RECOMENDACIONES Y CONSEJOS PARA LA REALIZACIÓN DE UNA BUENA MARCHA DE SENDERISMO

Comentarios 0 176 -/-
FacebookTwitterEmail

Aquí os dejo unos cuantos consejos si queréis hacer de vuestra marcha de senderismo una experiencia única:

  • La organización llevará un pequeño botiquín.

  • Generalmente el agua de montaña es apta para consumo, pero siempre que esté clara y el río o arroyo corra en caída y no haya ganado suelto en las inmediaciones, especialmente en el curso superior a nuestra presencia.

  • Comida e hidratación. Cada participante deberá llevar agua o bebidas isotónicas, en la cantidad necesaria según las características del recorrido y la época del año, para evitar la deshidratación, así como algo de comida calórica, azúcares, chocolates, frutos secos.

  • Los despistes. Los despistes pueden producirse por falta de atención y/o mal tiempo. Se marchará en grupo compacto si es posible, y en caso de algún despiste o extravío se utilizará el silbato de montaña, y en todo caso habrá de descenderse, no subir nunca por ladera.

  • El paso de marcha. El ritmo de paso en la montaña es fundamental para disfrutar de la marcha y evitar sufrimientos innecesarios. Procuraremos mantener el mismo ritmo de paso tanto en subidas como en bajadas. Evitaremos los pasos largos pues fatigan mas y suponen un desgaste inútil, adaptaremos el ritmo a la pendiente y tipo de terreno.

Captura de pantalla 2019-07-02 a las 14.44.58
  • Vestimenta necesaria. En verano la vestimenta será adecuada a las circunstancias, en época de sol, evitar camisetas de tirantes y pantalones cortos, llevar gorra. En invierno se llevará abrigo suficiente, en todo caso chubasquero, gorro, guantes, gafas de sol y cremas protectoras de la piel con un nivel de protección de al menos 30.

  • Llevar equipo adecuado. Mochila ligera de no más de 30 l., botas de montaña o trekking, cantimplora, brújula y mapa de la zona, estos dos últimos no serán necesarios si se acompaña de la organización, pero siempre es útil.

  • Recomendaciones de la organización. Atender siempre las indicaciones de la organización, conocedora de la zona y del recorrido y no separarse del grupo, informarse previamente de la climatología prevista en la zona y época del año, lo que es fundamental para prever la ropa de abrigo y la ruta a seguir.

  • Las paradas. Se realizarán paradas cortas pero frecuentes aprovechando para beber y comer, abrigándose cada vez que se pare. La bebida preferentemente será agua o líquidos isotónicos que prevengan la pérdida de electrolitos y los efectos de la deshidratación por el calor, los ritmos de parada acostumbran a ser, al menos, de cinco minutos cada hora de marcha.

  • Urgencias. Las más comunes son torceduras o indisposiciones, son más frecuentes de lo que imaginamos, se producen por llevar calzado no adecuado o no comer y beber lo suficiente, las conocidas como “pájaras”, bruscos descensos de azúcar, y se evitan con la ingestión de glucosa.

  • Cuando haya una persona lesionada o accidentada se la abrigará y señalizará adecuadamente, nunca dejarlo solo y avisar a los servicios de urgencias y a la organización.

  • Otras recomendaciones. Es muy recomendable llevar bastones de marcha extensibles adaptables de la orografía del terreno, bolsa de basura para desperdicios, linterna pequeña.

Es de suma importancia seguir al pie de la letra estos consejos, ya en algún momento, hacerlo nos puede ahorrar algún susto o disgusto innecesario, ya que si salimos al monte es a disfrutar, no a sufrir.

: