Menú

QUÉ NECESITO PARA HACER EL CAMINO DE SANTIAGO

2 35062
4.93/5

¡Bien! Empecemos de forma general a hacer un repaso de las cosas básicas que hay que llevarse a una ruta de este tipo desde abajo hasta arriba. He de decir que lo más importante sin duda alguna es un buen calzado y unos buenos calcetines que te protejan y traspiren. ¡Si eso lo tienes cubierto lo demás va casi rodado!

¿Por qué digo esto? Bueno digamos que tus piernas, lleves lo que lleves, van a tirar para adelante. La mochila, si no has hecho una buena elección, a las malas puedes hacer que te la vayan enviando de albergue en albergue. Pero los pies… los pies son los que te van a tener que llevar día tras día, kilómetros y kilómetros hasta la Catedral de Santiago de Compostela. Ellos son los que aguantan todo el peso y el cansancio, y por tanto hay que cuidarlos, darles masajes todas las noches y mañanas, echarles vaselina y equiparlos muy bien.

En cuanto a ropa os aconsejo un pantalón de senderismo básico o de trekking lo más cómodo, flexible y transpirable posible. Que se amolde a los andares, puesto que encontraremos etapas de llanear, pero también tendremos que afrontar muchas cuestas arriba y abajo que necesitan de ti en ese momento que seas muy constante y una buena vestimenta que no ponga impedimento a tus movimientos. Os recomiendo no llevar más de dos pantalones para el día a día y uno, estilo chándal o mallas que os pongáis por las noches.

En la parte superior lo más apropiado son camisetas transpirables, no llevar más de cuatro prendas puesto que se puede lavar en todos los albergues y es exceso de peso innecesario. Un buen cortavientos que te proteja cuando estés ya emitiendo calor y sudando para evitar perder temperatura y así librarte de un resfriado. Una camiseta larga para pasar las noches cuando estés ya limpio y descansado. También es recomendable llevarse una prenda de abrigo para cuando haga frío por las noches y a primera hora de la mañana. Esta prenda de abrigo tiene que ser lo más ligera y compacta posible.

Como complementos resaltaremos los bastones, los cuales te ayudarán a agilizar el paso, a no cargar en exceso las piernas ayudándonos de nuestros maravillosos brazos que también pueden aportar. Yo agradecí enormemente unos guantes con reforzamiento para evitar el frío en las manos y las rozaduras por el uso continuado de los bastones. Una buena gorra ligera y transpirable (a ser posible evitar colores oscuros). Unas gafas de sol para no dañarnos la vista. Un buen chubasquero o poncho puesto que lo más probable es que os caiga lluvia en las tierras gallegas. Una linterna básica (preferiblemente un frontal) para las noches. Esto es debido a que en los albergues se duerme con bastante gente y no puedes estar encendiendo la luz para recoger tus cosas y organizarte dado que puedes molestar a los demás peregrinos. También os recomiendo una pequeña riñonera de viaje en la que podáis meter vuestro móvil, tarjetas básicas, dinero en efectivo y la credencial del peregrino que os acompañará durante todo el viaje. ¡Y, por último, una buena navaja por lo que pueda surgir!

Ahora llegamos a la parte de accesorios. En este campo tenemos muchas posibilidades y distintas combinaciones teniendo en cuenta cómo queremos hacer el camino. Os cuento… existen varias opciones: una de ellas es la que hice yo,  ir con la mochila grande (entre 40-60L) con todas las pertenencias (la cual os recomiendo que no supere los 7 kg de peso, o mejor dicho, el 10% de tu peso corporal). Esta opción requiere más esfuerzo físico y es más sufrida para los pies y la espalda. Es muy importante comprar una mochila que se ajuste perfectamente a nuestro cuerpo y que el peso recaiga siempre, y digo siempre en la cadera. ¡Los hombros tienen que estar obligatoriamente liberados! Esta opción de viaje es la clásica del peregrino y del montañero de toda la vida, por decirlo de alguna forma.

La otra opción, la cual recomiendo, es la que muchos peregrinos están llevando a cabo. Consiste en llevarse una pequeña mochila (de unos 10-20-30L) con sus enseres tales como: agua, chubasquero, cortavientos, bocadillo, pieza de fruta, frutos secos y poco más. Mientras tanto toda su ropa, ya sea en una mochila grande, macuto o maleta, se la lleva una empresa cada mañana de albergue en albergue. Para esta opción hay que reservar en los albergues un día antes puesto que la furgoneta tiene que saber dónde lo deja.

En cuanto al saco de dormir, cantimplora, cubiertos… os cuento. Si vais a albergues privados no es necesario ir con el saco de dormir ni esterilla debido a que dormiréis en camas con sábanas y edredones limpios. Por lo que es un peso menos. Si vais a albergues públicos y municipales sí tenéis que llevaros saco. En este caso lo más adecuado como siempre es que sea lo más compacto y ligero posible. Durante todas las etapas encontraréis fuentes de agua y restaurantes-bares-comederos. Por lo que una cantimplora de un litro es más que suficiente y platos-cubiertos-etc. dependen de si quieres cocinar o no.


¡Mucho ánimo y espero que os sirva de ayuda!

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
#2 MARIA TRIVES
Me ha encantado la descripción de cuales son los equipos necesarios para gran caminata, y sobre todo los prácticos consejos. Se nota conocedora de la información dada. Gracias
#1 ANDREA GRACIA ALCÁZAR
Desde hace tiempo buscaba un blog-artículo que fuera tan específico Para mi marido y yo, que no somos expertos, nos ha venido de lujo este artículo ¡Muchas gracias!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.