Organiza tu mochila para una gran viaje

Comentarios 0 1048 5/5
FacebookTwitterEmail

Si estás planeando un viaje que sea una autentica aventura y buscas como preparar y organizar tu mochila, ¡has llegado al lugar adecuado! Hay muchas mochilas de calidad con diferentes capacidades, formas y características, pero lo que realmente importa es que se adapten a lo que estás buscando. 

Elegir bien tu mochila para la aventura

Uno de los primeros pasos para empezar un viaje como mochilero o mochilera es elegir a tu inseparable compañera. Será lo más parecido a tu casa, y la amarás y la odiarás al mismo tiempo. Así que es importante tomar una buena decisión.

Comprar una buena mochila es una inversión a largo plazo. Si compras una de calidad y la cuidas debidamente te puede durar toda la vida. Y querrás que así sea porque te aseguro que una vez que empieces a viajar como mochilero no podrás viajar de otra manera.

A la hora de elegir, hay ciertas características de una mochila de viaje que para mí son innegociables. Ciertos aspectos que hacen que una mochila sea buena o no para viajar. Vamos a verlos:

  • Comodidad: Poco que añadir, estarás cargando la mochila muchas horas y si te molesta te va a dar el viaje…
  • Estar entre 40L y 60L: Cuantos menos litros mejor, la cargarás y pesará menos. Entre 40L y 50L es ideal porque, además de llevar solo lo necesario, muchas de ellas las podrás meter como equipaje de mano y tenerlas bien controladas.
  • Espalda transpirable: Hoy en día, casi todas las mochilas van preparadas con un sistema de ventilación en la espalda, algo que te proporcionará una gran comodidad al llevarla todo el día encima.
  • Fácil acceso al interior: Muchas mochilas solo tienen acceso al equipaje por la parte superior pero eso dificulta que puedas acceder rápidamente a cosas que tengas en la parte baja o media de la mochila. Por lo que la incorporación de otros compartimentos exteriores y formas de apertura será indispensable para hacer el camino más fácil.
  • Funda para lluvia integrada: Básico, no solo para proteger la mochila del agua cuando llueve, sino para cubrirla cuando la dejes en algún sitio y quieras asegurarte de dificultar el que te la puedan abrir…
  • Ajustable a la espalda: Una mochila debe ir bien ajustada para no molestar y para repartir bien el peso. Muchas tienen versión masculina y femenina y otras tienen tallas para hacerlas más cómodas.
  • Cuantos más compartimentos mejor: Una buena mochila para viajar de mochilero tiene que tener muchos compartimentos, para poder tenerlo todo bien guardado y localizado.
  • Peso: Cuando elijamos una mochila debemos tener en cuenta el peso propio de esta, ya que todo va sumando, y esta es una cualidad muy importante para que suframos menos durante el camino. Una mochila de calidad suele pesar entre 1 y 2 kg, cuanto más ligera, mejor.

Complementos de las mochilas

Las diferentes compartimentaciones y complementos de una mochila pueden hacer que la ames y odies. Vas a abrirla y cerrarla cientos de veces al día, buscando cosas, guardando otras… La mochila se convertirá en un apéndice de tu cuerpo y poder encontrar las cosas fáciles y rápidas es fundamental. Por eso, es muy importante que tenga al menos los siguientes compartimentos para que resulte cómoda:

