Menú

Consejos para organizar tu viaje de mochilero

0
-/5

Consejos para organizar tu viaje de mochilero

Si siempre has querido viajar por tu cuenta, pero te agobia pensar en todo lo que tendrías que mirar, todo lo que tendrías que saber, todo lo que tendrías que controlar y, sobre todo, todo lo que podría salir mal, no te agobies más porque…¡tenemos buenas noticias para ti!

 

Viajar de mochilero es mucho más fácil de lo que te pueda parecer. El mundo es mucho más amigable de lo que imaginas y, al final, de una forma u otra todos podemos entendernos, aunque sea con mímica.

 

Para ayudarte en tu misión de organizar tu primer viaje de mochilero, vamos a darte unos consejos que, aunque sean muy simples, son los realmente necesarios. Se trata de saber cómo llegar, cómo organizar tu tiempo, cómo preparar el equipaje… y, una vez allí, todo será coser y cantar. O no, pero siempre será divertido.


Mochilera en Perú en un mercado

¿Cómo llego a donde quiero?

Si ya tienes un destino en mente, lo primero que hay que hacer es saber cómo se puede llegar a él. ¿Avión, tren, coche, barco, bicicleta...? Dependiendo del tiempo que tengas, de cómo te guste moverte, de tu reto personal, del precio –sí, el precio siempre es un factor–, elegirás un medio de transporte u otro. Una vez decidido, echa un vistazo a los requisitos de entrada: no es lo mismo llegar en avión con un vuelo internacional que llegar por tierra con tu coche a una frontera poco transitada. Lo básico: si hace falta visado, la duración, dónde obtenerlo, con cuánta antelación…

 

No descartes este punto si tu viaje es a un destino cercano. Nosotros nos topamos con la desagradable noticia de que no podíamos ir a la Ciudad Encantada de Cuenca desde Cuenca si no era en coche propio o en taxi. No siempre se puede llegar a todas partes en transporte público o en una cantidad de tiempo aceptable.


Mochilero en Cinque Terre

¿Cuántos días me voy?

Lo sentimos, en este caso, lo normal es que manden los días de vacaciones. No se podrá hacer mucho por alargar el viaje si los días que puedes pedir son los que son. Pero, de nuevo, no hay que descartar tan rápido esta pregunta, porque tiene trampa. No se trata solo de decidir cuántos días pasar en el destino, también de decidir “cuántos destinos” con los días que tengas. Olvídate de los viajes gymkana: llego, hago la foto al lugar más reconocible, me voy al siguiente pueblo/ciudad, hago la foto al lugar más reconocible, me voy al siguiente pueblo/ciudad… hasta que se hace de noche o caigo rendido en mitad de una estación de bus. No dejes que las ganas de tachar lugares y de ver maravillas “que están tan cerca, ya que estoy aquí” te hagan odiar tu viaje al segundo día. Has salido de casa para disfrutar de tu tiempo, para pasarlo bien, no es una prueba de resistencia ni tienes que visitar más sitios que tu compañero de trabajo para ser mejor.

 

Busca información del lugar que sea el motivo del viaje, siempre hay un lugar concreto que te lleva aunque sea al otro lado del mundo, y luego extras. Haz un listado de todo lo que te gustaría ver en él y piensa en cuánto querrás pasar en cada uno de esos sitios. Con calma, sin correr. A partir de ahí, busca en los alrededores y vuelve a seleccionar. Ordénalos por preferencia –aunque después los coloques por cercanía en el itinerario para aprovechar los desplazamientos– y deja fuera lo que creas que no te va a dar tiempo. Recuerda, estás de viaje de placer.


Mochileros en Perú con su mochila Forclaz

El equipaje, tu amigo o tu peor pesadilla

Esto es algo que se aprende con la experiencia –en realidad, como todo en la vida–. Conforme vayas viajando, te darás cuenta de lo que poco que realmente necesitas. Preparar el equipaje con “y si” es algo de lo más natural: y si llueve, y si vamos a un sitio elegante, y si hago una ruta de senderismo, y si hay donde bañarse… Al final llevarás el chubasquero, un paraguas, unos zapatos, un vestido o unos pantalones especiales, las botas, la mochila de travesía, la gorra, el bañador y las sandalias. No habrá espacio para nada más y estás yendo a pasar un fin de semana a Pamplona en agosto.

 

Echa un vistazo a la previsión meteorológica el día de antes, con ese tiempo suelen acertar. Piensa en lo que tienes previsto hacer, si no vas a andar por el monte, no vas a andar por el monte y si no hay playa, pues no hay playa. Trata de reducir el equipaje al mínimo. Nosotros llevamos siempre mochila, nos parece mucho más cómodo que tirar de la maleta, y eso hace que cada “y si” que vaya dentro sea un peso extra en tu espalda. La mejor manera de decidir qué meter y qué no es pensando en que lo vas a cargar: ¿lo vas a usar o solo a pasear? 


Mochilera con su Forclaz

Dormir es importante

Si vas a estar durante todo el tiempo en una misma ciudad, busca un alojamiento que se ajuste lo mejor posible a tu viaje. De acuerdo, busca uno que encaje con tu presupuesto –el dinero manda–, pero no te quedes solo con eso. ¿Cómo de lejos está de los lugares que quieres ver? ¿Cuánto se tarda y cuánto cuesta llegar a ellos? Puedes encontrar un alojamiento barato en las afueras de Londres que te obligue a gastar más en transporte público para llegar al centro de lo que cuesta él. 

 

Mira también las mejores zonas para alojarse. En muchas ciudades hay zonas poco recomendables que están relativamente céntricas y que pueden quitarte las ganas de salir en cuanto se ponga el sol, con lo que perderás medio viaje.

 

Más cosas a tener en cuenta: ¿Viajas con la familia o con amigos? ¿Qué tal un alojamiento con cocina para poder preparar alguna cena si un día estáis cansados? ¿Vas con coche? Debería tener aparcamiento.

 

Si tu viaje va creciendo y cada día estarás en un lugar diferente, no dejes el tema del alojamiento para el último momento. Aprovecha el último traslado para buscarlo siguiendo los mismos consejos de antes: precio, localización, zona…

 

Hay muchas más cosas que tener en cuenta, pero si tienes claros estos cuatro puntos, el resto será coser y cantar.

 

Si quieres saber un poco más sobre nosotros y saber más sobre cómo organizar tus próximas aventuras viajeras, visítanos en nuestro blog de viajes, Salta Conmigo, tenemos incluso una lista específica de consejos para organizar tu viaje.


Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.