Menú

Halasana y Salamba Sirsasana

0 72
-/5

Asanas clásicas del Yoga

¡Hola yoguis! Vamos a finalizar con los pequeños vídeos donde os muestro asanas, y qué mejor manera de terminar este ciclo que con las posturas de Halasana, y en especial, con Salamba Sirsasana.

Halasana

Voy a comenzar hablando de manera más concreta sobre Halasana, ya que, a través de esta postura activamos el quinto chakra, como pasa con la postura de la vela. 

Os describo los pasos a seguir para una buena ejecución de Halasana:

  • Nos acostamos boca arriba, con las piernas y los brazos estirados, palmas sobre la esterilla.
  • Lleva el mentón hacia la garganta, imagina que tienes una pelota de tenis bajo el mentón y que tienes que sujetarla. De esta forma, estiras las cervicales y todo el eje vertebral.

  • Inhalamos y levantamos las piernas de la esterilla hasta su verticalidad. En la misma inhalación, empujamos con nuestras manos hacia el suelo para llevar las piernas por encima de nuestra cabeza, separando la zona lumbar y parte de la zona dorsal de nuestra columna vertebral del suelo. No olvidarse de mantener en contracción la zona abdominal.

  • Exhalando, flexionamos los codos y colocamos nuestras palmas sobre la región lumbar y vamos llevando nuestras piernas por encima de nuestra cabeza, estiradas, hasta que nuestros pies toquen el suelo. Las manos colocadas en la zona lumbar nos ayudan a llevar los pies hasta el suelo basculando el peso hacia la cadera y liberando la zona cervical de tensiones.

  • Una vez que nuestros pies se apoyen en el suelo, estiramos los brazos con las palmas de las manos tocando la esterilla.
  • Calma la mente, relaja y ayuda a estar concentrados.
  • Estimula las glándulas tiroides y paratiroides.
  • Estimula y masajea los órganos abdominales.
  • Lesiones cervicales.
  • Hipertensión.

Salamba Sirsasana

Ahora, vamos a pasar a analizar la postura de Salamba Sirsasana. Es la reina de las asanas por ser la más efectiva de todas. Al encontrarnos en la postura de inversión y con peso en la cabeza estimulamos el sexto chakra Ajna Chakra o chakra del tercer ojo. Este chakra se relaciona con la percepción consciente del ser, por lo tanto, un funcionamiento armónico aparece cuando somos conscientes de las manifestaciones externas de nuestro ser sin dejarnos influir por prejuicios instaurados. Tendremos una percepción más amplia de la realidad y superaremos los esquemas meramente racionales, siendo más intuitivos. Un funcionamiento inarmónico se relaciona con falta de intuición, rigidez intelectual, exceso de razón e intelecto y creencia únicamente en aquello científicamente probado.

Salamba Sirsasana, es la asana reina, y al ver los beneficios sabréis el por qué:

  • Nutre el cerebro.
  • Alivia el estrés, equilibra los procesos mentales, ayuda a la concentración y agiliza la memoria.
  • Estimula las glándulas pineal y pituitaria. Al estimular esta última, hará que estimule todas, ya que es la encargada del buen funcionamiento del sistema hormonal del cuerpo.
  • Alivia y descansa las piernas siendo excelente para tratar problemas de circulación y varices.
  • Rejuvenece el cuerpo al nutrirlo por completo, beneficia en general al sistema muscular, nervioso y digestivo.
  • Lesiones en la espalda y/o cuello.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión alta.
  • Si te estás iniciando en la postura, colócate cerca de una pared por si pierdes el equilibrio.

Y para completar el vídeo y ayudaros más para aprender a hacer la asana os dejo un guión con los pasos para su ejecución:

  • Siéntate sobre tus talones. Inclínate hacia delante elevando tus caderas para apoyar los codos sobre la esterilla.
  • Agarra con cada mano el codo contrario y mantén los codos anclados. A continuación, separa las manos y entrelaza los dedos juntando las palmas. Sin despegar los dedos, separa las palmas formando una especie de cuenco.

  • Inclínate hacia delante y coloca la cabeza en la esterilla. Encaja la cabeza en ese cuenco, las palmas están en contacto con la coronilla y los pulgares se apoyan en la parte posterior del cráneo.

  • Exhalando, con las plantas de los pies en el suelo estiramos las piernas y vamos caminando hacia la cabeza, elevándose la cadera y verticalizando la columna.

  • Cuando el peso se encuentre en el triángulo formado por tus brazos y cabeza, inhalando separamos los pies del suelo con suavidad, flexionando las rodillas.

  • Estirar las piernas lentamente hacia el cielo.

Para finalizar os dejo dos fotos con modificaciones de las dos asanas analizadas.

 Halasana y Salamba SirsasanaHalasana y Salamba Sirsasana 

Ahora sólo queda practicar las posturas de Halasana y Salamba Sirsana. ¡Espero comentarios yoguis! 

Para más información, también puedes consultar nuestro catálogo de Yoga.


Paz y amor, Namasté. 

Noemí Castro Fernández 

Apasionada del textil y material 

Decathlon Lugo

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.