  • Espacio de carga con bolsillos independientes: El interior de la mochila debe contar con una separación que nos haga más fácil organizar las cosas y cargar la mochila. Es decir, tener dos espacios grandes con dos accesos independientes, uno para cada compartimento.
  • Acceso frontal o lateral: Si amig@, un acceso que vaya a lo largo de toda la mochila, ya sea al frente o en un lateral te ahorrará mucho tiempo y esfuerzo a la hora de buscar tus pertenencias. Estas cremalleras que permiten abrir las mochilas como si fueran maletas y acceder a lo que hay al fondo es una cualidad imprescindible para una buena mochila para nuestro viaje.
2
  • Seta con capacidad: La seta es la pieza que cubre el acceso superior a la mochila, la tapa, para que me entiendas. Una buena seta, que tenga capacidad pero se adapte bien a la forma de la mochila es de mucha utilidad. Te permitirá guardar cosas útiles del día a día (linterna, cargador de teléfono, una camisetilla de manga larga…) Incluso hay algunas que se pueden desmontar y sirven como riñonera, o como mochila más pequeña, o a las que le puedes dar la vuelta y utilizarla de forma delantera, algo útil para, por ejemplo, mirar un mapa sin tenerlo que estar sujetando todo el tiempo.
  • Bolsillos exteriores: Estos bolsillos son muy cómodos, ya que te permiten tener a mano aquellos objetos, como una cantimplora, y poder cogerla sin necesidad de tener que abrir la mochila. Pero cuidado, que guardar muchas cosas en ellos pueden hacer que descompense la carga y hacer que sufras más durante el camino.
  • Porta bastones: Son dos pequeños enganches situados en el frontal de la mochila, donde puedes dejar los bastones cuando no los necesites en el camino.
  • Correas para saco de dormir o esterilla: Se trata de una hebillas que normalmente puedes encontrar en la parte inferior de la mochila, y en ellas podrás enganchar esterillas, saco de dormí o incluso una tienda de campaña, algo imprescindible si piensas acampar.
  • Cintas exteriores: Las cintas de compresión son imprescindibles. Permiten apretar la carga cuando la mochila va medio vacía para acercarla a la espalda y evitar que todo vaya moviéndose por dentro.
3

Una distribución adecuada

Preparar un viaje no es solo comprar el billete y lanzarte a la aventura. Entre otras cosas vas a tener que preparar el equipaje y saber cómo vas a llevarlo.

  • Como regla general, no lleves nada que no estés dispuesto a perder ni dejar. Tener en cuenta que viajando la ropa se gasta más rápido, ya que la vas a usar mucho más seguido de lo que harías estando en tu casa.
  • Lleva solo lo que estas segura que vas a necesitar. Si cuando llegues al destino hace falta algo, pensar que vais a poder comprarlo.
  • No debes meter ropa para todo el viaje, ten en cuenta que podrás lavarla. También a la hora de elegir el vestuario es importante que te informes por si hay alguna regla o norma en alguno de los países que vas a visitar.

Con todo esto ya claro, es hora de empezar a guardar las cosas dentro de la mochila, pero cuidado, que todo tiene su lugar correspondiente y su orden para que te resulte más cómodo.

  • En la parte de abajo se debe colocar el saco de dormir, pues no se va a utilizar hasta el final del día.
  • A continuación colocaremos los artículos más pesados y luego los elementos ligeros.
  • En la parte superior del bolso, siempre se debe colocar la comida o un poco de ella, pues se necesitará con frecuencia.
  • En los bolsillos exteriores de la misma hay que guardar los objetos personales, como navajas o cuchillos, GPS, mapas, cámara fotográfica, etc. Asimismo, no olvides llevar bolsas de plástico, para colocar todo aquello que se pueda mojar y dañar.

Una vez tenemos todo preparado ya puedes salir a la aventura sin olvidar colocarte bien la mochila. Todas las tiras cumplen una función, no son una simple decoración. Son ajustables, hace que abracen tu cuerpo. Úsalas siempre abrochadas, tanto el cinturón como las que van a la altura del pecho. De esa forma, el peso queda bien distribuido y se siente mucho menos.

¡Gracias por leer mi artículo! Esto es todo sobre tu mochila para viajar, si se os ocurre más cositas no dudes en dejarme un comentario. ¿Ya sabes todo lo que puedes necesitar para tu viaje?

Para saber más sobre este deporte no dudes en consultar nuestro catálogo de Trekking.

: