Menú

Ferratas en los Dolomitas

0 53
-/5

¿Quién no tiene una lista de lugares que hay que visitar y cosas que hacer al menos una vez en la vida? La mía es bastante extensa y hace ya tiempo que me propuse ir tachando todos los guiones posibles de la lista.

Corría el mes de septiembre y esta vez el objetivo eran las ferratas en los Dolomitas, y hacer algunas de sus imponentes vías. 

Para el que no los conozca los Dolomitas son una cadena montañosa que se extiende por el noreste de Italia y las vías ferratas son una especie de caminos equipados puestos en paredes de roca, ya sea con clavos o con peldaños de hierro y con un cable de acero al que vamos cogidos para “limitar” los daños en caso de caída. Pues bien, los Dolomitas son la meca mundial de las vías ferratas, allí nacieron, allí empezó todo…

Aunque a día de hoy su concepto es deportivo, no tiene nada que ver con el sentido por el cual nacieron. Como muchas cosas por desgracia en este mundo, tiene que haber una guerra para que aparezcan o evolucionen. 

Así nos remontamos a las primeras décadas del siglo XX, concretamente a la Primera Guerra Mundial, que entre muchos otros países enfrentó al Imperio Italiano con el Imperio Austrohúngaro. Estas montañas estaban en la frontera entre ambos países y con numerosos puertos de montaña con los que controlar los accesos a los valles, eran un terreno muy disputado, donde cada metro ganado costaba gran cantidad de vidas humanas. 

Como el terreno es muy escarpado (como podréis ver en las fotografías) el avance se hacía más difícil aún, teniendo que conquistar las cimas para tener posiciones de control. Es ahí donde entran en valor estas ferratas, como caminos para poder llegar a lo alto de las cumbres dolomíticas.

Las mejores vías ferratas de dolomitas