Menú

Protegerse del calor en la montaña

0 10
-/5

Hola montañeros,

Se acerca el buen tiempo y poco a poco van subiendo las temperaturas.

Hoy hablaremos sobre cómo protegernos del calor en nuestras travesías.

En primer lugar es necesario saber:

¿Qué le pasa al cuerpo humano durante la actividad física, haga frío o calor?

De por sí, una persona adulta en reposo será capaz de generar cerca de los 90W/h de calor debido a su metabolismo. Nuestro cuerpo siempre está en funcionamiento para generar la energía suficiente para que nuestras células puedan funcionar y esto hace que desprendamos calor. ¡Cuando entramos en actividad esta generación interna de calor puede multiplicarse hasta por 4!

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando sube la temperatura?

Imaginemos que estamos en actividad, nuestra temperatura sube y a esto hay que sumarle los factores externos, que en este caso, sólo contribuyen a aportar más calor al cuerpo.

factores-externos-de-transmission-de-calor

¿Cuáles son estos factores?

- Conducción, se da cuando existe un contacto con objetos que estén a alta temperatura.

- Convección por corrientes de aire a nuestro alrededor.

- Radiación emitida por cuerpos a muy alta temperatura como el sol y su reflejo en nieve, agua o arena.

¿Qué va a hacer nuestro cuerpo para enfriarse?

- El hipotálamo es la parte del cerebro que controla distintos procesos de termorregulación para que el cuerpo humano se mantenga siempre a una temperatura de seguridad.

- El cuerpo, sólo va a tener un mecanismo de supervivencia en este caso:

- La traspiración, es decir, la generación de sudor.

- El sudor formará una capa de líquido sobre nuestra piel. Este líquido se evaporará.

- Este cambio de fase (liquido-gas) necesita mucha energía para llevarse a cabo. Y esta energía la quitará a la piel y por lo tanto bajará su temperatura.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro cuerpo?

Hay varios factores que podemos controlar:

HIDRATARNOS

Beber mucha agua, vamos a perder mucho líquido por la transpiración necesitamos reponerla.

En este punto es muy interesante mantener la temperatura de nuestro agua lo más baja posible, para ello podemos utilizar fundas aislantes. Si podemos la guardaremos dentro de la mochila para que esté lo más aislada posible.

En caso extremo de no tener funda, y no poder guardarla dentro de la mochila, si mojamos un calcetín o un trozo de tela y lo ponemos alrededor de la botella Se dará el mismo fenómeno que nuestro cuerpo con el sudor, el agua de la tela se evaporará  y bajará algunos grados la temperatura de nuestro líquido.

DEJAR QUE EL CUERPO TRASPIRE

Ayudar a que el sudor salga y se evapore. Para ello utilizaremos prendas ligeras y finas de secado rápido y con zonas ventiladas para favorecer la transpiración hacia la capa superficial del tejido. De manera que nuestro cuerpo se mantenga seco.

En el caso del calzado, intentaremos que sea traspirable, tenemos que tener en cuenta que en aquellas zapatillas con membrana  impermeable costará un poco más que el sudor salga dando una sensación de más calor.

Materiales como mochilas o cascos intentaremos buscarlos que cuenten con sistema de ventilación.

PROTEGERNOS DE LA RADIACIÓN SOLAR

Además, en caso de exposición directa al sol, es de vital importancia protegernos de la parte de radiación que no vemos, la ultravioleta, extremadamente perjudicial. Para ello es interesante utilizar ropa de manga larga con protección y que sea muy traspirable.

Ten en cuenta que conforme vamos ganando en altitud el índice de radiación UV aumenta un pequeño tanto por ciento.

Para aquellas zonas expuestas una crema que bloquee los rayos UV es esencial y en los ojos, gafas de sol.

En el caso del camping, emplea elementos preparados para las salidas con calor, como los tejidos especiales que reflejan y bloquean la radiación solar.

reflexo-del-sol

Recuerda que un tejido con alta capacidad de reflexión solar puede marcar una diferencia en una tienda de campaña de casi 15 grados.

bara-bajar-la-temperatura

Algo que puede sernos muy útil es una manta de supervivencia, como bien sabéis se utiliza para no perder nuestro calor corporal en caso de accidente, pero su uso también se amplía a estos casos si se utiliza al revés, con la cara brillante hacia fuera. Evitaremos que los rayos del sol nos calienten. 

De la misma manera podemos utilizarla para mantener nuestras bebidas frías si estas están en contacto directo con el sol.

Y por último, siempre planifica tus rutas, anticípate a la climatología y sobre todo, disfruta de la montaña.


Contenido elaborado junto a apasionados del senderismo de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.