Menú

¿Cómo es la respiración en la práctica de Yoga?

0 97
-/5

Acercándonos un poco más a la respiración en nuestra práctica diaria

El yoga es la práctica de silenciar la mente.

Este aforismo, tan simple a primera vista pero tan profundo a medida que nos vamos adentrando en cada una de sus palabras, fue dicho por primera vez por Patanjali, uno de los pilares fundamentales en la filosofía del yoga. Una vez más, el yoga nos sorprende con su infinita sabiduría: El yoga es la práctica de silenciar la mente… ¿Será eso realmente posible?

Sí. Las palabras constituyen parte fundamental de nuestra realidad. Y si así lo dice la literatura espiritual más antigua de la historia, ¿cómo ignorarlo?... Ahora, también nos advierte que será un camino largo…Pero, mientras antes comencemos a dar pasitos, ¡más pronto que tarde viviremos la experiencia, nos acercaremos a ese silencio, a ese samadhi!

Y, ese primer paso hacia silenciar la mente, para trabajar con ella mano a mano, es nuestra respiración. 

La respiración  en el yoga es asociada con la palabra en sánscrito de pranayama. Entendiendo esta, específicamente, como la  extensión de la energía vital. Dicha energía, se mueve a cada segundo por todo nuestro cuerpo  y centros energéticos, y constituye el vehículo imprescindible que une y coordina nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo mental.

Cuando estamos atentos a nuestra respiración, cuando nos enfocamos en nuestras inhalaciones y exhalaciones, nuestra mente comienza a centrarse, a desarrollar un estado de conciencia más sutil al que tenemos en nuestra vida cotidiana, y es precisamente éste el único requisito necesario para comenzar a afinar nuestra atención y traer nuestros sentidos hacia adentro. Este pequeño acto, nos lleva a estar completamente en nuestro momento presente, con los pies y el corazón en nuestra esterilla. Unificar nuestra atención en la respiración con la danza de nuestro cuerpo durante nuestra práctica de posturas nos empieza a dar un primer bocado de ese silencio, de ese estado meditativo al cuál se refiere Patanjali en su frase.  

Respiración y Yoga

Entendiendo un poco la importancia de vibrar con nuestras inhalaciones y exhalaciones, aprovecharemos estas líneas que nos restan para introducir la respiración ujjayi o respiración victoriosa: la técnica comúnmente utilizada durante nuestra práctica de asanas. 

La respiración victoriosa lleva su nombre, ya que, como venimos conversando, indica la victoria de la mente sobre nuestra desconcentración. Es una respiración que se centra en tres características centrales:

  • Es una respiración en donde siempre se inhala y exhala por la nariz. Tratamos de centrarnos en prolongar nuestras inhalaciones y exhalaciones lo más posible – tres o cuatro tiempos – para calmar el sistema nervioso central y calmar nuestras pulsaciones.

  • Es una respiración diafragmática. Procuramos de que el aire llegue a la zona baja de nuestros pulmones para aumentar poco a poco la capacidad respiratoria y hacer que nuestra respiración sea profunda y completa.

  • Es una respiración sonora. Contraemos ligeramente la garganta – la epiglotis – al inhalar y al exhalar, generando un sonido similar a las olas del mar que nace de nuestra garganta y simplemente cautivándonos y moviéndonos con  su sonido.

Todos estos componentes, en conjunto, nos ayudan poco a poco a no solo centrarnos en el acto de inhalar y exhalar, sino, además, en escucharla, y poder estremecernos más fácilmente a su ritmo. Podemos iniciar practicando esta respiración acostados sobre nuestra esterilla o en una postura cómoda de piernas cruzadas  (utilizar para mayor comodidad, el bolster o cojín de yoga de Decathlon)  y poco a poco, con la práctica de yoga y sintiéndonos más cómodos con esta respiración, buscamos incorporarla a toda nuestra práctica de asanas o posturas.

Recordemos, sobre todo, que yoga va mucho más allá de los ejercicios que podamos realizar con nuestro cuerpo, por eso, al incorporar nuestra atención a la respiración yoguica, podremos lentamente, empezar a colorear nuestra práctica de nuevos colores y sobre todo, empezar a experimentar ese anhelado silencio de la mente… Así que ¡A practicar, a respirar de forma consciente!

Si quieres más información sobre la técnica de respiración te animo a dejar un comentario en la entrada o consultar nuestro Catálogo de Yoga.

Maria Fernanda Márquez 

Apasionada de Yoga y Pilates 

Decathlon de La Rosaleda

Comentarios
Comenta esta publicación:
  He leído y acepto las reglas de publicación de las opiniones
Autorizo a Decathlon a recopilar mis datos personales (nombre, apellidos, correo electrónico...) para publicar mi opinión
En Decathlon, nos ocupamos de tus datos personales
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.