Asana vídeo 7: Torsión Ardha Matsyendrasana

Comentarios 0 11 -/-
FacebookTwitterEmail

Torsión Ardha Matsyendrasana

¡Hola yoguis! Hoy voy a hablaros sobre la postura que realizo en el vídeo 7 de la colección de vídeos de posturas de yoga de Decathlon España.

Como veis se trata de una media torsión de tronco, conocida en sánscrito como Ardha Matsyendrasana. Vamos a fijarnos en su ejecución para hacerla lo mejor posible y disfrutar de sus beneficios.

1Partimos desde virasana (postura del héroe).

2Dejamos caer suavemente la cadera hacia el lado izquierdo apoyándola en el suelo.

3Estiramos la pierna derecha y la flexionamos pasándola por encima de la pierna izquierda hasta llegar a apoyar la planta del pie a la altura de la rodilla que está en el suelo.

4Llevamos el brazo derecho hacia atrás y apoyamos la palma de la mano lo más cerca posible de la cadera izquierda. Esto nos ayudará a mantener estirado y alineado el tronco, pero no cargaremos el peso de nuestro cuerpo sobre nuestra mano.

5Elevamos el brazo izquierdo estirando el eje vertebral mientras inhalamos.

6Retenemos el aire dentro y giramos, comenzando la torsión desde nuestra cadera.

7Exhalando llevamos el brazo hacia la cara externa del muslo de la pierna flexionada (rodilla cerca de la axila), apoyando la palma de la mano en la pierna.

8Inhalamos de nuevo y estiramos el eje, exhalamos y absorbemos el abdomen, mientras giramos más el tronco. Nos ayudará a rotar la fuerza que ejercemos con nuestra palma de la mano sobre la cara del muslo externo de nuestra pierna flexionada. Hay que recordar el orden de torsión: cadera, zona lumbar, dorsal, hombros y por último las cervicales.

Ahora os hablaré de los beneficios y de las precauciones a tener en cuenta para esta asana. Esta explicación es válida para la familia de posturas en las que se realice una torsión de tronco.

  • Fortalece los músculos de la espalda, hombros y cuello.
  • Comprime la musculatura abdominal, haciendo que nuestra sangre se dirija hacia ese punto, oxigenando y estimulando así a los órganos y mejorando la digestión.
  • Alinea, flexibiliza y fortalece la columna vertebral. Al realizar la torsión del tronco la sangre llega hasta los músculos intervertebrales. Esto frena el anquilosamiento tan común de esta parte de nuestro cuerpo a causa de la inactividad física y del envejecimiento.
  • Ciertas lesiones en la columna vertebral. Es recomendable si se sufre cualquier lesión o patología preguntar al médico o médica qué movimientos evitar.

Por último, comentar la parte energética de la asana. En mis prácticas en las asanas de torsiones de tronco visualizo como dos canales de energía que se entrelazan entre ellos y entre la columna. Mientras mantengo la postura y respiro, pienso en movilizar esa energía desde la raiz (la cadera) a la cabeza, y esos dos canales, son energías contrarias, luchas internas entre lo que siento , lo que quiero y lo que hago. 

Al retomar la postura inicial es como si esos dos canales se alinearan y todo fluye, sin presiones y con mayor claridad mental.

¡Gracias por leer mi artículo! Si quieres saber más sobre la postura practicada déjame un comentario o consulta nuestro catálogo de material de Yoga.

Paz y amor, namasté 


Noemí Castro Fernández 

Apasionada de textil y material de fitness  

Decathlon Lugo

: