Menú

Niños y seguridad: disfrutar de la montaña

0 21
-/5

Cuando preparas una ruta por la montaña hay que ser consciente de que personas van a participar en ella. No todos tenemos las mismas condiciones físicas. Y en la montaña lo primordial siempre es garantizar nuestra seguridad. Un ejemplo de estas pequeñas personas que necesitan una atención especial son los niños. 

Medidas de seguridad previas

Sin olvidar nunca los preparativos previos básicos de cualquier actividad en la montaña a continuación destacamos los factores esenciales para una ruta con niños:

  • Adaptar la ruta a ellos. La duración, el tipo de terreno y la distancia son las características principales de una ruta que hay que adaptar a las posibilidades de cada niño según su edad. Cuando llevemos una mochila portabebés también debemos hacer rutas más acordes al bebe.
  • Ropa técnica para junior. Es muy importante que si nosotros invertimos en tener la ropa más técnica y el calzado más cómodo hagamos lo mismo con ellos. Al igual que nosotros sufren de las mismas posibilidades de mojarse, de torcerse un tobillo, de que le salgan ampollas o de que les una insolación.
  • Protección solar especial. Existen cremas especiales para junior, y la mayoría de su ropa de travesía viene con un tejido especial que los protege del sol. Al igual que hacemos con nosotros es muy importante protegerse del sol.
  • Su propia mochila. Parecerá una tontería pero dejarles que lleven su propio bocata, una cantimplora pequeña y su impermeable les hará ilusión y sobretodo serán conscientes de la importancia de cada una de las cosas que llevan. Elige bien el tamaño de la mochila según su edad.

 Niños y Seguridad

¿Qué hacer durante el recorrido?

  • Dinamizar el recorrido. Cuando un grupo de adultos sale juntos hablan de sus cosas, sin embargo cuando sales con niños tienes que enseñar, tienes que entretener y animar con todo lo que tú ya sabes que te da la montaña.
  • Interactuar con él. Dale más importancia a lo que le interese que a lo que habías planificado en un principio. Hazle disfrutar del recorrido, déjale que tome alguna que otra decisión de grupo y poco a poco verá lo importante que es la unión del grupo para llegar a alcanzar lo planificado.
  • Descansar y disfrutar del entorno. A veces es mejor estar quieto en un lugar enseñándole todo lo que hay en el entorno de la montaña que andar y andar continuamente. Esto le hará recordar buenos momentos en la montaña y no grandes palizas.
  • Enseñar a usar cierto material. Unos simples prismáticos, una brújula, un mapa, los bastones…todo el material de travesía según la edad puede pasar de ser un juguete a ese elemento necesario en nuestras travesías por la montaña.

Por último recordar que debemos madrugar, mirar el tiempo con antelación y si en algún momento hay que darse la vuelta por nuestra seguridad, hacedlo. Los peques siempre tendrán la posibilidad de volver.

Gracias por leer mi artículo. Para dejar tu opinión o alguna puntualización más de las que he hecho escríbeme un comentario.¡Nos vemos por la montaña!  

 Iñaki Muñoz 

Apasionada de la montaña 

Decathlon Puerto Venecia 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.