Menú

Bajos de acero para la pesca del congrio

0 42
5/5

El congrio (Conger conger) es un pez poco conocido por muchos  pescadores, ya que se trata de un pez de complexión fuerte, que habitualmente se encuentra en zonas un tanto complicadas para la pesca, como pueden ser escolleras, pecios, etc. Estos escenarios hacen que lo más sensato sea utilizar bajos de linea de acero, dado que presentan una mayor resistencia al roce.

00 bajo acero

La opción más cómoda pasa por adquirir los bajos de línea de acero, confeccionados con distintos grosores y anzuelos de diferentes tallas, lo cual aporta varias resistencias.

Esto nos ahorra la tarea de fabricarlos nosotros mismos, pudiendo elegir el bajo de línea, en función de las tallas medias de los peces que se suelen capturar en uno u otro escenario.

Particularmente yo siempre opto por los más fuertes, ya que el congrio alcanza tamaños considerables y por ello es preferible ir sobrado.

01 cable acero

Otra opción es confeccionar los bajos uno mismo, pudiendo combinar grosores y anzuelos simples o triples. Con el congrio hay que optar por anzuelos robustos, ya que es un pez con mucha fortaleza, y puede doblar el anzuelo, si no es lo suficientemente fuerte.

Una vez elegido el grosor del cable y el anzuelo, podemos proceder a confeccionar nuestro bajo de acero.

02 alicate

Un alicate adecuado nos permite cortar el cable con facilidad, si bien su misión más importante es la de apretar los tubos metálicos con firmeza, para que estos no permitan que el cable se deslice.

02 remate

Los tubos de acero deberían de ser de un diámetro tal, que nos permita pasar el cable de acero, tres veces por su interior. De esta manera se crea el bucle para el anzuelo o emerillón, de manera que la punta del cable, quede dentro del tubo. Con los tubos de aluminio también es buena idea hacerlo de igual forma, si bien al tratarse de un metal más dúctil, este suele brindar más sujección, aunque se ponga doble.


03 bajo acero terminado

Para el montaje del bajo de acero, es muy recomendable colocar un emerillón de calidad, con una resistencia a la rotura igual o superior a la del cable, ya que el congrio suele dar vueltas sobre si mismo, una vez ha picado. 

Procederemos como en el gráfico, dejando un pequeño bucle para el quitavueltas, y apretando el tubo metálico con ayuda del alicate. A continuación la misma operación para el anzuelo. 

Después podemos testar la robustez del conjunto, valiéndonos de un alicate o un par de trozos de sedal grueso, para aplicar tensión.

04 congrio

Y con el bajo de acero listo, ya solo queda probar suerte en las zonas más prometedoras.


!! Un saludo y que la pesca os acompañe ¡¡

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.