Menú

Subida al Teide desde cota cero

0 120
-/5

La experiencia de la subida al Teide

Hace poco Santi nos contaba una manera de realizar la subida al Teide. Consistía en hacer un pequeño trekking de 2 días. Empezar a 2.350m para hacer la subida a la Montaña Blanca y acabar haciendo noche en el refugio a 3.265m. Así al día siguiente hacer cima de madrugada y la posterior bajada en teleférico.

Ruta  0.4.0. Trekking exigente al Teide

En mi caso voy a contarte el trekking más habitual que hacen los aventureros que quieren subir todo el desnivel del Teide. Es una ruta para personas experimentadas en salvar grandes desniveles. Te describiré y enseñaré a base de unas cuantas fotografías, como hacer el Teide desde la Playa Socorro, cota 0m.

Hacía tiempo que tenía en mente subir corriendo al pico del Teide. Ya lo había hecho hasta el refugio con mi hermano Logan, el día de año nuevo, desde las faldas del volcán.  Pero esta vez se presentaba un proyecto mucho más interesante: subir corriendo hasta el pico (3718 m) desde la Playa del Socorro (0 m); la ruta 0.4.0 con 4000 metros de desnivel en 26 km.

Subida al Teide


Una amiga me preguntó si quería ir con ella y un amigo suyo a hacer la subida al Teide, y como me pareció un proyecto bonito, le dije que sí. Se lo comenté a mi amigo Calcat y tampoco dudó. Preparamos el viaje meses antes, pero como suele pasar en estos casos y por diversas razones, se fue retirando gente de la lista y al final solo quedamos Calcat y yo.

La intención era hacerlo corriendo, pero como íbamos un poco justos de físico decidimos seguir con el plan pero haciéndonos un trekking más tranquilos. Así que el día 19 de agosto ‘tiramos millas’ en el barco desde Gran Canaria a Tenerife, el cual sale tirado de precio.

Al llegar a Tenerife nos fuimos hasta la Playa del Socorro, en el municipio de Los Realejos, nos tiramos en la playa y caímos fritos con el sonido de las olas de fondo ¡Espectacular!

Al día siguiente, sobre las 6:00 a.m, nos levantamos, nos pegamos un baño para despejarnos, desayunamos algo, nos pusimos los frontales y empezamos a andar. La primera parte del recorrido, no fue nada del otro mundo y nos sirvió para ir pillando ritmo. Pero cuando empezó a amanecer, y al haber cogido ya algo de altura, el paisaje nos dejó con la boca abierta. Un mar de nubes digno de ver.

Subida al Teide


Poco después comenzó el baile de paisajes. Atravesamos los paisajes típicos de laurisilva y pinos, que nos resguardaban del potente sol y que más tarde llegaríamos a echar en falta. Cuando ya llevábamos un buen rato caminando, nos encontramos con un camión cisterna, preparado para evitar la propagación de incendios. 

Nos abrió el grifo y así pudimos empaparnos de agua fresca y recargar las botellas ¡Una bendición! A medida que se va ascendiendo por esta ruta de la subida al Teide desaparece la laurisilva en primer lugar, manteniéndose el pinar. Poco después va desapareciendo este, quedando solo matorrales y rocas.

Subida al TeideSubida al Teide


Sobre las 10:00 a.m llegamos al desierto pre-volcán. Las temperaturas eran muy altas y el sol pegaba de lo lindo. Fuimos siguiendo un camino marcado y tras menos de una hora aprovechamos para echar una siesta a la sombra de un arbolillo que había fuera del camino, que por cierto, nos sentó genial. Al despertarnos continuamos pasando todo el desierto.

Subida al Teide

Poco después llegamos al paisaje lunar. Los pelos de punta. Y al acabar nos topamos con las faldas del majestuoso volcán.

Subida al Teide


Pasado todo este tramo nos dimos cuenta que nos quedaba poco agua, por lo que la subida hasta el refugio se nos hizo un poquito más dura de lo que en un principio pensamos. Por esto no hay ni una foto de esta parte, ya que no quisimos detenernos e íbamos muy mentalizados de mantener un ritmo que no nos exprimiese mucho.

En cuanto llegamos al refugio de este tramo de la subida al Teide y vimos que estaba abierto, bebimos agua, nos pusimos a hervir más agua para el día siguiente y estiramos. Nos fuimos a dormir pronto. Había que madrugar y ascender el último tramo que nos quedaba.


Subida al Teide

El último tramo lo hicimos de noche. Realmente no tiene perdida ya que es seguir el camino claramente marcado. Fuimos bastante rápido, llegamos a la cima de los primeros y poco a poco se fue llenando. Todos nos quedamos arriba esperando a que Lorenzo se asomara y nos trajera un nuevo día. Las vistas desde arriba no fueron demasiado buenas ya que había mucha calima, por lo que en cuanto comenzó a amanecer decidimos bajar.


Subida al Teide

La bajada se disfruta mucho ya que se ve todo aquello que por falta de luz en la subida se pierde de vista y la verdad que el entorno es muy bonito. La roca volcánica es un espectáculo y la altura hace que se respire un aire muy limpito. 

Deshicimos el camino andado por el paisaje lunar, el desierto, el pinar y la laurisilva, hasta volver a toparnos con el punto de salida: La playa del Socorro. Cogimos el barco ¡y de vuelta a Gran Canaria!

Muchas gracias por leer el artículo sobre la subida al Teide.  Recuerda equiparte adecuadamente para ir a la montaña y si quieres darnos tu opinión puedes dejárnosla en los comentarios. No olcides visitar nuestro Catálogo de Senderismo.


Guillermo Bouzón 

Apasionado del Trekking 

Decathlon Telde

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.