Menú

Calzado de montaña: requisitos que debe cumplir

0 174
-/5

¡Hola de nuevo montañer@s! En el post anterior analizamos los tipos de calzado de montaña según el alto de la caña y su recomendación de uso. En esta publicación, examinaremos el resto de requisitos que debe cumplir este calzado para que nos permita llevar a cabo una buena práctica en montaña.

Seguridad

Cuando adquirimos un calzado de montaña, lo que más nos interesa es la seguridad que nos pueda ofrecer durante la práctica de la actividad, ya que el terreno por el cual nos movemos no siempre va a ser llano y estable. Como ya tratamos en el post anterior, la caña alta nos puede ofrecer mayor seguridad para el tobillo frente lesiones y adversidades del terreno, pero debemos tener en cuenta otras características del calzado.

Protección:

Nuestro pie necesita protección, sobre todo en prácticas técnicas, ya que durante el transcurso de una jornada son muchos los golpes que nuestros pies sufren contra rocas, raíces, piedras, entre otros elementos. Por eso, el calzado de senderismo y trekking está diseñado con una puntera de goma reforzada que protege nuestros dedos, una parte posterior también reforzado para proteger nuestro talón y protecciones en los laterales y el empeine.

Hay que aclarar que es normal que el calzado de senderismo lleve una menor protección, ya que el riesgo a sufrir este tipo de impactos es menor y, por lo tanto, no es necesario añadir más peso y se puede disfrutar de un calzado más ligero. Todo depende una vez más de la tecnicidad de la jornada.

Agarre:

Es obvio que la suela del calzado debe ser diseñada específicamente para la práctica que se quiere llevar a cabo, sea cual sea el deporte a practicar, para que permita una mejor ejecución de este. Pero cuando nos referimos a los deportes de montaña, pasa de ser simplemente cuestión de comodidad o ayuda a formar parte de nuestra seguridad e integridad.

La suela nos une con el terreno y nos debe permitir avanzar por lugares a veces complejos. Por eso, el material con el que están fabricadas y su diseño requieren mucho estudio e investigación, ya que son fundamentales para que funcionen en todo tipo de terrenos (seco, mojado, suelto, compacto, nieve, barro, etc.). Para lograrlo, las suelas del calzado de montaña se diseñan con taqueados multidireccionales.

Una vez más, el tipo de suela también varía en función del uso que le vayamos a dar. Las zapatillas y botas de senderismo tienen una suela menos agresiva, con los tacos menos pronunciados:

Mientras que las botas de trekking y montañismo tienen la suela más pronunciada, más rígida y más protegida:

No debemos olvidar que la suela también ejerce de barrera protectora y evita que nos hagamos daño. Si en jornadas de montaña usamos una zapatilla blanda no diseñada para este tipo de deporte, podemos sufrir en zonas duras, con piedras, aristas, etc.

Estabilidad:

Teniendo en cuenta que el terreno de montaña no es siempre firme, que a veces pisamos mal o debemos cruzar laderas inclinadas, necesitamos que el calzado nos dé estabilidad para así evitar lesiones.

Como siempre, dependiendo del tipo de actividad y el peso de carga que vamos a soportar, nuestro calzado debe adecuarse. En senderos fáciles podremos llevar unas zapatillas más flexibles, pero en terrenos más técnicos la suela debe ser más rígida para evitar torceduras y movimientos imprecisos.

Lo mismo pasa con la amortiguación, indispensable en cualquier salida, pero muy necesaria cuando llevamos mucho peso cargado y nuestros pies soportan más presión. Además de ser una barrera de protección frente a las adversidades del terreno.

Transpirabilidad:

La transpirabilidad es un factor que actualmente buscamos mucho en los productos, ya que la necesidad de mantenernos secos, ir cómodos y evitar el sobrecalentamiento es una de nuestras principales preocupaciones.

Todo calzado de montaña está diseñado con materiales que lo hacen transpirable, incluso aquellos que nos protegen del agua y que nos parecen tan estancos. Aun así, es cierto que el nivel de transpirabilidad no es el mismo en un calzado impermeable que en uno sin membrana, siendo este último mucho más favorable a la transpiración.

Transpirabilidad

Por eso, es crucial intentar determinar qué actividad llevaremos más a cabo, y en caso de predominar el senderismo en terrenos secos y sin riesgo a mojarse, podemos optar por un calzado sin membrana.

En otros casos, la seguridad y protección frente a adversidades como el agua debe prevalecer por encima de otros factores.

Impermeabilidad:

Como hemos comentado en el punto anterior, la impermeabilidad se consigue con una membrana que se sitúa entre el forro interior y la tela externa del calzado y que permite transpirar al pie pero no deja que el agua penetre. 

Esta membrana nos protege del agua de la lluvia, de los ríos, de la nieve… Pero debemos ser conscientes que cada membrana resiste una cantidad de agua específica. Por eso, una vez más, será crucial determinar qué tipo de actividad vamos a realizar para escoger el calzado que mejor se adecúe. 

Decathlon detalla la impermeabilidad del calzado de montaña de una forma muy sencilla de entender, en horas o kilómetros de resistencia frente al agua, indicando si es bajo lluvia o con agua hasta media caña.

Sin título

Comodidad:

Por último, pero no menos importante, nuestro calzado debe sernos cómodo, porque si nos produce molestias, rozaduras o ampollas puede hacer que pisemos de forma insegura y, consecuentemente, que tengamos una lesión.

Aun así, no es el primer requisito en la lista de indispensables, ya que realmente las botas rígidas de alpinismo pueden no sernos absolutamente cómodas, pero la protección que nos aportan debe prevalecer frente a la comodidad del pie. Debemos encontrar un equilibrio siempre teniendo en cuenta que la seguridad debe ser el pilar fundamental.

Espero que este post os sirva para elegir el calzado más adecuado y que esto os posibilite disfrutar aún más de la montaña.

¡LA MONTAÑA NOS ESPERA!

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.