Menú

Juegos en la nieve con niños

ALGO QUE RECORDAR
03/02/2021
0 51
3/5

Con imágenes tan únicas como las que nos ha dejado Filomena o sin ellas, en los meses de invierno siempre suelen presentarse oportunidades para hacer escapadas en busca de la nieve. Aunque no seamos canadienses o islandeses, es cuestión de subir unos metros en la montaña o de dirigirnos a alguno de esos pueblos que cada año vuelven una y otra vez a batir records de temperaturas más bajas, para disfrutar de algunos de los regalos que nos deja la naturaleza cuando el agua se convierte en nieve o en hielo.

Los paisajes nevados son bucólicos y es difícil resistir el impulso natural de tocar la nieve, dejar nuestras pisadas e incluso para muchos, darle algún que otro lametón sin que los demás se enteren.

islandia_6

Algunas de las maravillas naturales que podemos encontrar gracias a las temperaturas bajas

Dicen que los fineses tienen más de 40 palabras para darle nombre a las distintas texturas, colores y estilos que puede tomar la nieve, junto al hielo o cualquier tipo de precipitación congelada. Aunque hay varias hipótesis sobre la precisión de esta afirmación y de si el origen real de todo ese vocabulario procede en realidad de los pueblos esquimales, lo que es cierto es que, aunque no vivamos dentro de iglús por este lado del mundo sí somos capaces de diferenciar algunas de las creaciones invernales de la naturaleza, como por ejemplo:

  • Los carámbanos. También conocidos en algunos lugares como chupones, chupiteles o chorlitos. Son chorros de hielo que se forman al congelarse el agua que está en descenso, quedando colgadas. Parecen auténticos caramelos de hielo de la madre naturaleza.
  • La cencellada. Es la formación de una especie de agujas de hielo mucho más finas que los carámbanos sobre una superficie sólida. Su presencia puede aparecer también con la niebla. Una buena forma de descubrir con el tacto las texturas puntiagudas y sus consecuencias, con mucho menos dolor que el de las púas de un cactus.
  • La nieve. Es la precipitación de cristales de hielo que se agrupan en copos. Podemos encontrarla en polvo, virgen, dura, húmeda… La principal protagonista de este artículo que por sus características naturales ofrece enormes posibilidades para que los niños jueguen y los adultos, nos sintamos también un poco niños.
islandia_4

Juegos divertidos para disfrutar de la nieve

“Es fría, blandita, suave”… “está rica”… “es blanca”... Si le pides a un niño que te explique qué es la nieve seguro que puedes percibir cómo se les ilumina la cara. Los niños son una fuente de creatividad constante y en muchas ocasiones, nuestras ideas les sobran, pero en caso de necesidad, aquí van algunas propuestas para disfrutar de la nieve:

  • Muñecos de nieve y todo tipo de creaciones. Podemos ir desde los más tradicionales y clásicos muñecos de nieve, hasta los más frikies. Monstruos de un solo ojo, minions, patatas parlantes… Además de nuestras manos podemos ayudarnos de envases vacíos que tengamos en casa para construir una ciudad, las pirámides de Egipto, un caballito de mar o un castillo con los cubos y palas que habitualmente usamos para la playa. En la decoración de nuestros personajes podemos utilizar palos, piedras, tejas y lo que nos vayamos encontrando en el entorno.
  • Dibujar en la nieve. Tumbarse en el suelo y batir los brazos para pintar ángeles es una de las imágenes que todos tenemos en la cabeza asociada a un paisaje nevado. Además de ello, podemos utilizar esa gran superficie blanca como enorme lienzo para plasmar lo que queramos. Con nuestras propias manos o echando un chorro de agua templada que vaya derritiendo la nieve y dibujando formas.
  • Construir cuevas o iglús. Para ello podemos ayudarnos de una pala en el caso de la cueva y de una fiambrera rectangular con la que ir sacando bloques de nieve para formar la pared de nuestro iglú. No hace falta que sea gigante.
  • Cavar farolillos subterráneos. Cavando un agujero en el suelo y metiendo dentro una vela la luz rebota por las paredes de la cueva que hemos hecho y el efecto que hace es muy bonito. Está técnica solemos utilizarla también en la playa cuando va cayendo la luz.
  • Deslizarse en trineo y las guerras de bolas.No podemos dejar de mencionar estos dos clásicos de los juegos en la nieve. A algunos niños no les gustan las guerras de bolas y en ese caso podemos utilizar las bolitas para jugar a los bolos o a hacer puntería dentro de un circulo dibujado en la nieve, tipo canasta.

Seguro que ya te habías dado cuenta pero… sí, hace frío

Sobra decir que para que la experiencia sea positiva es fundamental equiparse para la ocasión. Esto es importante tanto para niños como para los adultos que los van a acompañar, porque sino estaremos congelados deseando que el juego termine lo antes posible para meternos en casa calentitos. 

jersey polar
Abrigo calentito

Chaqueta polar de Quechua, disponible en                                       Abrigo para temperaturas muy bajas,

            Decathlon, para mantenerte calentito.                                 muy recomendable si viajas al Norte de Europa.



Si quieres descubrir toda la colección de invierno de Decathlon, pincha aquí.

Os invitamos a revisar otros artículos publicados dentro de la Comunidad donde ampliamos información sobre ello:

- Juegos para disfrutar de la naturaleza con niños.

- Juegos para disfrutar de la lluvia con niños. 

Dicho esto... solo queda recordarte que todas las estaciones y condiciones meteorológicas, ofrecen grandes oportunidades de juego, disfrute y aprendizaje, aptas para todos los públicos y condiciones.

islandia_5
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.