Menú

¿Cómo protegernos del frío en una ruta de montaña?

0 217
5/5

Cuando llega el invierno los amantes de la montaña tenemos que protegernos del frío para practicar senderismo con seguridad y confort. Es por eso que hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

Extremidades

Tan solo por la cabeza perdemos un 20% de calor corporal, así que un buen gorro que nos mantenga la cabeza caliente es esencial. Lo mismo sucede con las manos y los pies, de los primeros en enfriarse.

En el caso de los pies, un calcetín que nos permita evacuar el sudor a la vez que nos aporte un aislamiento térmico es muy importante. Se puede optar por tejidos sintéticos o por tejidos naturales como la lana merina. Mi favorito es el SH500 ULTRA-WARM con un 50% de lana, se adaptan super bien al pie y vienen reforzados en partes como el talón.

Lo mismo sucede con las manos. Lo ideal es contar con un guante segunda piel. Se trata de un guante de interior, generalmente compuesto de seda o de lana merino y un guante exterior que nos proteja del frío y la humedad. A la hora de elegir la talla de un guante es importante que entre el guante y la mano quede un pequeño espacio.

Muy recomendable llevar parches de calor. Los que más uso son los de manos, pero también los hay para pies y para el tronco. Duran unas 5-6h y calientan bastante. Yo me los echo en los bolsillos de la chaqueta para cuando meto las manos que esté calentito.

Si vamos a realizar actividades sobre nieve o hielo una buena bota es primordial. Con membrana impermeable y aislamiento exterior. La línea SH es muy cálida y todas llevan el sello Snowcontact, garantizando un buen agarre. 

sh

Tronco

El sistema de las 3 capas nos será muy útil en la vestimenta. Mediante tres capas de ropa podremos conseguir transpiración, secado y abrigo.

  • En la primera capa, la más pegada a la piel, buscaremos prendas transpirables que nos permitan conservar nuestro calor corporal, que actúen de segunda piel y nos permitan movernos con facilidad. Por lo tanto, son prendas ajustadas y elásticas. Ocurre como con los calcetines, encontraremos fibras sintéticas y fibras naturales, personalmente suelo optar por la lana merino, térmica y anti-olores. En todo caso, lo que hay que evitar son prendas de algodón, ya que estas retienen la humedad y a bajas temperaturas, eso hará que nos quedamos fríos.
  • La segunda capa nos permitirá retener aire caliente, evacuando el sudor y conservando a la vez nuestro calor corporal. Son prendas del tipo forro polar. Yo siempre opto por el modelo abierto, además de llevar si o sí uno de repuesto en la mochila para cambiármelo cuando termino la ruta.
  • La tercera capa será nuestra gran aliada. Chaqueta con membrana impermeable  que evite que nos entre la lluvia o la nieve, cortavientos y que además, evacue el vapor de agua que nuestro cuerpo genera durante la actividad. En las chaquetas, la forma más común de ventilación es a través de unas cremalleras laterales que funcionan muy bien para una aireación rápida.
ventilación chaqueta

Para las piernas un pantalón que sea grueso, resistente y elástico será nuestro mejor aliado. Además, una buena malla térmica que sea transpirable también nos ayudará a mantener las piernas calientes.

Coge tus botas o tus raquetas, abrígate bien y disfruta de la montaña y del bonito paisaje que deja el invierno. Deja tu comentario o visita la web Decathlon para conocer más sobre tu deporte.

Nos vemos en las montañas.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.