Menú

Camino del Norte: de Irún a Bilbao

0 468
-/5

Camino del Norte, de Irún a Bilbao

El camino del Norte es una muy buena opción si quieres comenzar tu peregrinaje hasta Santiago, hay un total de 32 etapas y 820 kilómetros por delante.

Si no tienes tanto tiempo como me pasa a mí, hacer las 7 primeras etapas es toda una aventura, donde recorrerás el camino que une Irún y Bilbao pasando por toda clase de caminos, asfalto, montaña, incluso algo de costa.

Etapa 0: Prepárate bien para una semana de Camino

IMG-20190504-WA0002

El camino empieza con una buena preparación, mira el tiempo y revisa todo lo que vas a llevarte para que no se te olvide nada y para no meter nada de más, olvida los “por si acaso”, eso solo es peso extra en tu mochila, y recuerda que si te hace falta algo siempre vas a poder comprarlo.

Ya tengo mi mochila lista, así que, ¡comienza el Camino! Recojo a mi compañero de aventura, Iñaki Muñoz, y nos vamos a la estación para coger el tren que nos llevará a Irún.

Una vez en Irún, vamos al Albergue de Peregrinos, y el hospitalero nos recomienda que vayamos a ver el pueblo de Hondarribia. Le hacemos caso, y la caminata merece la pena, 10km en total que nos preparan las piernas para los días siguientes.

Imagen1

Etapa 1: De Irún a San Sebastián

Los peregrinos de nuestra habitación se levantan pronto, así que a las 6 ya estamos saliendo del albergue para enfrentarnos a nuestra primera etapa. 

Iñaki es un veterano haciendo caminos, por lo que me dejo guiar un poco por él, aunque la verdad que está todo muy bien indicado, solo hay que seguir las flechas.

IMG-20190515-WA0057

Esta etapa es durilla, 28km con varios desniveles que hacen que las piernas sufran, pero el camino merece la pena, las vistas son impresionantes y el tiempo acompaña.

Al llegar a San Sebastián, el camino te da la posibilidad de hacer los últimos kilómetros por la playa, cosa que agradecerás ya que el agua fría e ir descalzo por la arena vienen genial después de la kilometrada.

IMG-20190515-WA0041

Etapa 2: De San Sebastián a Zarautz

Esta segunda jornada es mucho más liviana que la inicial. El día comienza con una pequeña subida, que será el tramo más difícil de hoy, pero que se hace sin problema.

Las vistas del Cantábrico siguen siendo inmejorables, y sin apenas esfuerzo llegas a Zarautz. Han sido 20km hasta Zarautz, donde nosotros decidimos parar y descansar hasta el día siguiente. Pero si estás bien de fuerzas, otra opción es llegar hasta Guetaria, que son solo 4km más bordeando la costa.

IMG_20190506_094411

Etapa 3: De Zarautz a Deba

¡Día de lluvia! Salimos a las 6:30 del hostal donde nos alojamos, y el tiempo ya está algo inestable, así que cogemos los impermeables, ponchos, y protegemos ya la mochila.

Esta etapa vuelve a ser durilla, hay varios desniveles que nos obligan a ir subiendo y bajando la montaña continuamente por lo que las piernas se terminan cargando. Aun así, nos sentimos con fuerzas, el haber descansado bien el día anterior se nota, por lo que al llegar a Deba decidimos seguir unos 5km más hasta el siguiente albergue.

Estos últimos 5km me suponen un gran esfuerzo, ya que hoy llevo la espalda y las piernas bastante cargadas, pero merece la pena, el albergue está en mitad de la montaña, un lugar tranquilo donde descansar, y donde coincidimos con bastantes peregrinos que ya se han convertido en “compañeros de viaje” al coincidir todos los días con ellos.

Etapa 4: De Deba a Markina

Esta etapa es la más montañosa, y la más dura, con varios tramos rompepiernas por delante. 24km nos separan de Markina, de los cuales ya nos quitamos casi 5 el día anterior, cosa que agradecemos.

La verdad que nosotros, como montañeros que somos, agradecemos la etapa, estamos en nuestro terreno, y se nota. Hacemos los 20km a un buen ritmo, unos 5km/h y llegamos a Markina antes de lo que teníamos previsto.

Imagen2

Etapa 5: De Markina a Gernika

Salimos de Markina y tras un par de kilómetros bordeándola, nos empezamos a adentrar en el bosque.

Una subida bastante dura que no recordamos haberla visto cuando estudiamos el recorrido de ese día. Nos paramos y miramos el plano que llevamos, y efectivamente nos hemos confundido de camino. Para no bajar todo lo subido, buscamos una ruta alternativa, y vemos que podemos llegar hasta Munitibar a 11km y desde ahí enganchar de nuevo con el camino.

Son 25km en total, que con la pérdida se convierten en 27, pero con una dificultad similar, al final solo queda reírnos de la pérdida, una anécdota para contar.

Cuando llegamos al albergue, otros peregrinos nos cuentan que les ha pasado lo mismo, ¡menos mal, no somos los únicos!. Aunque ellos decidieron dar la vuelta.

¡Recuerda debes fijarte bien, todo está bien indicado, solo hay que buscar las flechas!

Etapa 6: De Gernika a Lezama

Toda la noche lloviendo ha hecho mella en el camino, barro, barro y más barro hacen que nos resbalemos constantemente y nos cueste avanzar.

Esta etapa con solo 22km en principio no tenía dificultad, una subida de 230m era el punto más fuerte, pero el barro hace que todo se complique y cueste el doble.

A mitad de camino, nos enteramos de que el albergue de Lezama solo abre los meses de verano, por lo que tenemos que buscar una solución. Tras mirar varias opciones, vemos que hay un albergue de peregrinos en Labarretzu, un pueblecito 4km antes de llegar a Lezama, y decidimos irnos hasta allí a pasar la noche.

Cuando llegamos al albergue, nos sorprendimos al ver que allí estaban todos los peregrinos que habíamos encontrado durante los días de atrás.

Es la última noche, y después de 6 días decidimos cenar todos juntos, unas 20 personas, de diferentes nacionalidades, edades y culturas reunidas por el camino.

IMG-20190515-WA0011

Etapa 7: De Lezama a Bilbao

En principio, esta última etapa eran solo 11km, pero tenemos 4km más que no hicimos el día de anterior.

Último día, las piernas ya se notan algo pesadas, pero el final está muy cerca, y hay muchas ganas de llegar. Hoy solo tenemos una subida, 365m y ya vemos Bilbao. Esta la hacemos por camino asfaltado, algo que aunque a priori no nos gusta mucho a ninguno de los dos, lo agradecemos, ya que tenemos los pies algo sensibles y cualquier piedra o bache la notamos mucho.

En poco más de 4h, estamos en Bilbao, y sin pararnos nos dirigimos a la Catedral de Santiago, es preciosa. Nos sentamos allí y la sensación de satisfacción y superación es increíble.

Hemos terminado nuestro camino, pero sabemos que esto no acaba aquí. Nuestra meta está en Santiago, así que ya estamos pensando en cuando continuar.

Espero que te animes y no dudes en vivir esta experiencia única donde vas a disfrutar de la naturaleza y de toda la gente y cultura que encontrarás en tu recorrido.

Además, en Decathlon disponemos de una amplia gama de productos para equiparte para tu camino, puedes verlos visitando nuestro catálogo completo.

¡Buen Camino!


IMG_20190512_211350
IMG_20190512_211350
Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.