Menú

No más excusas. Cómo correr por la mañana y no morir en el intento

0 6
-/5

El otoño es mi estación preferida para correr. No hace el calor excesivo del verano ni el frío helador del invierno, empiezan a cambiar los colores de los árboles, a caer las hojas en los parques y a multiplicarse el número de carreras populares en muchas ciudades. 

Por estas fechas, la mayoría de runners ya tiene preparado el entrenamiento de base, y los nuevos corredores estaréis empezando a coger ritmo poco a poco. Sin embargo, hay todavía muchas personas que quieren iniciarse en este deporte y se escudan en la falta de tiempo para atarse las zapatillas y salir a disfrutar.

¿Cuántas veces has querido salir a entrenar y has acabado tomando algo con los amigos o sentado en el sofá? Si las clases, la oficina, los niños u otras responsabilidades no te dejan tiempo para realizar un entrenamiento por la tarde, y no quieres o no puedes sacrificar las últimas horas del día cuando ya ha anochecido, te proponemos una solución: corre a primera hora.

Correr por la mañana tiene grandes beneficios aparte de tener el resto del día libre: el aire es más puro y de mejor calidad, el cuerpo está más descansado y más predispuesto al ejercicio, y al liberar endorfinas estarás activo durante todo el día y de mejor humor. Además, acelera el metabolismo, acelerando el proceso de quema de grasas.

 A continuación, te ofrecemos unas pautas para que no se te peguen las sábanas:

  • Sé más rápido que el despertador. Acostúmbrate a levantarte en cuanto suene el despertador. Si eres de esas personas que les gusta disfrutar de los clásicos "5 minutos más", adelanta la alarma para estar listo a tiempo.
  • Prepara tu entrenamiento desde la noche anterior. La víspera puedes cenar algo más de carbohidratos para tener reservas de glucógeno disponibles al día siguiente, vete a la cama temprano y deja preparado todo lo que necesites para tu entrenamiento: ropa, zapatillas, accesorios como mp3...
  • Si estás empezando, te recomendamos no entrenar en ayunas, evitarás algún que otro "pajarón". Tampoco es beneficioso desayunar en exceso, porque puedes tener molestias durante la carrera. Puedes tomar un desayuno ligero (medio plátano, una tostada con mermelada) acompañado con un vaso de agua o medio café/té bebidos a pequeños sorbos 15-20 minutos antes de salir para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre.
  • La falta de tiempo no es una excusa. Correr 20-30 minutos es tiempo suficiente para activar tu metabolismo y cargarte de energía para el resto del día. Por supuesto, ¡no te saltes el calentamiento! Saltar de la cama y empezar a correr no es la solución si andas escaso de tiempo. Comienza a correr a un ritmo más lento que el habitual. Según vaya despertando tu cuerpo y tu cabeza, te sentirás más cómodo y podrás acelerar el paso.
  • Busca cada día una motivación que te ayude a levantarte: correr viendo el amanecer, una lista de reproducción nueva, probar nuevas rutas... Convierte tu entrenamiento matinal en una cita que no puedes perderte. Aunque sea difícil, busca compañía: un amigo, un familiar... Cada vez son más frecuentes los grupos de entrenamiento que se reúnen por la mañana temprano. También puedes contactar con otros corredores mediante la plataforma Decathlon Sport Meeting.

Tras el entrenamiento, no vayas directo a la ducha. Dedica unos minutos a estirar correctamente para evitar posibles lesiones. Desayuna para nutrir tu cuerpo tras el esfuerzo. La proteína ayudará a recuperar tus músculos y los carbohidratos cargarán el glucógeno que has perdido para, ahora sí, enfrentarte a un día más.

¡Te animas!

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.