica y nuestra resistencia. El ritmo de rodaje lento esta comprendido entre el 60% y el 80% de la Frecuencia Cardiaca Máxima.

Si os soy sincera a mi no me gustaban los rodajes lentos, pero hay que buscar una motivación también a esta clase de entrenamientos. Conseguir hacer rodajes cada vez más largos, aumentar tu ritmo cómodo de rodaje lento, sentir que los kilómetros pasan más rápido y la acumulación de rodajes largos nos proporcionan una base la cúal nos dará la resistencia y fuerza para los entrenamientos duros y carreras.

Es conocido por todos aunque muchas veces difícil de cumplir ya que el running acaba enganchando, la importancia del descanso dentro de nuestro plan de entrenamiento. El cuerpo necesita un tiempo de recuperación y de asimilación de los entrenos fuertes pudiendo utilizar los rodajes lentos como descansos activos.

También es importante tener en cuenta la distancia para la que se entrena ya que dependiendo de la distancia que corras necesitarás un mayor o menor entrenamiento aeróbico. En distancias de media maratón y maratón el entreno del sistema aeróbico cobra mucha importancia respecto al anaeróbico.

Explicado a grandes rasgos el cuerpo consigue energía mediante dos sistemas energéticos diferentes aeróbico y anaeróbico.

El sistema aeróbico puede usar carbohidratos, grasas o proteínas para producir energía produce energía de manera lenta, pero más eficiente que el sistema anaeróbico y necesita oxígeno para ello.

Cuando corremos a ritmos lentos y no necesitamos energía de manera tan rápida es el sistema que actúa en mayor medida.

Cuando necesitamos energía en forma rápida y el oxígeno que respiramos no es suficiente, cuando corremos a ritmos altos, empezamos a llegar a nuestro ritmo máximo de carrera, el sistema anaeróbico entra en funcionamiento y nos hace llegar energía para seguir corriendo producida sin la utilización de oxígeno de manera mucho más rápida que el sistema aeróbico pero con una duración mucho menor. 

El sistema anaeróbico cobra importancia en las series, fartlek y por supuesto en las carreras cortas en las que los corredores llegan a su ritmo máximo de carrera acercándose a su frecuencia cardíaca máxima en la mayoría de los casos

En conclusión: corriendo rápido todos los días sólo conseguiras acumular cansancio pudiendo llegar al sobreentrenamiento e incluso lesión, hará que tus entrenamientos no sean todo lo efectivos que quisieras y no mejores como corredor.

Los entrenamientos intensos son los que te harán ganar velocidad, utilizar el sistema anaeróbico pero también son los que te harán sufrir y sacar lo mejor de ti ocasionando un fuerte desgaste.

Por ello disfruta del running con los rodajes lentos, déjate llevar por el paisaje y los sonidos del exterior o quizás de la compañía de otros corredores y deja reponerse al cuerpo para los días en los que corras y sufras un poquito de la forma que todo corredor sabe.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.