Menú

Correr con calor, seis lecciones para combatir las altas temperaturas en carrera

0 15
-/5

1. PLANIFICA TUS SALIDAS 

Activa tu cuerpo con un entrenamiento a primera hora de la mañana, o aprovecha que en primavera y verano tenemos más horas de luz para correr a última hora de la tarde. Evita las horas centrales del día y, si no es posible, busca rutas sombreadas, procura que en tu ruta haya alguna fuente donde puedas hidratarte y refrescarte.

2. ADAPTA TU CUERPO AL CALOR 

Reduce el tiempo de calentamiento. El rendimiento de un corredor frente a altas temperaturas disminuye, así que no te obsesiones por alcanzar las pulsaciones o la velocidad que deberías. Tampoco hagas entrenamientos largos los primeros días que te expones al calor. Mejor empezar con tiradas más cortas para ir probando nuestras sensaciones y aumentar la duración de los entrenamientos progresivamente. 

3. HIDRÁTATE 

Como ya he comentado, busca una fuente en tu ruta o bien lleva el agua encima. Hazte con un cinturón de hidratación o lleva una botella en la mano. No esperes a tener sed para beber porque es síntoma de que ya ha empezado la deshidratación. Para salidas de 45 minutos o una hora, con el agua es suficiente pero para entrenamientos más prolongados incorpora al agua sales isotónicas o mézclala con alguna bebida isotónica. Al sudar, perdemos electrolitos, que son los que nos permiten asimilar los fluidos que bebemos. El agua por sí sola no reemplaza las sales que perdemos. 

4. ¿QUÉ ME PONGO? 

Busca en tu armario prendas con colores claros, que reflejan los rayos solares. Escoge aquellas que queden sueltas y con tejido transpirable, para que el sudor se evapore y se equilibre tu temperatura corporal. 


5. ¡ACCESORÍZATE! 

Pon en tu cabeza una gorra o una visera. La visera protege los ojos y la cara, así que si el sol no da tregua, ponte una gorra para mantener toda la cabeza tapada y protegida. Las gafas no sólo protegen los ojos de los rayos ultravioletas, sino también la piel que hay alrededor. Los grandes olvidados muchas veces son los calcetines. Si es importante que sean transpirables, en verano lo es más. Evitarás la aparición de ampollas, irritaciones e incluso hongos. Los puedes combinar con el uso de polvos podológicos. 

6. PROTEGE TU PIEL 

No estamos hablando sólo de evitar el envejecimiento prematuro de la piel, sino también de evitar melanomas y cáncer de piel. El sudor que queda adherido a la piel multiplica el efecto nocivo de la radiación solar, por lo que es mejor utilizar protección solar con un FPS alto y que sea resistente al agua en todas las zonas que vayan a estar descubiertas. ¡Incluso en el pecho y la espalda por si decides a última hora correr sin camiseta! 


Lorena Hernández

Apasionada de Running 

Decathlon Vitoria-Gasteiz

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.