Menú

EL TRIATLÓN DURANTE EL CONFINAMIENTO

2 94
5/5

    La pandemia del coronavirus ha dejado el mundo del deporte paralizado, con muchos deportistas profesionales y amateurs enfrentando el panorama de meses sin competiciones y, por ende, sin motivaciones. Para muchos de nosotros ha sido muy importante no perder la forma física y, por ello, hemos intentado adaptarnos a una nueva normalidad tanto personal como deportiva.

    Todos los objetivos planteados hasta el momento se han anulado a causa de la situación y, al mismo tiempo, la sociedad nos hemos volcado con el deporte para hacer frente a este virus. Da gusto ver las calles repletas de gente practicando deporte y en parte, gracias a esta pandemia, muchos de nosotros hemos descubierto nuevos proyectos, nuevos deportes y metas por cumplir.

    Los que practicamos triatlón, nos comportamos como triatletas durante las 24 horas del día; cuidamos nuestra alimentación, nuestro descanso y sobre todo disfrutamos al máximo de nuestro entrenamiento. Dadas las características de nuestro deporte, hemos adaptado las sesiones para poder realizarlas en casa, siempre respetando el confinamiento. Sesiones enfocadas al trabajo de movilidad, core, fuerza, propiocepción, técnica de carrera, etc., con el objetivo de mantenernos activos en la medida de lo posible, evitar lesiones en la vuelta a los entrenamientos y no perder de manera notable nuestra forma física.

  • Hábitos del triatleta a causa del confinamiento (READAPTACIÓN)

    Gracias al confinamiento hemos podido potenciar esas debilidades que no prestábamos atención en una situación normal, como por ejemplo, el trabajo de core, de fuerza, el trabajo funcional, ejercicios de estabilidad, etc. Todos estos ejercicios están enfocados a la prevención de lesiones y son un seguro a la hora de comenzar la planificación del entrenamiento, ya que te permiten fortalecer toda la musculatura que posteriormente será sometida a un estrés continúo provocado por las cargas de entrenamiento, convirtiendo el confinamiento en una PRETEMPORADA ATÍPICA.

    A su vez, la alimentación ha pasado a ser una cuestión mucho más importante si cabe, ya que nuestro gasto energético ha cambiado por completo. Veníamos de tener una carga alta de entrenamiento enfocada a los primeros objetivos de la temporada y a causa del confinamiento, hemos pasado a tener mucha menos actividad. Por tanto, hemos tenido que reinventarnos y proponer nuevas alternativas nutricionales. Por ejemplo, reducir la ingesta calórica un 50%, un recorte considerable de los HC de absorción rápida o un aumento del consumo de fruta y verdura.

    A la misma vez que se han potenciado valores como la fuerza o la flexibilidad, hemos tenido un descanso notable y le hemos dado al cuerpo toda capacidad de adaptación. Un alto porcentaje de nuestra vida diaria ha sido dedicado al descanso, algo que en condiciones normales nos falta en la mayoría de los casos.

  • Cambios estructurales en el entrenamiento

    Como bien sabemos, el triatlón se compone de tres disciplinas: natación, ciclismo y carrera a pie. Salvo excepciones, la gran mayoría de los deportistas no tienen ni una piscina en casa, ni una cinta de correr, pero sí que muchos triatletas o ciclistas disponemos de rodillo o hemos acabado con las existencias de estos.

    En lo que a la disciplina acuática se refiere, hemos pasado de hacer el 100% del volumen de entrenamiento dentro del agua a hacer aproximadamente el 80% en seco a nivel preventivo, adaptando la técnica de natación a ejercicios de fortalecimiento sobre todo de tren superior (ejercicios de rotadores, de escápulas, hombros, movilidad articular, etc.) con gomas y bandas elásticas.

    El triatleta se ha convertido predominantemente en ciclista durante estos meses, ya que ha encontrado en el rodillo su mejor aliado, trasladando el pedaleo en exterior al pedaleo sobre el rodillo. A nivel de entrenamiento, hemos tratado de no perder las adaptaciones adquiridas en el pasado, trabajando la intensidad por encima del volumen. Si bien es verdad, hemos tenido que prestarle mucha atención a la deshidratación y a la termorregulación del cuerpo durante los entrenamientos de ciclismo, aportando suplementación de sales minerales durante cada entrenamiento y alternativas a la ventilación de los espacios utilizados.

    Por último, la carrera la hemos trabajado a través de ejercicios de técnica, de pliometría, estabilidad y propiocepción, tratando de simular ese contacto continuo con el suelo y así, no perder la adaptación con el entrenamiento y prevenir futuras lesiones. El trabajo de CORE y fuerza ha pasado a ser una parte fundamental ya que toda la estabilidad de nuestro cuerpo pasa por tener un core de acero, muy importante en el triatlón.

  • Motivación VS COVID-19

Como consecuencia de esta situación, hemos tenido que readaptarnos a nuevos cambios para tratar de encontrar la motivación a entrenar cada día, tanto a nivel popular como de alto rendimiento. En este caso, los entrenadores y los psicólogos deportivos han pasado a un primer plano, dando ese apoyo moral y psicológico que, en muchos casos, se ha visto afectado.

Como nuevas motivaciones, los entrenadores y los deportistas, han demandado nuevas estrategias de entrenamiento, y de manera obligada se han visto en la necesidad de evolucionar en este sentido. En este caso, el entrenamiento por potencia ha sido, en la mayoría de los casos, un aliado en los entrenos, ya que, tanto en rodillo interior como a la hora de cuantificar cargas de entrenamiento y evolución del deportista, nos ha ayudado a mantener un nivel de motivación alto. Palabras como FTP (umbral de potencia funcional) o potencia normalizada (Normalized Power) han pasado de ser unas desconocidas a formar parte del vocabulario de deportistas aficionados y profesionales.

Dada la situación, nos hemos visto obligados a recurrir a plataformas de entrenamiento en grupo, buscando la motivación y el hecho de pasar un rato ameno con nuestros compañeros deportistas, tanto a nivel de clubes deportivos, como a nivel mundial a través de plataformas como zwift. Al mismo tiempo, la motivación que el deportista de alto nivel encontraba en sus próximos resultados, se ha tenido que reenfocar y esa planificación canalizarla en cuanto a mejora del deportista.

Son momentos de incertidumbre, pero estamos seguros que volveremos a vernos en competiciones cercanas.

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
#2 PABLO CH
Enhorabuena por el articulo identificado totalmente como deportista
#1 SEBASTIÁN DEL ÁGUILA PEREZ
Artículo muy interesante y con el cual nos sentimos muy identificados

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.