Mantén tus alimentos fríos en la nevera de camping

Comentarios 0 191 -/-
FacebookTwitterEmail

¡Hola a todos!

Hoy os voy a hablar de las neveras de camping, algo indispensable para tener la comida o líquidos bien fresquitos en nuestras salidas a la montaña. Hay que recordar que siempre hay que hidratarse bastante mientras hacemos deporte pero a todos nos gusta tomarnos unas bebidas o alimentos fríos después de una actividad en estos días de calor que van llegando, ¿o no?

neveras camping

Para ello tenemos que conocer que hay diferentes tipos de neveras pero el objetivo de este aparato es el mismo: mantener fríos los alimentos o líquidos que guardemos en ella.

En el mercado puedes encontrar neveras rígidas o flexibles. Dentro de las rígidas tenemos la clásica y la eléctrica pero hoy vamos a hacer especial mención a las flexibles ya que es un producto innovador que podemos encontrarnos desde hace bien poquito en las tiendas.

Neveras flexibles

neveras camping

Nevera Ice Fresh Compact en sus versiones de 16L, 26L y 36L

  • En las neveras flexibles el aislamiento se consigue a través del aire. Sí lo has leído bien. Tienen unas válvulas por las cuales puedes soplar y así conseguir el aislamiento que quieras. A medida que vas hinchando la nevera, ésta va cogiendo forma. El aislamiento que se consigue con este concepto es de 11 horas aproximadamente ¡Sin acumuladores de frío! Una pasada, ¿verdad?
  • Otra de las características de esta nevera es que al abrir las válvulas y comenzar a plegarla para guardarla, se reduce mucho su volumen, ocupando así un espacio muy inferior al de una nevera rígida.
  • En comparación con las neveras rígidas clásicas, el peso de la flexible es de 800 gramos aprox (nevera 16L) mientras que la rígida pesa 1,4kg aprox.

Tengo que destacar que estas neveras no son estancas por lo que, en caso de introducir hielo para mantener fríos los alimentos por más tiempo, se acabarán derritiendo y se calará toda la nevera, por eso se recomienda usar siempre con acumuladores de frío. Estos acumuladores se pueden congelar tantas veces como queráis. Además tenemos que saber que no es bueno que ciertos alimentos que podemos llevar en nuestra nevera, entren en contacto por un tiempo prolongado con el agua que se obtiene al derretirse los hielos.

Consejos de rendimiento

Pero… ¿queréis sacarle el máximo partido a vuestra nevera? Aquí os dejo algunos consejos para que después de una ruta, de realizar alguna actividad en la naturaleza o en un día de camping, encontréis vuestros alimentos y líquidos bien fríos:

  1. Guardar los alimentos/bebidas ya fríos, porque os recuerdo que la nevera es aislante, no enfría por sí sola. Sí los metemos fríos facilitaremos el rendimiento de la nevera.
  2. No dejar la nevera en un sitio a alta temperatura. Es recomendable dejarla en un sitio a la sombra y con una temperatura no muy alta.
  3. En neveras flexibles no usar bolsas de hielo y sí acumuladores de frío ya que no son estancas.

Gracias por leer mi artículo. Si quieres saber más sobre neveras déjame un comentario o visita nuestro catálogo.

¡Nos vemos con la nevera en mano! 

Santi Domínguez 

Apasionado de la montaña  

Decathlon Plaza Imperial

: