Menú

Cómo atar correctamente nuestras botas de montaña.

0 67
5/5

Antes de empezar con la ruta es importante tener las botas bien ajustadas. Te enseñaré diferentes formas de atar tus botas según tus necesidades.

Primero vamos a conocer las diferentes partes de tu bota de montaña.  

AAAAAAAAA

Nuestra bota se divide en dos grandes secciones: caña y empeine. Las dos partes las podemos ajustar o tensar  de forma diferenciada según nuestras necesidades. 


EMPEINE

Siempre empezaremos ajustando primero la parte del empeine, por lo cual empezamos por la puntera, de abajo hacia arriba. Tiene que quedar bien ajustado para que nuestro pie no se deslice por la bota, así evitaremos rozaduras o uñas negras por el roce con la puntera. El pie tiene que quedar bien ajustado pero sin apretar demasiado ya que eso nos puede provocar molestias. 


8553119_007.jpg[-1_-1xoxarxbg(white)]

Una vez tengamos el empeine ajustado pasamos los cordones por la primera hebilla. Hoy en día la gran mayoría de las botas llevan hebilla bloqueadora con la que podemos hacer ajustado diferente entre empeine y caña. Si nuestra bota no la tiene solo tenemos que pasar el cordón de arriba hacia abajo como se ve en la foto, con eso conseguimos el mismo efecto.

lazo

CAÑA

A la hora de ajustar la caña de nuestra bota tenemos que tener en cuenta el tipo de ruta. 

Si la ruta es poco técnica y por un terreno sin piedras, ataremos la caña con poca tensión. Con menos tensión en la caña conseguiremos más libertad de movimiento y mayor transpiración. 

En cambio si la ruta es técnica y rocosa necesitaremos más tensión en la caña, así conseguiremos mayor sujeción de nuestro tobillo. 

En ambos casos los cordones tienen que pasar por todas las hebillas o lazos. Podemos seguir con la técnica de pasar el cordón por las hebillas de arriba hacia abajo , pero para sumarle más sujeción, después de cada hebilla podemos añadirle un nudo, (como se ve en la foto). El nudo nos ayudará a tener la bota ajustada incluso si se deshace el cordón. 


foto 1
foto 1.2
foto 2
foto 3

Cuando tengamos el cordón pasado por todas las hebillas hacemos un doble nudo, así evitaremos que se deshaga.  (como se ve en la foto de arriba) 

¿Pero qué hacemos con todos esos cordones que nos sobran? Nunca pasaremos el cordón alrededor de nuestra caña, o tobillo, ya que eso podría causar alguna lesión, ni tampoco dejar el sobrante suelto. Lo ideal es pasarlos por el cordón del empeine para sujetarlos, tal como se ve en la foto. 


Ahora solo queda disfrutar de la ruta!

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.