Menú

Backpacking: El placer de viajar con mochila

0 61
-/5

Hay veces que necesitamos despejar nuestra mente por unos días. El trabajo, el stress, las prisas de la ciudad, las sirenas, el tráfico en hora punta… Hay veces que necesitamos apagar el motor, desconectar, coger nuestra mochila y huir a algún rincón lleno de sinergias positivas. Lugares que nos den ese respiro tan necesario para recordar todo lo maravilloso que tiene la vida.

En este post lo que vengo a contarte, por propia experiencia, es como preparar tu mochila de manera  efectiva: que necesitas y qué es fundamental para conseguir de esos días de descanso una aventura, y ante todo, como disfrutarla.

El Backpacking es aquello comúnmente conocido como: ir de mochilero. Quien nos viene a la cabeza es el típico peregrino del Camino de Santiago, o incluso el joven que se va de Interrail. Ambos buscan experiencias bonitas y enriquecedoras conociendo a gente de cualquier parte del mundo y siempre con su mochila a cuestas.

¿Por qué viajar con mochila?

Viajar haciendo Backpacking te permite no atarte a ningún sitio en particular. Debes de tener en cuenta que todo lo necesario para abastecerte lo transportarás diariamente en tu espalda. El Backpacker siempre va con su mochila a cuestas.

Backpacking: El placer de viajar con mochila

Es fundamental elegir bien tu mochila. Entre sus ventajas frente a otro tipo de bolsos está la ligereza y libertad de movimiento que nos da a la hora de transportarnos. Para ello, debes considerar el peso. No es recomendable que el peso de tu mochila sobrepase el 10 % de tu índice de masa corporal. Con una buena selección de tus prendas y material, conseguirás un óptimo equilibrio entre el peso que cargues y realmente aquello que necesitas.

Un saco ultralight te permite reducir el volumen en tu mochila. Con una buena selección del saco de dormir ganarás en espacio. La temperatura confort de este debe ir en consonancia con el clima del lugar al que decidamos adentrarnos.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando decidimos viajar en avión?

 Lo primero que debemos tener en cuenta es que en la mochila va estar todo lo necesario para los próximos días. A menudo, cuando nos ponemos manos a la obra con nuestro equipaje tendemos a llenar nuestra mochila de por si acasos y no debe ser así.

Backpacking: El placer de viajar con mochila

Hay que tener en cuenta las dimensiones de tu mochila de manera que estas no sobrepasen los límites permitidos por las compañías aéreas. Aunque hay pequeñas variaciones entre las compañías, existen unas medidas estándar para el equipaje de mano. La medida ideal y que de seguro te permitirán en todas las aerolíneas son 55 cm de altura, 40 cm de ancho y 20 cm de profundidad, las medidas de tu mochila no deben sobrepasar en total los 115 cm. Además debes saber que las compañías permiten un bulto pequeño extra no superior a 35cm x 20cm x 20cm.

Tu mochila no debe pasar los 50 litros si quieres viajar con ella como equipaje de mano. ¿Sabes cómo hacen en el laboratorio para medir el volumen de la mochila? Vierten pequeñas pelotas sobre el compartimento principal y todos sus bolsillos, seguidamente se vacían en un contenedor graduado que permite proporcionar el volumen equivalente en litros. Nosotros sin embargo solo tendremos que fijarnos en la descripción del producto, o el nombre de la mochila.

Dejando un momento de lado a la mochila. ¿Sabías que los bastones de travesía no están permitidos como equipaje de mano?, deben pasar por facturación.

Ordena tu equipaje

 Como decía Pitágoras: “con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien’. Distribuye la carga a lo largo de la mochila, evitando así sobrecarga muscular o alguna lesión. Coloca el peso  ligero y voluminoso en el fondo como el saco de dormir, ropa interior, calzado… aquello que menos vayas a utilizar durante el día. Los objetos más pesados deben ir pegados a la espalda y en el centro. En la parte superior coloca lo menos pesado y aprovecha la seta para colocar tus gafas, GPS, documentación, clínex…

Backpacking: El placer de viajar con mochila

En los bolsillos laterales coloca tu bidón de travesía y tu protección para la lluvia.

Protégete de la lluvia. Fundas impermeables y bolsas estancas

Cuando salimos de viaje hay una pregunta inevitable que todos nos hacemos ¿Qué tiempo me hará? Siempre tenemos la duda de si nos mojaremos o si el tiempo nos dará una tregua. Para ello, sé precavido. Incluye tu chaqueta impermeable, poncho o capa en tu mochila.

Backpacking: El placer de viajar con mochila

Existen fundas impermeables para proteger tu mochila de la lluvia y el polvo. Las encontraras de diferentes tamaños según el volumen de tu mochila. En este caso, para 50 litros, tu funda ideal es de capacidad media, es decir, de 35 a 50 litros.

Además existen las fundas de comprensión estancas. Estas te permiten minimizar el volumen de tus prendas, evitar que se humedezcan o guardar aquellas prendas que por algún motivo se encuentran mojadas. Por otro lado, puedes darle otro uso bastante práctico, y es que puedes usarlas como almohada durante el viaje en avión o bien cuando cae la noche.

Y nada más por hoy montañeros. Estos son algunos consejos para cuando decidas realizar una escapada. Busca siempre experiencias que te hagan sentir que estás vivo. Este es el mejor consejo que puedo darte.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre el backpaking déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de mochilas y accesorios.

María José García 

Apasrionada de la Montaña  

Decathlon Guadalmar

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.