Menú

Señalización de senderos

0 32
-/5

Cuando vamos a la montaña, muchos de nosotros vemos señales, marcas e incluso objetos que indican un camino o sendero.

En esta entrada vamos a explicar el significado de esas señales que evitan que nos perdamos y nos llevan por el buen camino.

Siempre que vayamos al monte es importante que llevemos con nosotros un mapa de la zona que que vamos a recorrer, ya que aunque hayamos hecho ese camino decenas de veces y nos lo  conozcamos como a la palma de nuestra mano el terreno de la montaña es cambiante y muchas veces nos podemos encontrar con condiciones meteorológicas diferentes que nos pueden dificultar la visibilidad del camino.

Si bien es cierto que un GPS nos puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza, este se puede quedar sin batería o sin cobertura, mientras que el mapa es algo ligero, no ocupa mucho y podéis estar seguros que nunca os dejará tirados.

No os olvidéis que llevar herramientas que nos ayuden a encontrarnos y a ubicarnos en el camino nos facilitará el trayecto y nos permitirá disfrutar de la travesía sin incidentes.

Además del mapa y el gps, en los senderos nos encontramos unas marcas de distintos colores que la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) ha ido regulando a lo largo de los años para que sean fácilmente entendibles y globalizadas. Estas marcas las podemos encontrar en postes, estacas, árboles, piedras...en cualquier lugar fácilmente visible de los senderos homologados que se encuentran en nuestro territorio.

Un sendero homologado es aquél que está identificado por las marcas registradas de GR®, PR® o SL®  y que transcurre en el medio natural.

Senderos locales: son aquellos que tienen una distancia inferior a los 10 km y están marcados con una marca blanca y otra marca verde. Su nomenclatura incluye las siglas SL® (mayúsculas y espacio ni puntos entre ellas) + guión + código territorial + espacio + numeral correspondiente.

Senderos de pequeño recorrido: Su distancia es mayor a 10 km y menor a 50 km, por lo que se puede realizar en un solo día, las marcas son de color blanco y amarillo y la nomenclatura incluye las siglas PR® (mayúsculas sin espacio ni puntos entre ellas) + guión + código territorial + espacio + numeral correspondiente. 

Senderos de gran recorrido: son aquellos senderos que superan los 50 km a realizar en varias jornadas. Sus colores son blanco y rojo y la nomenclatura incluye las siglas GR (mayúsculas, sin espacio ni puntos entre ellas) + espacio en blanco + el numeral que corresponda. 

Dentro de un mismo sendero podemos encontrarnos varias marcas a la vez o de los tres colores, eso quiere decir que por ese mismo sendero transcurren los tres tipos a la vez. En este caso deberemos seguir los colores del que nosotros vayamos a realizar.

También veremos distintas formas de las mismas señales que nos indicarán el camino a seguir, los cambios de dirección o la dirección equivocada, cada una con su color correspondiente.

Rojas, verdes y amarillas

Además de estas marcas pintadas también nos podemos encontrar con otro tipo señales:

  • Hitos: muy conocidos y útiles cuando hay mala visibilidad o las marcas están algo deterioradas. Los hitos son montoncitos de piedras en lugares elevados para que sean fáciles de visualizar. Son muy típicos en los ascensos a cimas.
  • Estacas: estas están introducidas en el suelo y suelen aparecer cuando no ha sido posible marcar el camino con la señalítica de los senderos homologados. Hay de distintos tamaños y formas.
  • Postes con flechas direccionales: igual que las estacas, se encuentran introducidos en el terreno. Suelen ser grandes y robustas para que aguanten bien los cambios meteorológicos. En ellos encontraremos la señalítica homologada y una flecha que indicará la dirección del camino. En un mismo poste podemos encontrar varios carteles con flechas, se trata de seguir la dirección del nuestros hasta la próxima señal.
  • Senderos Europeos: esta denominación se usa para grandes recorridos que transitan por varios países, como por ejemplo la famosa flecha del Camino de Santiago o la estaca de madera con una placa para señalizar El Camí de Cavalls de Menorca. No generan ningun tipo de señalítica especial y transcurren por otros senderos previamente señalizados. Se escriben con la letra E en mayúscula seguida de un guión y un número asignado por la Asociación Europea de Senderismo.

Si queréis tener más información sobre los senderos y su señalítica siempre podéis consultar la web de la FEDME, dónde encontraréis un sinfín de manuales y artículos muy útiles que os irán genial antes de embarcaros en vuestra próxima aventura.

¡Salud y montañas!


Contenido elaborado junto a apasionados del yoga de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.