Menú

El Gran Bachimala, un 3000 para iniciarse

0 16
-/5

El pico Gran Bachimala se encuentra en el Valle de Gistaín, en el Pirineo de Huesca. Para subirlo recomiendo hacer noche previamente en el refugio libre de Tabernés (1.725m) y afrontar los 1450m de desnivel al día siguiente. Para acceder al refugio hay que venir de la carretera que sale de San Juan de Plan y llegar a una curva de izquierdas muy pronunciada donde sale una pista señalizada.  Son 10km de pista, siendo unos 50min en coche.

Para presentaros la ruta os voy a contar como viví mi aventura del Gran Bachimala:

  • ¡Buenos días! -me dijo mi compañero de aventura - Hoy vamos a hacer un pico muy fácil, vamos a ir por el camino más largo pero más cómodo y mucho más bonito.
  •  Tu eres el que sabes, yo te sigo- le dije depositando toda mi confianza en él.

Eran las 9:00 am del 31 de agosto. Habíamos pasado la noche en Tabernés, desayunado y recogido todo del refugio en las mochilas de aproximación, las cuales dejamos en el coche. El día era soleado, no corría nada de aire. –Os lloverá si hacéis tarde– nos avisaron los vecinos del refugio que habían subido a pasar un par de días cogiendo setas. Nuestra previsión era estar de vuelta en 7h (4h subida y 3h de bajada) por lo que el riesgo era bajo.

La mochila de ataque que llevábamos era la idónea para dicha actividad, 22L. 

En ella llevábamos el impermeable, unos guantes, los bastones de travesía, el casco, 1,5L de bebida isotónica, barritas energéticas, 2 piezas de fruta y algún fruto seco.

Como ya he dicho, la salida fue desde el propio refugio de Tabernés. Por el Nordeste aparecía el camino marcado con estacas pintadas con dos tonalidades de verde y una señal que indicaba “Refugio Viadós”. 

El recorrido atravesaba un frondoso bosque precioso, lástima que la senda compartiese lugar con un arroyo de agua, lo que provoco que estuviéramos bien atentos olvidándonos de hacer fotos y ensuciándonos algo los zapatos. En 20min salimos a una pradera y el camino, algo intuitivo por unos hitos de piedras , se divide en 2: uno para bajar al refugio de Viadós y otro para ir dirección a la “Señal de Viadós”.

vistas Gran Bachimala

Era hora de empezar a ganar desnivel. Hasta ahora como mucho habríamos subido unos 100m. La vista del Gran Bachimala era espectacular. Podíamos distinguir los distintos terrenos que íbamos a tener que cruzar. Así que adelante.

Tras unos 40 minutos y sin llegar a la parte más alta del prado, donde se encuentra la Señal de Viadós, la senda baja  por la izquierda bruscamente por una ladera de piedra suelta muy pequeña.Si mirabas para atrás  la vista que tenías era para fotografiar, y así hice.

senal viados  Gran Bachimala

Tras esa pequeña bajada comienza un tramo de sendero pedregoso. Se acabó la comodidad de andar por la pradera.Este tramo aun así es muy llevadero. 

El sentido de la senda gira bruscamente casi 180 grados. Vas ganando altura sin darte cuenta porque quieres avanzar para ir viendo las vistas y vas jugando buscando los hitos ya que el camino va girando continuamente para ser lo menos abrupto posible.

sendero Gran Bachimala

Una vez que llegas a la roca rojiza empieza lo bueno. Ya estaremos por encima de los 2.500m tranquilamente. Primeros apoyos de las manos pero por asegurar no porque sean necesarios. Una buena pared salvada y esta vez la senda se encara dirección Norte. Miras para arriba y dices ¡buff! Miras para los lados y dices ¡wow! 

Así que con calma y disfrutando de la ascensión imponemos un ritmo de subida continuo sin parar más que para echar algún trago. Ya anteriormente hemos parado 2 veces para comer algo y beber en menos de 5min.

Estamos casi arriba. Lo que era una cresta cómoda se convierte en una subida casi a cuchillo por una pedrera. subida Gran Bachimala

Me hago a la idea, sé que visto desde abajo son unos 20min más o menos. Me doy cuenta de que baja gente ya de la cima. Cojo aire, mido mi ritmo, controlo la respiración y agacho la cabeza. ¡Aupa!

De repente pierdo de vista a mi compañero y le oigo gritar – ¡oye! que ya estamos.

Me quedo alucinado, miro el reloj, habían pasado 3h y 40min desde que salimos. Durante la subida confundí la Punta da Sabre con la cima del Gran Bachimala. El último tramo de 5min es una pequeña trepada muy horizontal.

Estallo de alegría. Nuevo techo personal. Este año no pudo ser el Aneto por las condiciones de nieve y fechas, pero cambiar 3144m (Antecima del Perdiguero) a 3177m por este año, me vale.

cima Gran Bachimala

La bajada para los iniciados recomiendo volver por lo recorrido hasta la senda de piedra suelta y pequeña. Aquí puedes seguir bajando por la barranquera y subir al prado. Por la barranquera es más directo y el paisaje es distinto al ya visto anteriormente.

  • ¿Qué tal te encuentras?- Me dice el compañero después de un par de fotografías. -¿Vamos a la Punta de Sabre (3.139m) y bajamos por allí?
  • ¿Dos tresmiles para la mochila? Venga, allí paramos a comer algo, tu abres el paso.- Le indico.

Pues exacto. 30 minutos más de travesía para acceder el segundo 3000 del día. Y menudos 30min. Cresteo total y absoluto. Es hora de poner a prueba si ha servido toda la escalada, las ferratas, y los barrancos que he hecho para quitarme un poco el miedo a las exposiciones. Y vaya que si funcionó. 

Con seguridad, firmeza y templanza disfrute de un cresteo del que jamás me habría imaginado capaz.

ruta Gran Bachimala

Y no solo eso. Hubo un momento en el que perdimos las referencias de los hitos en la bajada y tuvimos que buscarlos. Destrepes y trepadas continuas para ver si los encontrábamos. Después de haberme bajado una buena pared me grita el compañero desde arriba, “los encontré”. Vuelta para arriba, eso sí, la diversión no me la quita nadie.

subiendo el Gran Bachimala

Tras casi 2 horas de bajada miro para arriba y la vista es espectacular. Necesito hacer foto de esto. La niebla se ha echado encima del Bachimala. No nos ha pillado de milagro. 

El cielo está algo cubierto pero no para llover. Aun así no nos confiamos y bajamos sin pausa.

bajada travesia Gran Bachimala

Las rodillas empiezan a resentirse. Ha sido una de mis travesías más duras. Empiezo a recordar la bajada del Pico Aragüels (3.037m) en mis campamentos donde sufrí mucho también. 

La bajada empieza a hacerse eterna. Lo que íbamos a hacer en 3h se convierte en 4h. Pero llegamos. Veo el refu….¡¡¡¡¡por fin!!!! Me tiro al suelo y grito de satisfacción.

llegada refugio

Esta  fue mi aventura del Gran Bachimala. Espero que te haya gustado y que si la subes o ya la conoces compartas conmigo la experiencia. 

Un saludo aventureros.


Contenido elaborado junto a apasionados del senderismo de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.