¿Cómo mejorar nuestras articulaciones y huesos?

Comentarios 0 14 -/-
FacebookTwitterEmail

¿Cómo mejorar nuestras articulaciones y huesos?

¿Somos conscientes de lo que suponen las articulaciones en nuestro organismo? ¿Has pensado que sin ellas sería imposible realizar cualquier actividad? En este post hablaremos de cómo cuidar las articulaciones y huesos mediante una buena alimentación.

Las articulaciones son las uniones de dos huesos que nos proporcionan elasticidad y plasticidad, además de la posibilidad de movimiento mecánico de nuestro cuerpo.

Aunque parezca una tontería, sin las articulaciones no podríamos vivir ya que son las encargadas de que nuestro cuerpo realice movimientos como: giros, rotación, inclinación, flexión, extensión, abducción o aducción entre otras.

Por eso, uno de los principales problemas de salud tanto por la edad, como en la práctica excesiva de deporte a los que se expone el ser humano,  es la de la osteoporosis, disminución de la masa ósea que acaba afectando tanto a nuestros huesos como a las articulaciones.

¿Cómo puede intervenir la dieta en su mejora?

El ejercicio físico tienen gran papel en el desgaste de nuestras articulaciones debido a que una vida sedentaria o un sobreesfuerzo prolongando pueden acabar con ella por completo. Es entonces donde la nutrición adquiere un papel primordial. Existen alimentos que nos pueden ayudar a evitar el desgaste articular, así como a evitar la osteoporosis:

Cebolla y espárragos

Son ricos en azufre, mineral indispensable para la formación de colágeno, así como cartílagos, tendones, huesos o ligamentos.

Alimentos ricos en calcio

Como pueden ser los lácteos, el yogur, o el pescado azul. El calcio es el mineral de nuestro organismo que permite la formación de los huesos.

Frutas y verduras

Contienen vitaminas A y C: debido a que mantienen el PH alcalino de nuestra orina, evita que el calcio sea eliminado por la misma. La vitamina C contribuye tanto en el mantenimiento como en la síntesis de los cartílagos y colágeno de nuestras articulaciones. Junto a los ácidos grasos omega-3, inhiben los procesos inflamatorios de nuestro organismo.

Alimentos ricos en vitamina D

Como pescado azul, huevos o hígado ayudan a la fijación de calcio en nuestros huesos.

¿Cómo mejorar nuestras articulaciones y huesos?

Agua

Nuestras articulaciones están cubiertas por líquido sinovial, permitiendo que la fricción entre los cartílagos y otros tejidos quede reducida, gracias al acolche y lubricación. Por ello, la ingesta de líquido permite la síntesis del líquido sinovial. 

Beber una media de 2 litros de agua diaria es de vital importancia, debiéndola aumentar cuando se realiza práctica deportiva e intentando que su consumo sea tanto antes como durante y después de la misma.

Pescado azul

Al ser rico en ácidos grasos omega-3, posee función para inhibir la síntesis de sustancias mediadoras de la inflamación, debido al poder inflamatorio de este acido graso. 

Además, el omega-3 ayuda en la práctica deportiva a las membranas de nuestras células contra los efectos perjudiciales de los procesos oxidativos que tienen lugar en nuestro organismo.

Carnes

Al ser ricos en proteínas, benefician a nuestros músculos proporcionándole el aporte de aminoácidos que estos necesitan para sintetizar los cartílagos. Por otra parte, al ser ricos en Hierro y Zinc, aportan beneficios en la recuperación de las lesiones articulares.

Alimentos a evitar

Evitar alimentos como exceso de cafeína, tabaco o alcohol, ya que pueden afectar a nuestra salud ósea. ¿Cómo mejorar nuestras articulaciones y huesos?

Existen deportistas a los que les es difícil poder llevar una dieta en la que se tengan en cuenta estos puntos. Es por ello por lo que existen suplementos que pueden beneficiar esta dieta como el colágeno o los complejos vitamínicos entre otros.

Es de vital importancia, tener en cuenta que el peso es importante en nuestras articulaciones a la hora de practicar deporte, ya que el sobrepeso puede favorecer la aparición de lesiones articulares durante el mismo.

¡Por estos motivos, una dieta equilibrada siguiendo estos consejos, puede ayudar a evitar las lesiones articulares que tanto tememos!

 Y tus articulaciones, ¿Cómo están?

Para llevar a casa

  • Las articulaciones son las uniones entre dos huesos que nos permiten el movimiento de nuestro organismo.
  • Existen alimentos que nos benefician tanto a nuestros huesos como a nuestras articulaciones debido a los nutrientes y funciones que estos poseen.
  • De la misma manera, existen alimentos que debemos eliminar de nuestra dieta ya que son perjudiciales para nuestros huesos y articulaciones.
  • El peso es importante a la hora de evitar lesiones articulares, ya que un sobrepeso u obesidad puede agravar la lesión.
  • En caso de no poder llevar una dieta adecuada, existen suplementos beneficiosos para nuestros huesos y articulaciones.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre cómo mejorar las articulaciones déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de productos de nutrición.

Carmen Salado Macias 

Apasionada de la salud y aventura 

Decathlon San Juan de Aznalfarache

Bibliografia

: