Menú

La fascia muscular, la importancia de su cuidado y los instrumentos de liberación miofascial

0
-/5

La fascia muscular


Cuando hablamos de liberación miofascial tenemos que entender que estamos hablando de mio (músculo) y fascia (envoltura de tejido conectivo), se trata de una serie de técnicas y ejercicios que favorecen y mejoran las disfunciones de la musculatura esquelética (todos aquellos músculos que podemos mover de forma voluntaria) o las limitaciones producidas por dichas disfunciones.

Cada musculo y cada grupo muscular que tenemos en el cuerpo no está suelto, sino que está envuelto por diferentes capas muy finas de tejido conectivo concreto (fascia) lo que une a los músculos entre sí y con diferentes estructuras como huesos, vasos sanguíneos, nervios, etc. generando continuidad y unión entre los tejidos para la mejora de la función y del soporte muscular así como una disminución de la fricción entre estructuras cuando los músculos se contraen y se relajan.

Por lo tanto, es importante entender que la fascia muscular no es una única envoltura de un musculo, sino que son muchas; cada propia fibra muscular, cada fascículo (grupo de fibras musculares), cada músculo (grupo de fascículos) y cada grupo de músculos, están rodeados y unidos por fascias conectadas unas entre otras, por lo tanto estamos hablando de una gran envoltura muscular interconectada.

fascia-1
Fascia-dolor-768x506

Sus funciones y comportamientos


Si entendemos las funciones que cumple esta fascia será más fácil entender cómo cuidarla y en base a qué actitudes y hábitos se deteriora y cómo puede influirnos esto. Podemos nombrar tres funciones principales, las fascias musculares sostiene los diferentes músculos juntos, sirven de frontera entre los músculos para que puedan trabajar de forma independiente y proporcionan una superficie lubricada para que los músculos puedan moverse suavemente los unos contra los otros. Pero en los últimos años se han investigado otras funciones y comportamientos de la fascia muscular, entre otras:

- Tiene capacidad de contraerse y de sentir, su estado afecta a la forma en la que se mueve el cuerpo (tanto normalmente como durante una actividad física) y tienen capacidad de responder al estrés de forma incosnciente.

- Pude ser una fuente potencial de dolor, se expresa de forma diferente al dolor muscular o dolor en la piel.

- Su rigidez o engrosamiento puede derivar en inflamación crónica y dolor continuo.


La importancia de cuidar la fascia muscular y cómo hacerlo

Imagen1
Imagen2

La inactividad, la falta de movimiento, la falta de ejercitación física y de realización de actividad física, el sedentarismo, el pasar demasiado tiempo en la misma postura, la falta de higiene postural, el padecer determinadas lesiones y muchos otros, son factores potenciales en cuanto al deterioro de la fascia muscular. Este deterioro es precisamente lo que puede derivar en factores que hemos citado anteriormente como la rigidez, la adhesión entre fascias musculares, el engrosamiento de las mismas, la falta de movilidad, el empeoramiento de la libre movilidad de los músculos, un mal ROM (Rango de Movimiento), inflamación, dolor crónico, etc.

Para que estas fascias conserven todas sus capacidades y funciones, aparte de estimularlas a través del movimiento, de la actividad física y de la práctica de deporte debemos cuidarlas y favorecer su recuperación mediante técnicas de presión y liberación miofascial. A través de la liberación miofascial vamos a conseguir múltiples beneficios, entre otros:

- Evitar la adhesión entre las diferentes fascias.

- Evitar y reducir la rigidez fascial y muscular.

- Mejora de la movilidad articular.

- Mejora en el aumento del ROM (Rango del Movimiento).

- Mejora de la irrigación (aporte de sangre y como consecuencia aporte de nutrientes y limpieza de metabolitos) a la musculatura y por lo tanto su recuperación.

- Estimular todo el tejido conectivo envolvente del músculo.

- Liberación de puntos gatillo, contracturas leves que pueden derivar en fuertes y liberación de puntos de dolor.

- Mejora tanto la recuperación como la activación muscular.

Para llevar a cabo estos ejercicios de liberación miofascial en Decathlon tenemos disponibles diferentes productos ideales para ello como el Foam roller, el Bastón de masaje, la Pelota de masaje pequeña, Pelota de masaje grande o un Kit masaje 3 en 1, etc. que son los mejores aliados para el cuidado del tejido fascial. Y no sólo estamos hablando de material para el cuidado del sistema esquelético, articular y muscular  de todos aquellos deportistas, sino que son imprescindibles para la correcta promoción, prevención y cuidado de la salud de todos nosotros, tanto deportistas o no.

Si tenéis cualquier duda escribirme a través de los comentarios o acercaros a vuestra tienda Decathlon para ver los productos, testarlos y solventar por supuesto cualquier duda que tengáis al respecto. ¡Os dejo el enlace a diferentes productos que os pueden ser super útiles para realizar ejercicios de liberación miofascial!

¡Un saludo!


IÑAKI ABORRUZA GONZÁLEZ

Grado Universitario en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (Especialidad en Salud)

TD2 Guía de Media Montaña

Grado Superior en T.A.F.A.D


Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.