Menú

Aprender snowboard y esquí: Mis primeros pasos

0 75
-/5

Mis primeros pasos en el Esquí y el Snow

Desde muy pequeño para mí la montaña era y es sagrada.  No podía verla ni sucia ni llena de cualquier tipo de construcción hecha por el hombre. 

Así que cuando empecé a ver las primeras pistas de esquí en mi querida montaña Pirenaica empecé a coger mucho malestar a todo lo relacionado con los deportes de deslizamiento en la nieve. Cosas de niños.

Pero hace cosa de dos años, la cosa cambió. ¿Por qué? Porque entré a trabajar en Decathlon. Desde que trabajo aquí siempre he tenido la necesidad de conocer, probar y practicar todos los deportes que me llamen la atención. 

Y cómo no, siendo vendedor de montaña, no iba a estar sin probar y aprender snowboard y esquí.

29 de enero del 2017

Este año me animé y organicé un día para ir varios trabajadores a probar el esquí. Tan solo dos éramos los que nos poníamos un esquí por primera vez. El resto ya tenían años de experiencia, por lo que se manejaban muy bien.

aprender esqui-anayet formigal

Esquiando en las Pistas de Anayet de Formigal.

Nuestra compañera Ruth, con más de 20 años de experiencia a sus espaldas, estuvo dos horas enseñándonos lo básico para aprender a bajar “en cuña”, frenar y girar. Desde aquí una vez más darte las gracias por tu paciencia, porque menudas dos horas te dimos.

Tras pasar esa primera hora de contacto, Ana (la otra compañera que no sabía esquiar) y yo nos quedamos solos. Nuestro objetivo era que en cada bajada nos cayéramos una vez menos, así hasta conseguir que no nos cayésemos ninguna.

¡Y lo conseguimos! Tras una jornada de 4horas y media, conseguimos hacer más de una bajada sin caernos.

La verdad que en más de una ocasión estuve a punto de tirar la toalla, y más viendo que llevaba más de 1 hora y no había forma de dejar de comer nieve. Pero por mi cabezonería sabía que una de dos: o acababa destrozado o al menos una bajada limpia tenía que hacerla.

Mis sensaciones al final del día fueron buenas. Me divertí, me lo pase muy bien. Pero por el contrario, no le encontré el gusto necesario como para ser un deporte que volviese a practicar. Así que de momento el esquí lo tengo aparcado.

10 de febrero del 2017

Probado el esquí era hora de probar y aprender Snowboard. Si aventureros, este año me he puesto serio con el tema del deslizamiento en la nieve. ¿Por qué tanta gente sube al Pirineo a hacer este tipo de deportes si a mí no me gustó tanto el esquí? Pues para saber esto tenía que probar y también aprender Snowboard.

Esta vez éramos 3 los que no nos habíamos puesto una tabla nunca y otro que al menos durante tres años de su niñez sí había estado dándole al tema

aprender snowboard-pirineos aragoneses

Con Carlos (amarillo) nuestro monitor de Snow.

En esta ocasión contratamos a un monitor para que nos enseñara desde cero a todos. Carlos, fue un acierto total. Nos enseñó de una manera increíble. Y aprendimos en poco más de 1 hora a bajar con seguridad. Una vez que nos dejó a nuestro aire, la verdad que no progresamos mucho. 

Es más, aun me quedan alguna que otra hora con monitor para aprender a girar con la tabla, porque lo de ir haciendo la “pluma” se me da a la perfección.

A diferencia con el esquí, desde la primera bajada se despertó algo en mí que dijo: esto te va a gustar. Y así fue. Desde esa bajada disfruté. Si me caí y mucho, pero no paraba de reírme y levantarme y querer seguir una y otra vez.

Me gustó tanto la experiencia al aprender snowboard que en cosa de una semana ya me compre mi primera tabla: una ENDZONE 500 Parck & Ride de Wed’ze recomendación de Pablo, un compañero de trabajo con muchos años de snowboard encima.

20 de febrero del 2017

Pues ya con mi tabla nueva no podía faltar un día en esta temporada en la que estrenarla y sacar todo lo aprendido.

Esta vez fui ya con gente que pilotaba bien en esquí y Snow. Y aunque intenté seguirles el ritmo, no lo conseguí. Lo que saque en claro es que me faltan todavía clases para terminar de aprender snowboard

aprender snowboard-tabla snow-wed'ze

Estrenando mi tabla Wed’ze

Por eso os recomiendo que si queréis aprender rápido y bien, no dudéis en cogeros un monitor, profe o amigo que dedique a enseñaros bien. 

Sé que muchos han aprendido por su cuenta, pero nunca es de más que te enseñen cuales son las posturas correctas que debes tener encima de una tabla, y más para evitar esos típicos golpes en el coxis o acabar de morros en la nieve.

Y ya veis, quien me iba a decir a mí, que a día de hoy iba a ser un “rider” más disfrutando de la montaña en invierno. Jamás me lo hubiera imaginado. Pero aquí estoy, deseando que llegue pronto el próximo fin de semana para compartir un monitor o pillar a algún amigo con ganas de enseñar y acabar siendo un snowboarder de verdad.

Os animo a que al menos lo probéis y que, como hice yo, depende como os estéis divirtiendo os decantéis por  unos esquís o una tabla.

Un saludo aventureros.


Contenido elaborado junto a apasionados del snowboard de Decathlon. 

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.