Menú

Para el runner, ¿Agua fría o agua caliente?

0 13
-/5

Si echamos un vistazo a la historia, en la época clásica de la Roma antigua, las duchas termales eran un ritual curativo para los soldados, que después de una larga campaña bélica disfrutaban de un impás de recuperación al que se denominaba “angustiarum”. 

De esta forma aceleraban la recuperación y garantizaban que el soldado estuviera listo en poco tiempo y así pudiera regresar al frente para ejercer el servicio militar. Algo no ha cambiado desde entonces; si bien la civilización romana ya usaba los beneficios del agua para la recuperación, en la actualidad es un cuidado más del que nos beneficiamos los deportistas, y en especial nosotros,  amantes de la carrera a pie, es algo muy importante para conseguir una buena recuperación en épocas de mucha carga de entrenamiento y competición.

Pero, ¿utilizamos bien estos métodos? ¿Sabemos la diferencia entre culminar nuestros ejercicios con una ducha de agua fría o caliente y los beneficios de una u otra?

Beneficios de las duchas/baños con agua caliente:

  • Relaja la musculación y alivia las contracturas: El agua caliente ayuda a relajar los músculos debido a que la temperatura ambiental es igual o superior a la temperatura corporal y nuestro reacciona soltando el tren muscular. Además, nos ayuda a relajarnos y evadir la fijación Psicológica que nos genera el dolor de la sobrecarga.
  • Aumenta la capacidad del corazón al mejorar la circulación sanguínea: sumergir el cuerpo en agua caliente ayuda a ejercitar los vasos sanguíneos dado que el corazón funciona a una velocidad mayor y constante, acelerando la oxigenación de nuestros músculos.
  • Ayuda a la recuperación de desgarros musculares y dolor de articulaciones: cuando estamos lesionados el cuerpo reacciona como defensa contracturando la zona dañada. Esto ralentiza mucho la recuperación el agua caliente  nos ayudará a aliviar el dolor de la zona y además facilitar la velocidad de regeneración.
  • Mejora la transpiración de nuestro cuerpo: la piel del corredor juega un papel clave a la hora de mantener nuestro cuerpo a la temperatura óptima para el ejercicio. El agua caliente va a limpiar los poros y por lo tanto va a facilitar la transpiración de nuestra piel.

Prevenciones de las duchas/baños calientes: Nunca más de 20 minutos seguidos, beber agua frecuentemente para evitar deshidrataciones por sudoración, y consulta con tu médico para realizar este tipo de baños si estás embarazada o tienes algún problema cardiaco.

Beneficios de las duchas/baños con agua fría:

  • Disminución de las inflamaciones: elimina las toxinas de la sangre al contraerse todo el cuerpo.
  • Focaliza el envío de sangre a tus músculos y órganos vitales: el agua fría hace que el corazón lata más deprisa y los músculos flexiones, facilitando que el flujo sanguíneo vaya directamente a los músculos.
  • Aumenta los niveles de energía: esto es debido a que los nervios de la piel se activan.
  • Acelera el tránsito del sistema linfático: los líquidos linfáticos combaten los patógenos transportando los desechos de las celulas y los glóbulos blancos que combaten las infecciones.
  • Disminuye la ansiedad y el estrés: el frío segrega noradrenalina, componente químico que nos ayudará a los runners a afrontar con ánimos un entrenamiento rutinario con la mente sana y despejada.

Prevenciones de las duchas frías: 

No aplicar más de 20 segundos seguidos agua fría al cuerpo (ducharse mediante intervalos), no aplicarlo después de hacer deporte puesto que lo que buscamos es justamente lo contrario relajando el cuerpo y no gastar más energía que retrase la recuperación. En caso de embarazo, enfermedad cardiaca o hipertiroidismo, consultarlo con vuestro médico.

Beneficios de los baños de contraste:

Básicamente sirven para tratar inflamaciones. La ventaja de los contrastes de temperatura nos van a ayudar que el se genere mayor circulación sanguínea local. Con el agua caliente provocaremos una vasodilatación y seguidamente con el agua fría una vasoconstricción .

Como conclusión, decirte que los buenos hábitos no solamente  se centra en el antes y el durante de nuestra actividad física. Para nosotros es muy importante cuidar nuestro cuerpo después, ya que la sensación con la que terminemos nuestros entrenes, va a determinar que mañana empecemos con fuerza. Para ello, es importante que entendamos todo lo que hacemos para nuestro rendimiento y que lo hagamos con responsabilidad.

Te animo a que introduzcas en tu plan de entrenamiento, por qué no, el tipo de ducha  diario para optimizar sus beneficios.


Contenido elaborado junto a apasionados del running de Decathlon. 


Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!
Este contenido te puede interesar

Completa tu experiencia con este contenido



¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.