Menú

Alpes Austriacos

0 23
-/5

Como nuestro material (Skis, tabla, bastones, casco...) no pasa precisamente como equipaje de  cabina, es muy  importante  tener  en  cuenta  que  cada  compañía  aérea  tiene  una  política distinta  en  este  aspecto, normalmente,  aquellas  que  viajan  a  países  con  turismo  activo  de invierno ofrecen soluciones cómodas para el cliente. 

En nuestro caso, la compañía con la que viajamos permitía facturar una bolsa con la tabla y una maleta por el mismo precio, siempre y cuando en su conjunto no superaran los 23kg.

Desde  el  momento  que  vemos  desaparecer  por  la  cinta  nuestro  material  hasta  que  lo recogemos en el aeropuerto de destino hay que reconocer que no respiramos tranquilos, y es por  lo  que  una  bolsa  con  protecciones  es  de  suma  importancia. 

Adicional  a  esto,  podemos utilizar fundas aislantes de tubería para los cantos y papel de embalaje para que el conjunto proteja aún más nuestro querido material. Salimos una fría mañana de invierno desde Barajas y vimos el amanecer durante el trayecto, con la suerte de sobrevolar los Alpes en pleno día y con el cielo despejado.

 En ese momento empezamos a ser conscientes de la magnitud de nuestra aventura.

Nuestro primer destino era Munich, allí alquilamos un coche para los cuatro y tomamos rumbo hacia nuestro apartamento en un pequeño pueblecito de Salzburgo, Austria. En la zona del Tirol. Elegimos esta opción en lugar de un apartamento a pie de pista por la posibilidad de acceder a distintas estaciones igualmente cercanas.

Con el forfait, Salzburg Superskicard, cuyo precio es similar al de una estación española, teníamos acceso a un total de 22 estaciones distintas que nos ofrecían en su conjunto 2552km esquiables distribuidos en 942km de pistas azules, 1327km de pistas rojas y 274km de pistas negras. Destacar que el precio ya incluía los peajes y autobuses lanzadera, ya que una misma estación podía abarcar distintas localidades.

pueblo nevado

El objetivo era conocer el máximo de estaciones y sus particularidades. Cada noche, durante la cena, nos sentábamos para elegir la estación con mejor nieve y meteorología para día siguiente. El tiempo medio entre nuestra ubicación a las estaciones era de unos 20­30 minutos en coche.

Austria Entre las estaciones que teníamos para elegir nos quedamos con estas: Zillertal Arena, Ski Circus, Zell am See, Kaprun,Kitzsteinhorn, Kitzbuël. Zillertal Arena.estacions

Como se puede ver, la cantidad de pistas en espectacular, existían itinerarios para conseguir dar la vuelta a toda la estación, pero había que estar muy atento del reloj porque de lo contrario no daba tiempo en una mañana entera y había que coger el autobús lanzadera en el pueblo más cercano para volver.

Kaprun Kitzsteinhorn

La  estación  de  Kaprun  Kitzsteinhorn  fue  la  más  alta  a  la  que  fuimos(3029  m),  cerca  de  un glaciar donde pudimos disfrutar de “paquetón” recién caído, que hacía que el fuera de pista se asemejara  como  flotar.  El  desnivel  de  esta  estación  era  lo  más  característico,  una  estación pequeña pero muy divertida.

Zell am See

Está  situada  en  la  misma  cara  que  la  anterior  pero  su  extensión  es  mucho  mayor  lo  que suponía disfrutar de gran cantidad de pistas a cotas más bajas (máximas de 2000m). Tuvimos la suerte de disfrutar esta estación a una temperatura que mantenía la nieve perfecta y con un cielo despejado que nos permitió contemplar la belleza de estas montañas.

zell am seeSki­Circus

Situada en Salbach era tenía una de las mayores longitudes esquiables (más de 200km) donde se  alternaban  distintos  valles  y  cumbres.  Sin  embargo,  el  tiempo  no  perdonó  y  la  niebla  se metió en las cotas altas.

Sin embargo, esta estación también ofrecía la posibilidad de hacer ski nocturno y disfrutar de un Snow Park perfectamente iluminado y adaptado a todos los niveles y sin tener que hacer colas. Progresar en el parque con música de fondo y disfrutar del Après Ski fue un magnífico plan para terminar el día y compensar la mañana de poca visibilidad y ventisca.

skicircus

Durante todo el viaje, podríamos decir que sólo repetimos pista en 2 ó 3 ocasiones. Ya  no  era  solamente  la  longitud  de  las  pistas  sino  la  amplitud  de  las  mismas  y  la  buena visibilidad que daban la oportunidad de ir algo más rápido sin comprometer la seguridad de los demás ni la propia.

austria skicircus

Los niveles están perfectamente adaptados y todos pueden disfrutar del deporte y progresar de una manera correcta según sus necesidades. 

Para  este  tipo  de  itinerarios  nos  resultó  muy  útil  una  mochila,  donde  guardar  todo  lo  que necesitábamos durante el día. Cada una de las estaciones nos ofrecía algo diferente, por lo que ningún día fue igual al anterior. 

Eso sí, el denominador común de todas ellas era la calidad de las instalaciones, como los telesillas con mampara para­viento y asientos calefactados así como infraestructura wifi en todos los remontes, incluso en las cotas altas, permitiéndonos esto estar comunicados en todo momento. Desde aquí os animo a visitar estas montañas en cualquiera de sus 8 países.

austria nieve  Una experiencia inolvidable con gente inigualable. Un saludo, y mucha montaña.


Contenido elaborado junto a apasionados del snowboard de Decathlon. 


Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.